Un componente espiritual especial

Hay personas a las que les resulta difícil, incluso escuchar que necesitamos lograr conexión para alcanzar al Creador. El Creador es exaltado e incomprensible y está en una dimensión que no sentimos. Él no encaja ni en nuestra mente ni en nuestros sentimientos. No podemos armar el rompecabezas de la imagen del Creador ni los pensamientos y sensaciones que hay dentro de nosotros para poder sentirlo y entenderlo de algún modo.

Sin embargo, por otro lado, dicen que sucede con acciones corporales simples en nuestro mundo. No entendemos la conexión: ¿cómo me ayuda si sonrío a los demás y los trato bien? No lo consideramos un juego serio, sino hipocresía. Somos egoístas por naturaleza y ya hemos intentado cambiar nuestro comportamiento externo pero sin cambiar nuestra esencia interna.

Pero, debemos entender que hay un componente espiritual especial llamado Luz que retorna a la fuente, una fuerza especial que podemos atraer y que cambiará nuestra naturaleza. Por eso, incluso si no queremos conectar ni juntarnos ni apoyarnos unos a otros, debemos hacerlo para acercarnos más al Creador. Es un trabajo duro y tenemos que convencernos de que lo necesitamos para que, incluso actuando en contra de nuestro deseo, fingiendo y jugando, despertemos la Luz que reforma.

Mientras más artificial y antinatural sea nuestro esfuerzo, pero aún así lo hacemos, más Luz despierta. De ahí la paradoja de que si no podemos soportar ninguna conexión con los demás ni aceptamos este principio, con nuestro esfuerzo, aunque pequeño, por conexión, despertamos una gran Luz de corrección.1

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 28/abr/19, Del punto en el corazón a la decena (Preparación para el congreso en América latina, Congreso 2019)

1 minuto 14:52

Material relacionado:
Mandamientos- Leyes de conexión entre nosotros
Nueva vida No. 115 – Conexión y evolución
Atacando la conexión

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: