Saliendo de Egipto: desde dos fuerzas hacia una

Cuanto más tiempo estemos en el exilio egipcio, más queremos salir de él. Sin embargo, si estuviéramos allí por un corto tiempo, entonces el deseo de salir sería pequeño. Estas dos fuerzas trabajan en paralelo—reconocimiento del mal y saliendo al bien—en cuanto más grande es uno, más crece el otro. Por lo tanto, el éxodo de Egipto es imposible sin la sensación de que estás en las garras del egoísmo.1

Solo debemos esforzarnos hacia la meta y cada uno revelará lo que sea necesario de acuerdo con la raíz de su alma. Esto no va a ninguna parte, después de todo, nos estamos parando sobre nuestras huellas Reshimot (datos informativos) mediante las cuales se allana el camino hasta el final de la corrección. No hay duda de dónde voy a pararme a continuación: Reshimot a la izquierda, Reshimót a la derecha y por eso avanzo caminando sobre las Reshimot. Ya están colocadas frente a mí, solo la velocidad de avance y su carácter dependen de mí.2

Toda la sabiduría de la Cabalá y el trabajo de una persona son descubrir la unidad del Creador en la práctica, al convertirse en parte de esa unidad. Cuando determine que «no hay nada más que el Creador», significa que me estoy convirtiendo en una parte de Él. Si nos convertimos en un golpe y una matriz, un sello y una estampa, se considera que he construido mi alma.3

Al principio, percibo al Creador y al Faraón como dos fuerzas completamente opuestas: el bien y el mal, como si en este mundo recibiera una recompensa o un castigo. De repente, empiezo a reducir la diferencia entre ellos más y más hasta que descubro que no hay mal ni bien, sino solo mi conexión con «No hay nada más aparte de Él». Por lo tanto, no me importa lo que reciba de Él, ¡lo principal es que es de Él!4

Si el Creador me pone un obstáculo, significa que de antemano ya arregló todo lo que necesito para superar este obstáculo. Como está escrito: «La santidad aumenta, no disminuye». El Creador siempre nos da la oportunidad de fortalecernos, conectarnos, encontrar nuevas fuerzas y seguir adelante. Él da un paso adelante primero, y luego desde el nuevo estado nos envía una carga del corazón para acercarnos más a Él. Damos un paso detrás del Creador. Él guía el camino y nosotros lo seguimos.5

¿Cómo podemos acercarnos a Pesaj en plena preparación para ser dignos del éxodo de Egipto? Necesitamos unirnos más. Es decir, que sentiremos una necesidad aguda de salir del amor egoísta y de unirnos para que la decena se convierta en uno. Luego, desde el punto negativo, desde la separación, llegaremos a un todo, y luego comenzaremos a aumentar, para hacer crecer esta unidad, debido a estas perturbaciones.

Primero venimos de dos fuerzas opuestas, el bien y el mal, a una fuerza, hasta el punto de salir de Egipto. Luego, a partir de este punto, dos fuerzas vuelven a crecer: más y menos. Primero, conectamos las fuerzas buenas y malas al determinar que todo proviene del mismo Creador. Luego aumentamos el Creador al elevarnos por encima de los disturbios, por encima de la fuerza del mal.6

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá del 17/abr/19, Pésaj (Pascua)

1 Minuto 12:58

2 Minuto 1:13:05

3 Minuto 1:14:00

4 Minuto 1:17:00

5 Minuto 1:41:50

6 Minuto 2:19:45

Material relacionado:
Mi primer Pesaj con Rabash
Pesaj, matzá, maror
Pesaj en cada generación

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: