entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 12/may/19

Al incluirme mentalmente en la Luz blanca del Creador, que es bueno y hace el bien, puedo acercarme a Él, pienso qué cambios debo hacer en mí para entrar en la Luz en equivalencia de forma. Estas son etapas del crecimiento espiritual del embrión, el nacimiento, la lactancia…

Me separo de mi Yo, de mi ego, como si no existiera ni en deseos ni en pensamientos dentro de la Luz blanca, elimino la intervención de mi ego. Así, estoy seguro de que no caeré, pues es imposible caer desde cero.

Como el niño que pierde su equilibrio y se sienta en el suelo.

Siempre estoy en la Luz blanca del Creador.

Si no estoy contento con mi estado y quiero cambios, ¡es exceso! Puesto que agrego mi deseo egoísta de disfrutar y comprender, eso me oculta al Creador y me siento a mí mismo y al mundo material.

¡Restricción es la primera condición!

Estamos en la Luz de otorgamiento y amor del Creador.

Nuestra primera equivalencia con Él es anular la naturaleza egoísta opuesta a Él, como si no existiéramos. Nos limitamos. Luego protegemos ese estado cambiando interna y externamente las condiciones. ¡Primer ejercicio!

Mi primer cálculo es anularme, eliminar mi intervención en la Luz blanca, la cualidad de otorgar del Creador, no permitir el despertar de mi deseo egoísta de disfrutar y entender. Quiero anularme totalmente, no ser disturbio para la Luz superior, como gota de semen en la madre.

Trato de adaptarme no tengo ni mente ni sentimientos, todo viene del Creador. Todos mis pensamientos y sensaciones, todo lo que hay en mí, fue enviado por el Creador. Si logro mantenerme en ese estado, me convierto en embrión espiritual. Lo principal es dejarle todo al Creador.

Mi ego exige comprensión y sensación. El disturbio externo viene de todos lados. Siempre debo anularlo a cero, pues lo recibo del Creador, todo es perfección, excepto mis pensamientos y deseos. Si los corrijo, estaré en la Luz del Creador. ¡Mi trabajo es mantener el ego en cero!

Cada momento me sintonizo y no me importa lo que me pase. Me aferro al centro de mis deseos y pensamientos, como una araña a su red, en guardia, para que ni un solo ego-deseo o pensamiento pueda pasar. Es decir, me anulo hasta cero y así puedo elevarme en la escalera espiritual.

Siento que me «engaño» a mí mismo: percibo que todo viene del Creador y que «No hay nada más que Él», por lo tanto, todo es perfecto, «Es bueno y hace el bien». El trabajo es seguir siendo cero, estar en auto-anulación, en el estado inicial, como si no hubiera ego, ser embrión.

Después de anularte por completo y ser cero, puedes revelar todos los estados, pues todo fue creado para que seas cero, estés en poder del Creador y que, poco a poco, añadas a Él todo lo que hay en el mundo. Así incluye en el Creador todo lo que recibe de Él y permanece en cero.

El hombre está separado del Creador por su orgullo. Inicia su adhesión al Creador cuando suprime su «YO», es «cero», su intención es sólo otorgar y siente que «No hay nada más que Él» y que sólo existe la voluntad única del Creador. A partir de ahí, atribuye todo a esa voluntad.

Historia de Eva, proyecto de Instagram sobre la vida de una niña judía, da una visión moderna «de los días oscuros del #Holocausto«. Es trágico que los días sombríos regresen con el auge del #antisemitismo en el mundo. Esto sucede para que nos unamos y salvemos a nuestra nación.

Si no hay fuerza para exaltar el trabajo de ser «cero» por encima de todos los estados es que «no respetas» al Creador, no Lo prefieres sobre tu bienestar. No tienes fuerza para avanzar en «fe por encima de la razón» pide, tú no puedes hacerlo, sólo puede hacerlo la Luz superior.

Anhelar ser cero absoluto es aceptar la regla superior del Creador (Maljut Shamaim) de que sólo el Creador puede darte fuerza para estar en alegría siendo «cero» en cualquier situación. Presentas al Creado este estado como resultado del esfuerzo y haces que el Creador sea feliz.

La conexión correcta del deseo es igual en todos los estados, ascensos o descensos, es igual, es la intención (alegría) en bien del Creador. Si recibes todos los estados del Creador, estás de acuerdo con todo lo que recibes, lo ves perfecto. Si no puedes hacerlo, ¡pide ayuda!

Si aspiras a sentir que has caído demasiado bajo espiritualmente, tan bajo que no deseas nada más que someterte al poder del Creador, sólo deseas deleitarlo, eres «cero absoluto», humildad extrema. Debes sentir gran alegría, pues precisamente ese es el trabajo del Creador.

La Luz se limita y brilla en proporción al deseo de otorgar. Por eso, si no hay deseo de que la Luz brille, puede brillar sin restricción. La restricción propia se llama «cero absoluto». Cuando uno se anula por completo, el deseo no tiene poder y se entra en la espiritualidad.

Cero absoluto es un estado en el que no se puede sentir ni comprender, está totalmente desconectado de la sensación y del pensamiento, porque no hay Luz en absoluto. Si aún hay Luz, el deseo puede tocarla, aún sin haber alcanzado el estado de cubrir los deseos con la Luz.

Restricción es no desear más de lo que tienes, sólo desear permanecer igual por siempre, esto es adhesión eterna. Desear más es exceso y provoca dolor. ¡Avanzar es sentir alegría en estados de falta de satisfacción egoísta cada vez mayor, en la mente y en los sentimientos!

Estar en estado pequeño, en más feliz que en un gran estado.

Pues el estado pequeño es más fácil de proteger de influencias extrañas. Es más fácil revelar al Creador si estás en él. El Creador también disfruta más el estado pequeño que el grande (como un bebé y un niño grande)

Cree y siente en tus sensaciones que ves y percibes que el Creador guía al mundo con bien. Y aunque veas lo opuesto, por encima de lo que sientes, imagina la perfección. Estás feliz y agradecido por la oportunidad de aceptar que el mundo, son las acciones perfectas del Creador.

Otorgar es ver que el Creador y su guía sobre todas las cosas, es buena y yo siempre soy feliz, no importan mis sensaciones y pensamientos, aunque no sean perfectos. Es trabajo de otorgar. La meta es lograr sentir felicidad en todos los estados. Aunque no soy similar al Creador.

De Twitter, 12/may/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 30/abr/19
Mis pensamientos en Twitter, 29/abr/19
Mis pensamientos en Twitter, 28/abr/19

Qué puedes encontrar en la oscuridad

El trabajo contra el faraón, contra el ego del hombre, es realmente enorme, pues el ego en su forma corregida es el recipiente espiritual que contiene toda la Luz superior, todo el Creador, toda su revelación. El Creador quiere otorgar placer a los seres creados, es decir, revelarse totalmente, para eso el deseo debe ser enorme. El faraón es del mismo tamaño que el Creador, sólo su intención es opuesta.

Fuerzas santas e impuras, Creador y faraón, luchan por el mismo deseo. El hombre está en medio de ellas y decide quién lo guía. Es claro que él no es amo de sí mismo; sólo decide cuál rey elige.

Igual que en las elecciones pensamos que elegimos y que tomando una decisión. Pero incluso antes de la elección, alguien nos gobernó y después de la elección, alguien gobernará, sólo elegimos a nuestro gobernante. Funciona igual en espiritualidad y en corporalidad, porque ésta última sigue a la primera. Es bueno si tomamos la decisión correcta, así la fuerza buena gobernará. Si no, seremos gobernados por un gobernante malvado, hasta que queramos reemplazarlo por uno bueno. Sólo en este punto tenemos libre albedrío; por lo tanto, nuestro trabajo es sólo eso.

Puesto que el deseo de disfrutar es enorme y equivalente al Creador, no se puede corregir de inmediato; se requieren muchas acciones separadas hasta que la corrección esté completa. Por eso el exilio egipcio duró cuatrocientos años, es decir, cuatro grados, hasta su estado completo.

Por lo tanto, no debemos pensar que podemos saltar al mundo espiritual de una vez y pasar rápidamente el exilio. No debemos desesperar porque los estados se repiten todo el tiempo, sino percibirlos como nuevos y hacer nuevas aclaraciones. De esta manera, «muchos centavos se unen en una gran cantidad».

Deseamos paciencia y perseverancia. El hombre no avanza cualitativa, sino cuantitativamente, repitiendo muchas veces el mismo trabajo hasta que se acumula un resultado tangible. Al repetir, se agrega un estado a los anteriores y produce un cambio cualitativo. La calidad es consecuencia de la cantidad.

Es como la computadora usa sólo ceros y unos. Pero con muchos ceros y unos, obtenemos gran cantidad de operaciones y posibilidades. La fórmula más compleja se puede resolver con una secuencia de ceros y unos: entradas y salidas, luz y oscuridad.

Debemos fortalecernos de modo que podamos percibir ascensos y descensos como avance, como un nuevo estado cada vez. Justamente en la oscuridad, no en la luz, somos probados, es decir, cuánto no me importa estar en la oscuridad, pues, yo no controlo mi estado, estoy por encima de él. Que haya oscuridad porque en la oscuridad es donde construyo la cualidad de otorgamiento y fe. El hombre es probado cuando no tiene nada, cuando nada brilla ni en su presente ni en su futuro y no requiere Luz, sólo relacionar ese estado de oscuridad con el Creador y vivir en oscuridad como si fuera Luz. Así se prueba su fe.

El trabajo está precisamente en la oscuridad, por eso, los cabalistas dispusieron que es necesario estudiar por la noche. Baal HaSulam siempre se despertaba a medianoche y ahí iniciaba su día. Por eso, debemos acostumbrarnos a estudiar en la oscuridad, hasta que la oscuridad brille como Luz. La oscuridad seguirá siendo oscuridad, pero brillará para mi, porque es allí donde encontraré la Luz de la fe y en ella, la Luz de Jojmá.

La Luz de Jojmá sin fe, conduce a la oscuridad. Si trato de agregar Luz de fe, enciendo la luz e ilumino la oscuridad.

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 23/abr/19, Escritos de Rabash, volumen 1, artículo 20, “Quien endureció su corazón» (1985)

Material relacionado:
Nuestra labor en fe por encima de la razón
La Luz de Jojma, la base de la vida
El alma es la unidad de la oscuridad y la luz

El único factor que determina nuestro futuro

Pregunta: ¿Cuáles son los tres factores, entre miles de factores en el sistema único, que determinan nuestro futuro?

Respuesta: Sólo un factor determina nuestro futuro: la conexión de todos entre sí. La naturaleza no requiere nada más de nosotros.

Estamos encerrados en un sistema definido y debemos equilibrarlo, mientras más nos acerquemos, más cómodos y equilibrados nos sentiremos. Todos deberíamos estar interesados en llevar este sistema a la conexión.

Debemos entender que no tenemos derecho a destruirnos unos a otros, pues podemos interrumpir el sistema tanto, que tendríamos que volver al grado más bajo y repetirlo otra vez. Nada nos causa más problemas que la destrucción mutua, la guerra, etc.

Así, el único factor que determina nuestro futuro es alcanzar la conexión correcta entre todos.

Por supuesto, se agregan muchos factores auxiliares, como educación, crianza, crear lo que llamamos decenas: pequeños grupos en los que, de manera relativamente rápida, podemos entender nuestra conexión dentro de un sistema corregido.

Sólo hay un objetivo: unirnos en un solo sistema, complementarnos mutuamente y que nuestra red de conexiones sea más importante para nosotros, que nosotros mismos.

En un sistema así se revela el Creador, sólo en la conexión y en ninguna otra parte.

Cuando este sistema esté organizado y que dentro de él sintamos total interconexión, la conexión mutua creada por nosotros se llamará, Creador.
[243993]
De la lección de Cabalá en ruso 13/ene/19

Material relacionado:
Reviviendo la red de fuerzas del sistema superior
¿Podemos aprender a ver el futuro?
Una vasija para la Luz de vida

Malas acciones y desarrollo espiritual

Pregunta: ¿Cómo afectan mis malas acciones en la vida corporal a mi vida espiritual?

Respuesta: Ningún hecho en la vida corporal influye en la espiritualidad, porque todo está dictado por el egoísmo que es controlado desde arriba.

Lo único que afecta a la espiritualidad es si inviertes tus esfuerzos para conectarte con tus amigos y alcanzar la calidad de otorgamiento. ¡Sólo esto! Todo lo demás son nuestros juguetes en este mundo.
[244383]
De la lección de Cabalá en ruso 23/dic/18

Material relacionado:
Dos condiciones para alcanzar al Creador
Los esfuerzos son la recompensa
¿Por qué es necesaria la importancia de los amigos?

Nueva vida #1093 – La sociedad como una sola familia

Nueva Vida #1093 – La sociedad como una sola familia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen:

Extraños pueden formar una sociedad que se sienta como familia, a condición de que se conecten a una sola raíz espiritual. El objetivo común es cambiar la naturaleza humana, traer una fuerza buena a nuestra vida para que equilibre el mal del ego. Según la sabiduría de la Cabalá, si nos conectamos, descubriremos un poder único que puede llevarnos a logros espirituales y al mundo superior. Una persona espiritual lo ve todo como parte integral de sí misma y se relaciona con amor.
De Kabtv “Nueva Vida #1093 – La sociedad como una sola familia” 12/mar/19
Video: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 12/may/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora   

Escritos de Baal HaSulam, Shamati 53 “La cuestión de la limitación”
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Despertar a la invitación del Creador» (Preparación para el Congreso en América del Norte Congreso 2019)
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora