Es difícil de creer, pero sucederá

Si alguna parte del mundo no funciona a la perfección, es señal de que hay una falla en mí. El fin de la corrección debe realizarse en la práctica, en el mundo en el que vivimos. Intención de otorgar, distribución adecuada, buenas relaciones, todo esto debe lograrse aquí. Todos estarán preocupados por satisfacer a los demás. Esto se convertirá en su trabajo, en su mayor deseo. La intención debe estar unida a la acción. El amor guiará al hombre y forzará su deseo para que sea igual al deseo del Creador.

Es difícil de creer, pero sucederá. De acuerdo con el programa de la creación, la Luz superior descenderá a través de todos los mundos hasta el punto más bajo y convertirá a la creación en el mundo del infinito. Ni una sola parte puede quedar sin corrección ni sin convertirse en otorgante. Como escribieron los profetas: “El lobo morará con el cordero …”, así será. Los opuestos convivirán pacíficamente.

Todos los mundos espirituales y el mundo corporal alcanzarán la total corrección. Es decir, debo alcanzar tal conexión con toda la humanidad que el Creador se revelará entre nosotros y, de la unidad dentro de Israel, la conexión se extenderá a todas las naciones. Y desde la humanidad, la conexión se extenderá a los animales, luego a las plantas y finalmente a la naturaleza inanimada.

Todo estará en equilibrio. En este momento, todos los niveles de la naturaleza están fuera de equilibrio por la influencia humana. El mundo alcanzará corrección total, armonía completa, donde todos cuiden a todos y estén incluidos en todos. Así, incluso la partícula más pequeña, un pequeño insecto, estará integrado en el hombre y contendrá todos los mundos.

El punto más bajo, el centro de la creación, es el punto de este mundo, el extremo final del descenso de todos los mundos. Al final de la corrección, este mundo obtendrá la misma importancia que el mundo de Atzilut. Pero, no hablamos de las formas corporales imaginarias que vemos ahora: plantas, árboles y animales. Hablamos de las fuerzas detrás de ellas, de su concepto. Todos estos conceptos serán elevados al nivel de otorgamiento.

Vivimos en un mundo imaginario porque es así como se revelan las fuerzas espirituales. Por lo tanto, no necesitaremos corregir las formas corporales, sino que al corregir los Kelim espirituales, este mundo cambia y todas sus partes se integrarán, se unirán. De hecho, el lobo vivirá en paz junto al cordero y todo se unirá en un todo, en un HaVaYaH.1
De la 3a parte de la lección diaria de Cabalá 3/mar/19, “Construyendo la sociedad futura”
1 minuto 5:35

Material relacionado:
Todo desciende del programa superior
La lógica superior del programa de la creación
Sentir la creación verdadera

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta