Acepta que todo viene de arriba

Subyugarse es aceptar que todo viene de arriba y tratar siempre de identificar que no hay nada más que el Creador. Así, veremos que el Creador es bueno y hace el bien, esa ya es la siguiente etapa. Necesitamos dos correcciones para pasar a la etapa del embrión espiritual.

La base del trabajo interno es en la decena: en su construcción y sensación y en la conexión con los amigos. Individualmente no trabajamos con el Creador. Sería un error muy grande y grave permanecer desconectado del Creador, usar a la decena de forma egoísta, sin pensar en la conexión y así, esperar tener conexión con el Creador.

Sin embargo, si entiendo que mi conexión con el Creador y Su conexión conmigo sólo está en la decena, entonces nos conectamos en un todo; yo, la decena y la fuerza superior son como Israel, la Torá y el Creador, que son uno.1

Pasar de Lo Lishmá, de donde venimos, a Lishmá, es que, en cualquier lugar, en cualquier estado y en todo lo que piensas, ves, sientes y tratas de ubicar al Creador como la fuente única de todo lo que sucede. Esto también se llama Lo Lishmá, porque le da al hombre un sentimiento bueno, consuelo y alegría, pues depende del Creador y no de sus enemigos ni de los que lo odian ni del azar ciego.

Todo lo que vemos en la naturaleza inanimada, vegetal, animal y del hombre es influencia del Creador y nada más. Por lo tanto, eres feliz al estar bajo el gobierno correcto que busca llevarte a la corrección final. Siempre te aferras al Creador, como el bebé se aferra a su madre.

En la medida de lo posible, en ningún momento, abandonas al Creador como la causa de todo lo que sucede y, te siente bien. Este estado se llama «Lo Lishmá» porque aún hay interés propio: te ayuda a sentirte bien.

Sin embargo, si deseas estar conectada al Creador, sin beneficio personal, sin importar si tus sentimientos son agradables o desagradables, entonces buscas pasar al estado de Lishmá. En este estado, elevas tanto la grandeza del Creador que deja totalmente de pensar en ti mismo. No te importa cómo te sientes, lo principal es decidir que el Creador es la fuente de la realidad, por lo tanto, Le das satisfacción sin ninguna consideración para ti mismo. Esto significa que de Lo Lishmá llegas a Lishmá.2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 12/mar/19, Rendición (subyugación).
1 minuto 1:40
2 minuto 7:00

Material relacionado:
Rendición, división, mitigación
La paciencia es la cualidad más importante
Orgullo humillante y gran auto anulación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta