entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 23/abr/19

¿Qué podemos aprender del faraón?

Del faraón podemos aprender lealtad al Creador. Él hace su tarea meticulosa, fiel y desinteresadamente. Es un verdadero esclavo del Creador como ningún otro. De hecho, es un poder creado por Él, opuesto al Creador, sin libre albedrío…

Sales de Egipto, de la esclavitud del ego, cuando te sientes bajo su control total, no puedes alcanzar al Creador, cualidad de amor y otorgamiento. Sólo si sufres esa esclavitud y te esfuerzas al máximo por la cualidad de otorgar y conectar con otros, puedes salir a la libertad.

El poder del egoísmo en el hombre (salida de Egipto) termina cuando está convencido de que no puede descender más al egoísmo y le pide al Creador sólo y únicamente su liberación del poder del egoísmo, del faraón, para adquirir la cualidad de otorgamiento.

Antes de que superemos el egoísmo, salgamos de él, el egoísmo se despierta cada vez con más fuerza y no hay esperanza para la salvación. Sólo la fe en la ayuda del Creador mismo trae la esperada salvación del egoísmo, cuando queremos estar bajo el control total del Creador.

Antes de liberarse del ego Israel estaba totalmente inmerso en los 49 pasos de puro egoísmo. Y sólo entonces, el Creador se reveló y le rescató. Hasta el logro del egoísmo total, de sus 49 niveles, Israel pensó que podía liberarse con las fuerzas del Creador y no por Él mismo.

Si deseas actuar en bien del Creador, el ego no te da energía y estás inmerso en el egoísmo. ¡Es la sensación de ego, sin intención en bien de la verdad! Lo único que puedes hacer es apelar al Creador y pedirle ayuda, pues Él creó tanto el ego como la intención «en bien propio».

Para empezar a darme cuenta del ego, debo anhelar la conexión del grupo, comprender que sólo con unidad puedo revelar al Creador, el deseo de otorgar, eso va contra de mi naturaleza, lo único que me ayuda es mi intento por unirme a otros, revelar el ego y orar al Creador.

Todo lo que nos sucede antes de que nos sintamos inmersos en el egoísmo y salgamos de él, es sólo para que podamos sentir que el Creador lo gobierna todo, para tener la sensación de Su singularidad: esto es el éxodo del exilio hacia la verdad.

Al principio el hombre se siente esclavizado por el ego, el faraón, y es rechazado del trabajo del Creador. Hasta aquí es realmente gobernado por el ego. Pero cuando se percata de que el Creador le hace esto: «Pues no hay otro», ¡él de inmediato es consciente de su redención!

Si anhelas al Creador, Israel, dentro del mal, del gobierno del Faraón, el Creador te libera del exilio del ego y te da la cualidad de otorgar. Esta transformación personal se llama «milagro del éxodo de Egipto». Debes creer que así el Creador liberará a todos de forma milagrosa.

Nuestro trabajo es revelar nuestro egoísmo. Ver que la salida del gobierno del ego es la recompensa y, que nuestros esfuerzos sólo sean en bien del deseo del Creador, con base en nuestra sensación de Su grandeza. Nuestra recompensa será cumplir su deseo. ¡Trabajo=recompensa!

El exilio en Egipto, el gobierno del Faraón, significa que la conciencia (Daat) de que debemos trabajar en bien del Creador, de la unidad, del otorgamiento, está bajo el gobierno del egoísmo y cada uno trabaja para sí mismo.

El cuerpo espiritual del hombre está formado por pensamientos, deseos y acciones. Para que estas partes del cuerpo actúen correctamente, lo que necesitamos que hagan, es preciso que alcancen las cualidades de fe (Emuná) y de temor (Yirat Shamaim).

El Partzuf superior, el Creador, trabaja de manera tal que, si hablas de la posibilidad de dar a las criaturas, Él te oye instantáneamente. Escuchar es tomar un deseo elevado y elevarlo más. Arriba, la luz se viste en tu deseo y todo este «paquete» se transmite a las criaturas.

Si no encontramos cambios en nuestro camino quiere decir que no los estamos pidiendo. El avance espiritual puede suceder sólo si damos a conocer nuestras necesidades y solicitudes previamente formadas.

Los problemas de la gente son tuyos, pero los escuchas de otros. Te mezclas con partes de tu alma. Nunca oirás nada que no se aplique a ti. Actúa para devolverlos a sus lugares dentro de ti. Parecen externos debido a tu percepción errónea.

De Twitter, 23/abr/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 10/abr/19
Mis pensamientos en Twitter, 9/abr/19
Mis pensamientos en Twitter, 8/abr/19

Mis artículos en los medios, marzo de 2019

En inglés:

Medium:

          “Is Macron the European Moses?

BlogActiv:

          “Is Macron the European Moses?

The Times of Israel:

          “An Open Letter to Jared Kushner: Unity, the Ultimate Peace Deal
          “Is Macron the European Moses?
          “Why is Purim Important Today?

Thrive Global:

          “International Women’s Day 2019: Nature’s Recipe for Gender-Balance

Breaking Israel News:

          “How Trump Can Help the Chosen People

Jewish Boston:

          “The Significance of Purim for Jews Today

Noteworthy. The Journal Blog:

          “International Women’s Day 2019: Nature’s Recipe for Gender-Balance

Linkedin Article:

          “Kabbalah Is Open Source Code for Rebooting Society

En francés:

The Times of Israel:

          “8 mars : Les femmes sont à l’honneur

En español:

Huffington Post Spain:

          “Lista: Nave espacial a la luna, un Oscar y antisemitismo

[244306]

Pide lo que el Creador quiere darnos

El Creador creó la creación con el deseo de disfrutar, que es opuesto al Creador. La naturaleza inanimada, vegetal y animal actúa por instinto y no puede cambiar nada. Sin embargo, al hombre se le da oportunidad de cambiar su naturaleza, si encuentra la manera de dirigirse al Creador y pedirlo.

Si la persona organiza un entorno en el cual puede recibir deseos opuestos a su naturaleza original, puede formular una necesidad ante el Creador y pedir el deseo de otorgar. El Creador le dará una segunda naturaleza para que pueda usar su deseo de disfrutar con la intención de otorgar. Así, el hombre se vuelve similar al Creador.

El Creador recibe placer cuando le exigimos a Él, porque su deseo es otorgar: mientras más recibimos de Él, más le otorgamos. No podemos darle nada, excepto nuestro deseo, que requiere satisfacción. Sin embargo, es necesario pedir sólo para que el Creador disfrute, esa es la intención correcta. Si yo pido porque me siento mal, sigue siendo una petición egoísta.

La solicitud correcta es pedir lo que el Creador quiere otorgarnos. Es como un niño que quiere una pelota, pero sabe que le dará más placer a su padre si le pide una enciclopedia. Sin embargo, el padre siente a su hijo y no puede ser engañado. Por lo tanto, el hijo debe estar en el entorno correcto, uno que cambie su deseo para que, en lugar de jugar fútbol, esté más interesado en estudiar geografía.

Así acudirá a su padre y le pedirá, de todo corazón, un libro, causándole así, inmenso placer, no por el libro en sí, sino por el hecho de que se cambió a sí mismo, siguiendo el ejemplo de su padre. El trabajo completo del hombre es pedir, pero siempre pedir las cosas correctas para que el Padre disfrute de nuestra solicitud. Esto se llama «hacer tu deseo como su deseo».1

Está escrito: “Mis hijos me derrotaron”. Quiere decir que, todo el tiempo, debemos influir en el Creador para que nos corrija, nos atraiga y nos haga avanzar. Sin embargo, se puede influir en el Creador sólo en la medida de la similitud de nuestras propiedades. Es imposible acercarse a Él con gritos y peticiones—se necesita conexión entre nuestras propiedades. Esas propiedades aparecen sólo bajo la condición de que estoy en el entorno correcto, en la decena construida en similitud con el Creador. Si transferimos nuestros deseos de otorgamiento al Creador, recibimos el poder de conocerlos de Él. Así vamos del amor a los seres creados al amor al Creador.2

Si elevamos la solicitud correcta al Creador, comenzamos a entender su respuesta y a apreciar lo que recibimos de Él. Tal vez, como un niño, pedí una pelota y el padre me regaló un libro de geografía. Luego veo que es más útil el libro y que debo cambiar para percibirlo como regalo del Creador y no estar enojado por no haber recibido la pelota. Si trabajo correctamente en la decena, veré que el mundo está siendo mejor para mí. 3

Toda la materia es deseo de disfrutar. Cada elemento, cada átomo, quiere preservarse a sí mismo, su estructura, su naturaleza y su textura. Cada partícula existe debido a que resiste su destrucción. Para dividir una pequeña partícula elemental, se construyen enormes instalaciones, colisionadoras. Se necesita mucha energía para dividir una partícula y ver en qué consiste. Esto muestra que el Creador inculca en cada partícula un fuerte deseo de disfrutar. En el esfuerzo por dividir las partículas elementales, esencialmente estudiamos lo que el Creador colocó dentro de la creación.

Mientras más simple es el material, más fuerte es su deseo de disfrutar. Mientras más se desarrolla la materia, más complicado se vuelve este deseo y por lo tanto, se debilita y ya no puede mantenerse. Por eso, los elementos más pesados comienzan a emitir energía, radiación y se descomponen.

La partícula primitiva, más inerte, tiene mayor fuerza recibida del Creador. Por lo tanto, mientras más desarrollada es una persona, tiene más dudas, problemas y altibajos. Sin embargo, si se congela al nivel inanimado, no se preocupa por nada y continúa hoy como ayer.4

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 8/abr/19, Escritos de Baal HaSulam, Shamati, artículo 115, «Inanimado, vegetal, animal y hablante»

1 minuto 15:00 – 1:01:00

2 minuto 1:18:00

3 minuto 1:20:00

4 minuto 1:46:25

Material relacionado:
Pidiendo la ayuda del Creador
Pidiendo amar
Crecer de una petición caprichosa hacia una demanda válida

Medios para alcanzar al Creador

Pregunta: Los cabalistas dicen que la sensación del Creador no es más que la sensación de nuestra conexión mutua ¿esto significa que el Creador es revelado, no dentro de mí, sino en la conexión entre yo y otras personas?

Respuesta: Es sólo una herramienta auxiliar para la revelación del Creador. El hecho es que el Creador es la fuerza otorgante, de placer y de desarrollo. Él actúa a partir de sí mismo.

Para sentirlo a Él, necesitamos desarrollar una fuerza similar y adecuada que otorgue y de placer. No existe una fuerza así en nosotros. Sólo tenemos la fuerza de recibir.

Por lo tanto, lo más importante para alcanzar al Creador es crear el poder de otorgamiento en nosotros mismos, en adición al poder de recibir. Al mismo tiempo, no cambiamos nada, permanecemos como somos, sólo nos complementamos con otra fuerza.

Al desarrollar el poder de otorgamiento, comenzamos a sentir todo de acuerdo a la ley de similitud con el Creador. De acuerdo a la ley de similitud, sentimos lo que existe a nuestro alrededor, en nuestra propiedad de recibir, de la misma manera podremos sentir al Creador en la propiedad de otorgamiento que desarrollamos.

Podemos formar esa propiedad, sólo bajo ciertas condiciones de conexión mutua, cuando nos reunimos en grupos y estudiamos Cabalá, eso explica cómo podemos estar interconectados. En esta conexión comenzamos a construir un sistema llamado, propiedad de otorgamiento. Sólo así se puede lograr la propiedad del Creador y en ésta, como en un nuevo órgano de sensación, comenzamos a sentirlo a Él.
[243412]
De Kabtv “La esencia de la ciencia de la Cabalá, parte 4” 12/nov/18

Material relacionado:
La Cabalá es el método para revelar al Creador
La única oportunidad de revelar al Creador
El método para revelar al Creador

Nueva Vida #217 – Rivalidad entre hermanos, parte 2

Nueva Vida #217 – Rivalidad entre hermanos, parte 2
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resúmen

Los padres pueden cultivar un comportamiento deseado en sus niños para que se relacionen entre sí, demostrándolo con su actitud hacia el trato mutuo de los niños. Si la relación entre hermanos parece empeorar, a pesar de haberlos educado, a la línea de misericordia del enfoque de los padres, se debe incorporar una línea de juicio más fría y mecánica, pero debe hacerse gradualmente. Los niños necesitan descubrir la necesidad de equilibrio en las relaciones. De esta manera, pueden crecer adecuadamente y se darán cuenta de que su vida está en sus propias manos. Para que la familia se vuelva integral y armónica, como lo requiere la naturaleza, los niños necesitan aprender a comprometerse y a dar a cada hermano igual valor.
De Kabtv “Nueva Vida #217 – Rivalidad entre hermanos, parte 2” 28/jul/13
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 23/abr/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, volumen 1, artículo 20, «El que endurece su corazón» (1985)
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora