Mantenerse a flote

Vemos al mundo entero lleno de maldad, pero entendemos que esto no es cierto porque así es como nos  parece sólo debido a nuestro egoísmo.

Por lo tanto, nos elevamos por encima de ello y nos adherimos al Creador que es bueno y hace el bien. Después de eso, podemos desarrollar nuestras sensaciones, mente y corazón para ver al mundo como malvado y, sin embargo, estar por encima de este mal dentro de la fuerza que es buena y hace el bien.

Necesitamos organizarnos de manera que a medida que el mal  más o menos se revele en el mundo, siempre permaneceremos en adhesión con el bien que hace el bien, como está escrito: “Tienen ojos y no ven; tienen oídos y no oyen”. Sentimos el mal dentro de nuestros deseos egoístas y siempre nos establecemos para mantenernos a flote, como una boya en la superficie del agua. Cuanto más mal se revela, más amplificamos el bien que hace el bien y, como tal, nos mantenemos en la fe por encima de la razón.

El conocimiento revela más y más maldad; Maljut del mundo del infinito se abre más y más, ya que se dice que hacia el final de la corrección, la impudencia se multiplicará. Todo el tiempo nos mantenemos a flote constantemente aferrándonos a lo bueno, a lo superior. Así es como queremos pasar cada día y cada segundo de nuestra vida. Está claro que se necesita una fuerte inclusión en el grupo. Vivimos siempre en este límite, a flote, en el punto de equilibrio entre los dos mundos. Luego se convierte en la línea media donde nosotros mismos despertamos la oscuridad y atraemos la luz. Sin embargo, por ahora, todo lo que tenemos que hacer es tratar de flotar en la superficie de este mal, adhiriéndonos constantemente al bien.1

Mi boya es la decena. Construyo esta boya anulándome antes de la decena. No me ahogo porque me preocupo por los amigos, por su beneficio, no por el mío. Esto me permite mantenerme a flote, de lo contrario me ahogaré en el agua. Los nueve amigos son los nueve puntos en el corazón que permanecen a flote en la sensación de que «No hay nada más que el Creador», y los apoyo y me aferro a ellos.

No solo los estoy agarrando como a una persona que se está ahogando, estoy tratando de evitar que ellos se ahoguen, y por lo tanto, estoy a flote también. Me anuló ante la boya al cero absoluto.2

En primer lugar, debes anularte antes de la decena para rendirte a ellos.—Esta es la primera etapa del trabajo espiritual. Entonces puedo estar seguro de que estoy incluido en la decena. No importa lo alto que esté, como en el ejemplo del rabino Yossi ben Kisma, anulándome ante los amigos, así realizó la primera acción espiritual. Después de todo, los de la decena siempre serán más altos que yo. Puedo ser el mejor, pero si hay una decena a mi lado, siempre estarán más alto que yo. Por lo tanto, mi primer paso espiritual es anularme ante ellos.

Después de anularme, por encima de esta auto-anulación, ya puedo realizar todo tipo de acciones dentro de la decena a través de mi inclusión en ella. Debo descubrir lo que quieren mis amigos y que me utilicen plenamente para cumplir su deseo. La decena en un grado espiritual es mi herramienta para la comunicación con el Creador. Solo no tengo la oportunidad de contactarme con Él, no tengo a nadie ante quien pueda anularme y en relación con quien pueda desarrollar mi deseo en el grado espiritual.

Revelo el mal y la oscuridad en mí y quiero captar la luz, pero esto solo es posible a través de la decena anulándome antes de que Maljut se anule a sí mismo, antes de las primeras nueve Sefirot o como el inferior se anule ante el Maljut  oculto de la parte superior. Luego debo hacer todos los esfuerzos para apoyar a los amigos, es decir, para transmitir mis cualidades que se corrigen desde la recepción hasta el otorgamiento a la decena. De esta manera, comienzo a pertenecer al grado superior, ya espiritual, y todo esto es una expansión de la fe por encima de la razón.

Ya me estoy preparando para la próxima revelación del mal. Estoy cambiando todo el tiempo y, por lo tanto, no puedo crear ningún apoyo dentro de mí, ningún cinturón de seguridad contra el egoísta imprudente cuando estalla en mí. Por lo tanto, me ato al grupo. Si hoy invierto en el grupo tanto como sea posible, elevar a los amigos, servirlos, anularme, entonces con esto me creo un seguro para el futuro. El grupo es mi protector, la batería, las primeras nueve Sefirot que luego apoyarán a mi Maljut. La inversión en los amigos, la garantía mutua, es necesaria para el avance, porque más tarde sentirán que están obligados a salvarme, a liberarme de la prisión.

El grupo funciona como una bomba. Me apego a ellos, recibo más fuerza de ellos, y luego recibo un egoísmo adicional que me aleja de los amigos. Los amigos me devuelven a ellos, pero solo a través de los esfuerzos que invertí anteriormente. Así es como trabajo todo el tiempo, como un pistón en una bomba.3

La decena es una estructura espiritual, no corpórea. Esto no es una carga o un deber difícil para mí, sino mi salvación. Para ser más exactos, es un sistema para la revelación del Creador. Parece que trabajo con diez personas corpóreas con las que no siento ninguna conexión. Sin embargo, gradualmente, gracias a la luz que reforma, comienzo a sentir una conexión interna entre nosotros en la cual se manifiesta la revelación del Creador.

Es entre nosotros que el Creador se revela. Dentro de nuestras relaciones y otorgamientos mutuos, se revelan nuevas sensaciones, una red que hace posible sentir la fuerza superior. Esta red está tejida de las cualidades de los amigos: del otorgamiento y el amor dentro del cual comenzamos a revelar al Creador. Estas propiedades de la red permiten que la luz superior se revele en ellas. Entonces la decena, de una carga, de los diez cuerpos corporales, se convierten en un mecanismo de conexión, en un detector para la revelación del Creador. El grupo se convierte en el recipiente de mi alma.4

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 3/jun/19, “El cero absoluto” 

1 Minuto 9:40

2 Minuto 33:05

3 Minuto 41:50

4 Minuto 1:04:20

Material relacionado:
Revelar el mundo superior juntos
Libera espacio para el Creador
Cómo renunciar realmente al egoísmo

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: