Libera espacio para el Creador

El avance espiritual depende de la medida en que nos anulamos y somos cero frente al grupo. Cada vez que pienso en la necesidad de auto-anularme, vuelvo a sentir horror. Yo nunca hubiera tenido esa idea; por supuesto, viene directo del Creador, desde arriba o a través del ambiente, por todos los medios.

Yo mismo soy incapaz de querer anularme ni de medir mi avance espiritual con mi auto-anulación. Me veo cada vez más alejado de la espiritualidad y veo a mis amigos cada vez con más éxito. Realmente me desanima, me disuade y me molesta.

Sin embargo, por otro lado, debo entender que tiene que ser así. Si no dejo esos estados y si agradezco al Creador que me recuerda mi trabajo una y otra vez, entonces «cada centavo se acumula en una gran suma», avanzo y algún día lo lograré.

Ni siquiera importa si veo o no mi éxito, sólo veo la verdad, mi anulación frente al grupo, doy un paso más hacia el palacio del Creador y por eso, debo estar feliz.1

Antes deseaba disfrutar y tener conocimiento egoísta. Luego, ese lugar quedó vacío; es la pobreza total que me hace posible no exigir satisfacción ni en comprensión ni en sentimientos, sino que se eleva por encima de ellos y pide capacidad para llenar el vacío con dedicación al Creador a través del grupo. Me desconecto del estado corporal, me elevo por encima de él y lleno mis deseos con la grandeza del Creador. Eso es subir al piso superior, a fe por encima de la razón.

No podemos ni siquiera comparar estos dos estados: razón y fe por encima de la razón. Todo lo que entiendo y siento está dentro de la razón, por encima de la razón hay algo que no quiero entender ni sentir: sólo quiero otorgar al Creador y sentir que mis amigos en el grupo otorgan al Creador. Así, construimos un nuevo estado llamado «mundo superior». 2

Es bueno que sienta vacío, falta de anhelo y de deseo por espiritualidad. Pero, al mismo tiempo me imagino la grandeza del Creador y el placer que le otorgo al trabajar por Él sin pedir recompensa. Esto debe ser muy importante para mí.

Deliberadamente, el Creador construye ese estado para mí, donde ni lo siento ni lo entiendo, tampoco siento gusto en Él. Por esto, Él libera un lugar en mí, lo limpia de la basura de este mundo, para que empiece a llenarlo con Su grandeza.3

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 6/jun/19, clase con el tema «Cero absoluto»

1 minuto 0:20

2 minutos 5:30

3 minutos 8:10

Material relacionado:
Ascenso desde el punto cero
Un cero de diez Sefirot
Empezar desde cero

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta