En algún lugar lejano

El antisemitismo en el mundo continúa creciendo. La semana pasada en California, durante la plegaria de Pascua, un ataque terrorista tuvo lugar en una sinagoga resultando una persona asesinada y muchas otras heridas. Sin embargo, aún se fracasa en hacer que las personas escuchen. Les parece que este no es su asunto; después de todo, todo está sucediendo “allá afuera, lejos”. Esto muestra cuánto endurece el Creador el corazón para que una persona sea indiferente a esos incidentes. Hace sólo seis meses, una tragedia similar tuvo lugar en la sinagoga en Pittsburgh, pero todos ya lo han olvidado.

Por lo tanto, el pueblo judío es llamado “un pueblo con el cuello duro”. Una persona no responde a las advertencias, pensando que esto sucedió en una calle aledaña y no puede sucederle a ella . Olvidamos lo que sucedió ayer, no hablemos de lo que sucedió hace unos meses, y no nos damos cuenta de que la tensión está creciendo. Tener el cuello duro significa recibir un golpe, despertar por un instante, y después olvidar todo como si nunca hubiera sucedido.

El problema es que no hay ninguna sensación de dolor acumulado, dirigiéndose hacia un punto en el que una persona se vea forzada a responder. Todo desaparece como agua en la arena.

Es muy importante entender que este no es un evento aislado, sino natural, que proviene de las bases de la creación. Este proceso continuará y no terminará a menos que comencemos a hacer algo al respecto. La Cabalá explica este fenómeno sobre una base científica; advirtió acerca del peligro hace muchos años, cuando todos se reían de esa posibilidad. Ahora ya no es cosa de risa, pero aún así nadie escucha a los cabalistas. Vendrá el tiempo en que no habrá opción y tendrán que escuchar.

No importa cuán duros de cuello sea el pueblo de Israel, el Creador no obstante los saca de Egipto golpeandolos y haciéndolos sufrir. En nuestros tiempos podría ser igual. Los cabalistas continúan advirtiendo, pero ellos no creen, justo como alguna vez no le creyeron a Moisés.

Es muy simbólico que justo en unos días el mundo estará apuntando el día de recuerdo del holocausto, y el mismo holocausto está regresando… O los judíos se unen o se pondrá muy mal. La unidad es la solución no sólo para el antisemitismo, sino también para la corrección general del mundo, la corrección de la humanidad, la creciente crisis global, y el acercamiento de la guerra mundial, de la cual ya se está hablando abiertamente.1
De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá, Diseminación de la sabiduría de la Cabalá, 28/abr/19
1 Minuto 00:20

Material relacionado:
Qué mejorará la definición oficial de antisemitismo
No hay cuentas en el amor
El antisemitismo es causado por la naturaleza humana

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta