Evolución del deseo

Pregunta: ¿Es el deseo la base de la naturaleza?

Respuesta: Sí. Sólo hay una sustancia llamada deseo, nada más.

Pregunta: Según la ciencia de la Cabalá, hay diferentes niveles de deseo. Vemos a la naturaleza inanimada y vegetal, animales y personas, fuera de nosotros mismos. Si cambiaríamos, ¿percibiríamos  una imagen totalmente diferente del mundo?

Respuesta: Sí, depende de nuestros deseos. Si estuviéramos en un nivel inferior de deseos, estaríamos persiguiendo mamuts, etc. Todo depende de la evolución del deseo.

Pregunta: ¿Cuántos niveles de deseos tienen los animales?

Respuesta: Funcionan de acuerdo a nuestro mismo sistema porque son nuestros deseos, sólo que en niveles más bajos.

Observación: Pero ellos nos perciben, aunque no tienen deseos humanos.

Mi comentario: Aquí hay otra pregunta: ¿existen por sí mismos o sólo en nuestra imaginación? Finalmente, todo existe solo con respecto al hombre; no hay nada más. Todo existe en su interior y es lo que ve fuera.

Pregunta: ¿Por qué razón no lo sentimos?

Respuesta: Los cabalistas, gradualmente descubrieron la realidad de la que hablamos ahora y la describieron. Otras personas no la sienten porque no han alcanzado este nivel. El desarrollo del individuo, con ayuda de Cabalá, lo lleva a ver la verdadera realidad en la que nada, excepto él, existe en la Luz blanca general.

Pregunta: Quiere decir que nadie es mejor ni peor. Sólo hay evolución, un programa establecido por la naturaleza. Algunos alcanzaron esa realidad hace unos miles de años y nos explicaron que no hay mundo fuera de nosotros ¿hay quienes aún están en este proceso y lo lograrán en otros mil años?

Respuesta: Sí. Eso indica que hay deseos que ya alcanzaron su corrección y la revelación correcta de la realidad y hay otros que aún no se han revelado y no han alcanzado la sensación correcta de la realidad, por lo tanto, los vemos como personas externas que aún no lo entienden ni están de acuerdo.

Observación: Entiendo que el deseo opera de acuerdo con dos principios: el primero es preservar la forma actual, el segundo es aceptar todo lo que se nos presenta.

Mi comentario: Todos los deseos inicialmente son egoístas; quieren preservarse y en la medida de lo posible, acumular todo lo que consideran útil.

Observación: Por eso, como nos dice la sabiduría de la Cabalá, nuestra vida es buscar satisfacción. La naturaleza creó deseos y buscamos satisfacerlos, pero realmente no podemos hacerlo.

Mi comentario: Estamos satisfechos y lo estamos en razón, impresiones y cambios, hasta que nuestras impresiones y cambios nos lleven a ver la verdadera realidad, donde no hay nada más que nuestro deseo, en el que se producen todas estas fluctuaciones.

Trabajaremos sólo para expandir el deseo lo más posible y así, sentir satisfacción total, completa, sentir el llamado mundo del infinito.
[246902]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá» 26/nov/18

Material relacionado:
El inmenso potencial del “hablante”
Alcanzar la grandeza de la naturaleza
El Creador es el observador de Su mundo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta