Energía del aire

El deseo egoísta funciona perfectamente en este mundo cuando con claridad ve la recompensa, puede calcular los beneficios de sus acciones y decide dónde y cuándo esforzarse. El egoísmo puede pelear por la recompensa.

Sin embargo, cuando se trata del deseo de otorgar, no tenemos fuerza para producirlo. No vemos ninguna recompensa y no tenemos ninguna motivación para actuar. Resulta que la necesidad de actuar en aras del otorgamiento cancela nuestro deseo de recibir y no podemos movernos. Sentimos como si no tuviéramos brazos ni piernas ni cabeza ni energía. Si no hay motivación, no puedo moverme, me quedaré en cama.

Necesito algún tipo de incentivo para levantarme. Entonces, vienen los problemas que me afligen. Después caigo en cuenta que los problemas en realidad son buenos para mí. Porque me despiertan para actuar.

Si no trabajamos con nuestro deseo de recibir, no podemos hacer nada. Todo se detendría. Imagina el deseo de recibir, el egoísmo -la base del mundo, cada átomo y partícula- de pronto desactivado en todo el mundo. El mundo permanecería completamente inmóvil porque el movimiento tiene lugar para llenar una deficiencia. Si el ego no quiere nada, permanecerá inactivo.

El mundo se detendría. Habría un silencio total, esto significa que todo desaparecería. Si los electrones dejaran de girar en el átomo, desaparecería porque no tiene nada, excepto esas rotaciones, una deficiencia. Sólo la deficiencia mueve la materia y si la deficiencia desapareciera, el movimiento se detendría y la materia desaparecería. La materia es una deficiencia.

¿Cómo podemos hacer acciones de otorgamiento? ¿cómo puedes construir un segundo piso, uno altruista, sin sofocar la condición material? Que la materia continúe trabajando, no interfiere con nosotros; al contrario, ayuda. Después de cada ascenso siempre caeremos al nivel corporal para que, a partir de ese nivel, nos elevemos incluso más alto ¿cómo encontramos un nuevo combustible no basado en el deseo de recibir, sino en el deseo de otorgar?

¿Cómo podemos querer otorgar? Esta es la cuestión principal. Su respuesta es la clave del éxito porque la humanidad se ha desarrollado lo suficiente para llegar al fin de la corrección. La única pregunta es, cómo encontrar la fuerza de otorgamiento en cada estado. La fuerza ya existe, pero necesitamos extraerla. No vendrá por sí misma. De otra manera hubiera sido revelada en el mundo hace mucho tiempo.

La necesidad ya es inherente en la persona porque todos preguntan, “¿Qué clase de vida es esta? ¿para qué vivimos? ¿cuál es el punto?” Aun así, no va más allá porque, incluso la fuerza de otorgamiento, la queremos recibir de forma egoísta,  pero no llega de esta manera.

La pregunta es ¿qué tipo de mecanismo debemos construir para recibir la fuerza de otorgamiento, para que llene toda la realidad? Los astrofísicos dicen que existe energía que llena todo el universo. Pensamos que el espacio es vacío, pero en realidad, está lleno de energía.

Ahora están intentando extraer esta información en los escritos del famoso investigador Tesla, quien los mantuvo en secreto en su tiempo. Piensan que encontraron una manera de obtener energía directamente del aire. En realidad, no es un espacio vacío, está lleno de energía. La pregunta es ¿cómo abrir esta fuente de energía?  Instrucciones de cómo hacerlo están en frente de nosotros- es el libro cabalista.

Los sabios cabalistas dicen que esta energía puede ser recibida a través de la decena. A través de la decena nos conectamos con el espacio lleno de la energía de otorgamiento, llamado “Creador”. La decena funciona como un módem o adaptador que nos conecta con esta fuerza oculta.

Esta fuerza siempre permanecerá en ocultamiento. Es revelada sólo dentro de la decena como en un detector de esta fuerza superior. Al grado de mi inclusión en la decena, de mi conexión con ella y de mis esfuerzos por llevarla a la conexión con la fuerza superior, recibo la energía de otorgamiento. Es como si insertara mi conector en el contacto y comenzara a recibir energía. Esta es la única manera en que funciona.

Entonces descubriremos que estamos dentro del campo de la fuerza superior, que “es buena y hace el bien”. Es la única fuerza, sólo ella existe. Todas las fuerzas opuestas están concentradas sólo dentro de mí, con el fin de ayudarme a conectar con esta fuerza superior y comenzar a recibir energía de ella.1

De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 1/abr/19, “Construyendo la sociedad  futura”

1 minuto 01:30

Material relacionado:
Otorgar por el bien de otorgar: Un estado limpio
El objetivo final es la corrección universal
La integración de fuerzas opuestas

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta