Mis pensamientos en Twitter, 12/may/19

Al incluirme mentalmente en la Luz blanca del Creador, que es bueno y hace el bien, puedo acercarme a Él, pienso qué cambios debo hacer en mí para entrar en la Luz en equivalencia de forma. Estas son etapas del crecimiento espiritual del embrión, el nacimiento, la lactancia…

Me separo de mi Yo, de mi ego, como si no existiera ni en deseos ni en pensamientos dentro de la Luz blanca, elimino la intervención de mi ego. Así, estoy seguro de que no caeré, pues es imposible caer desde cero.

Como el niño que pierde su equilibrio y se sienta en el suelo.

Siempre estoy en la Luz blanca del Creador.

Si no estoy contento con mi estado y quiero cambios, ¡es exceso! Puesto que agrego mi deseo egoísta de disfrutar y comprender, eso me oculta al Creador y me siento a mí mismo y al mundo material.

¡Restricción es la primera condición!

Estamos en la Luz de otorgamiento y amor del Creador.

Nuestra primera equivalencia con Él es anular la naturaleza egoísta opuesta a Él, como si no existiéramos. Nos limitamos. Luego protegemos ese estado cambiando interna y externamente las condiciones. ¡Primer ejercicio!

Mi primer cálculo es anularme, eliminar mi intervención en la Luz blanca, la cualidad de otorgar del Creador, no permitir el despertar de mi deseo egoísta de disfrutar y entender. Quiero anularme totalmente, no ser disturbio para la Luz superior, como gota de semen en la madre.

Trato de adaptarme no tengo ni mente ni sentimientos, todo viene del Creador. Todos mis pensamientos y sensaciones, todo lo que hay en mí, fue enviado por el Creador. Si logro mantenerme en ese estado, me convierto en embrión espiritual. Lo principal es dejarle todo al Creador.

Mi ego exige comprensión y sensación. El disturbio externo viene de todos lados. Siempre debo anularlo a cero, pues lo recibo del Creador, todo es perfección, excepto mis pensamientos y deseos. Si los corrijo, estaré en la Luz del Creador. ¡Mi trabajo es mantener el ego en cero!

Cada momento me sintonizo y no me importa lo que me pase. Me aferro al centro de mis deseos y pensamientos, como una araña a su red, en guardia, para que ni un solo ego-deseo o pensamiento pueda pasar. Es decir, me anulo hasta cero y así puedo elevarme en la escalera espiritual.

Siento que me «engaño» a mí mismo: percibo que todo viene del Creador y que «No hay nada más que Él», por lo tanto, todo es perfecto, «Es bueno y hace el bien». El trabajo es seguir siendo cero, estar en auto-anulación, en el estado inicial, como si no hubiera ego, ser embrión.

Después de anularte por completo y ser cero, puedes revelar todos los estados, pues todo fue creado para que seas cero, estés en poder del Creador y que, poco a poco, añadas a Él todo lo que hay en el mundo. Así incluye en el Creador todo lo que recibe de Él y permanece en cero.

El hombre está separado del Creador por su orgullo. Inicia su adhesión al Creador cuando suprime su «YO», es «cero», su intención es sólo otorgar y siente que «No hay nada más que Él» y que sólo existe la voluntad única del Creador. A partir de ahí, atribuye todo a esa voluntad.

Historia de Eva, proyecto de Instagram sobre la vida de una niña judía, da una visión moderna «de los días oscuros del #Holocausto«. Es trágico que los días sombríos regresen con el auge del #antisemitismo en el mundo. Esto sucede para que nos unamos y salvemos a nuestra nación.

Si no hay fuerza para exaltar el trabajo de ser «cero» por encima de todos los estados es que «no respetas» al Creador, no Lo prefieres sobre tu bienestar. No tienes fuerza para avanzar en «fe por encima de la razón» pide, tú no puedes hacerlo, sólo puede hacerlo la Luz superior.

Anhelar ser cero absoluto es aceptar la regla superior del Creador (Maljut Shamaim) de que sólo el Creador puede darte fuerza para estar en alegría siendo «cero» en cualquier situación. Presentas al Creado este estado como resultado del esfuerzo y haces que el Creador sea feliz.

La conexión correcta del deseo es igual en todos los estados, ascensos o descensos, es igual, es la intención (alegría) en bien del Creador. Si recibes todos los estados del Creador, estás de acuerdo con todo lo que recibes, lo ves perfecto. Si no puedes hacerlo, ¡pide ayuda!

Si aspiras a sentir que has caído demasiado bajo espiritualmente, tan bajo que no deseas nada más que someterte al poder del Creador, sólo deseas deleitarlo, eres «cero absoluto», humildad extrema. Debes sentir gran alegría, pues precisamente ese es el trabajo del Creador.

La Luz se limita y brilla en proporción al deseo de otorgar. Por eso, si no hay deseo de que la Luz brille, puede brillar sin restricción. La restricción propia se llama «cero absoluto». Cuando uno se anula por completo, el deseo no tiene poder y se entra en la espiritualidad.

Cero absoluto es un estado en el que no se puede sentir ni comprender, está totalmente desconectado de la sensación y del pensamiento, porque no hay Luz en absoluto. Si aún hay Luz, el deseo puede tocarla, aún sin haber alcanzado el estado de cubrir los deseos con la Luz.

Restricción es no desear más de lo que tienes, sólo desear permanecer igual por siempre, esto es adhesión eterna. Desear más es exceso y provoca dolor. ¡Avanzar es sentir alegría en estados de falta de satisfacción egoísta cada vez mayor, en la mente y en los sentimientos!

Estar en estado pequeño, en más feliz que en un gran estado.

Pues el estado pequeño es más fácil de proteger de influencias extrañas. Es más fácil revelar al Creador si estás en él. El Creador también disfruta más el estado pequeño que el grande (como un bebé y un niño grande)

Cree y siente en tus sensaciones que ves y percibes que el Creador guía al mundo con bien. Y aunque veas lo opuesto, por encima de lo que sientes, imagina la perfección. Estás feliz y agradecido por la oportunidad de aceptar que el mundo, son las acciones perfectas del Creador.

Otorgar es ver que el Creador y su guía sobre todas las cosas, es buena y yo siempre soy feliz, no importan mis sensaciones y pensamientos, aunque no sean perfectos. Es trabajo de otorgar. La meta es lograr sentir felicidad en todos los estados. Aunque no soy similar al Creador.

De Twitter, 12/may/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 30/abr/19
Mis pensamientos en Twitter, 29/abr/19
Mis pensamientos en Twitter, 28/abr/19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta