Teletransportación interna

Observo las noticias de lo que está sucediendo en el país y en el mundo y me regocijo de que los malvados se revelen, es decir, la revelación de la maldad del deseo egoísta que exige ser corregida. El ego está gritando, rogándonos: “¡¿Por qué no me corrigen?! ¿hasta qué punto tengo que revelarme y sumergirme en el mundo?”

Me regocijo por el hecho de que el mundo finalmente está comenzando su acercamiento gradual hacia la revelación del mal. Las personas ya entienden que, por una parte, no pueden hacer nada con el ego, porque es naturaleza humana, pero por otra parte, si fracasamos en erradicarlo, nos matará.

Por lo tanto, las personas están comenzando a pensar en cómo eliminar el ego. Lentamente, prueban todos los métodos y caen en cuenta que ninguno de ellos funciona. Nuestra situación no tiene remedio. Estamos en algún lugar de las afueras de una galaxia, girando alrededor de una estrella enana, sobre un planeta diminuto, completamente contaminado con nuestro desperdicio. La vida está terminando y no hay perspectivas. Estamos solos en el universo y pronto no habrá vida en el planeta Tierra tampoco. Como se dice, apaga y vámonos.

Francamente, así es como luce la situación, pero esta es la revelación del mal, un  punto a partir del cual puedes comenzar a pensar, qué puede hacerse. Tal vez alguien aún puede dar un consejo de cómo salvarnos. Entonces, el oído comienza a sintonizarse con esas frecuencias que previamente eran imperceptibles: que existe vida más allá de nuestra realidad.

Nuestra realidad es multidimensional y la revelación del estrato superior más allá de nuestra realidad, depende de nuestra percepción. Si cambiamos nuestra percepción interna de la realidad, de pronto nos encontraremos viviendo en otro mundo, como si la teletransportación hubiera ocurrido y de pronto me veo en un estado diferente, en otro lugar.

Esto es porque cambié mis valores internos y comencé a vivir en otro mundo. Este mundo se dice que existe sólo para que lo abandonemos. Escapar de nuestro mundo es la única razón para la existencia del universo, nuestro planeta y las personas sobre la Tierra. En general, este mundo es imaginario y comenzaremos a vivir en el mundo real.

Veo las noticias desde este ángulo y por eso, no derramo ninguna lágrima ¿cómo podemos cambiar la realidad? Puede cambiar sólo si cada uno de nosotros cambia. La realidad depende de mí y es sentida dentro de mí. Por lo tanto, dos personas pueden ver lo mismo, pero una está llorando y otra se regocija. Todo depende de cómo percibimos lo que está sucediendo. Veo todo como pasos necesarios hacia la corrección, acercándonos a la bondad.1

De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 5/abr/19, “Construyendo la sociedad futura”

1 minuto 13:15

Materia relacionado:
En el umbral de la revelación
Verdadero Mal
Consejos de Cabalá – 16/sep/18

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: