entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 1/jul/19

Baal HaSulam: Prefacio al Libro del Zóhar,33:

Lo que se percibe como cambio en el Creador es sólo Su juego que te educa, como el padre que juega con su hijo y aparenta estar feliz o triste. El Creador no siente este juego. Todo es sólo en beneficio del desarrollo de su hijo…

Con Su ocultamiento el Creador crea las condiciones para anhelarlo. Justo al anhelarlo a Él, se encuentra deleite. Es en el anhelo, en el dolor del amor, en el impulso hacia el Amado, donde se revela. Por eso, no quieres revelar al Creador, sino un lugar más grande para trabajar.

El esfuerzo no es trabajo espiritual, sino el anhelo por lograrlo. Normal, el esfuerzo usual no se toma en cuenta, sólo un esfuerzo mayor de lo usual, más allá de lo posible, sólo se puede imaginar. El Creador sólo percibe y se revela en un súper esfuerzo, más allá de lo posible.

La decena debe operar según las leyes de la perfección de HaVaYaH: igualdad e inclusión. La diferencia que vemos, viendo a algunos con más éxito, no tiene sentido en la realidad.

Mientras más sea la resistencia del ego y más nos esforcemos por superarla, ¡mayor será el resultado!

Debemos entender a los amigos que tienen dificultad para estar en una decena.

Aunque lo hagan más tarde, tendrán más éxito en la espiritualidad que los demás. No podemos descuidarlos. Puesto que el Creador los trajo al grupo, tenemos que garantizar una actitud igual para todos.

Al esforzarnos por unirnos logramos amar al prójimo como a nosotros mismos. Así, podemos alcanzar amor por el Creador, enfocando nuestra aspiración por el Creador a través del grupo. Así, unimos toda la creación en un grupo y logramos fusionarnos con el Creador.

Quien desee recibir respuesta del Creador debe pedir por el amigo.

La oración de cada uno por los demás, es la oración común.

Pedir al Creador por los amigos, debe ser petición y agradecimiento.

La respuesta a la solicitud correcta es su consecuencia directa.

La restricción (Tzimtzum) es el cese de todos los pensamientos acerca de mí mismo.

La Luz reflejada (OH) sólo se preocupa por la decena y por el Creador.

OH HaMalbish es qué tanto puedo conectar mis deseos para cuidar a los demás.

Está escrito que el Creador se encuentra MÁS ALLÁ de los límites de nuestras sensaciones terrenales. Por eso, la conexión con los amigos en la decena me permite salir de mí mismo a la sensación de Él, esto en la medida en que ellos sean más importantes para mí que yo mismo.

Puedo superar cualquiera de mis deficiencias si uno mi intención con la intención del grupo hacia la meta. Esto se llama firmar el pacto.

Toda la multiplicidad de nuestras cualidades y deseos fue creada por 613 luces.

Por lo tanto, no hay nada extraño en nosotros. Sólo debemos poner todas las cualidades en su lugar correcto y revelaremos el sistema perfecto del mundo.

Lo que me parece que soy Yo, no soy yo en absoluto. Y lo que me parece que son los amigos, es mi verdadero yo. La distorsión ocurre en mi percepción. Mi verdadero yo es la decena en la que mora el Creador. Pero estoy hecho para verme sólo a mí, para ampliar mi percepción en 620.

El ocultamiento del Creador fue creado por Él, no para esconderse de nosotros, sino para ayudarnos a lograr anhelar Su grandeza y no un poder con motivación egoísta. ¡Respetarlo a Él como la fuente de la cualidad de otorgamiento, no porque es Él quien nos lo otorga!

En la decena todos deben sentir que son iguales.

Lograr igualdad en la decena es más importante que desarrollar la necesidad de revelar al Creador. Si no hay igualdad, el anhelo por el Creador se distorsiona, pues si es así pediremos desde un Kelim perfecto.

Con el grupo construimos un dispositivo para revelar al Creador, como binoculares que debemos enfocar para ver el objetivo deseado. Todas nuestras líneas de visión deben estar enfocadas en un punto para que, con precisión, podamos observar al Creador. 

Está escrito, «Tú me hiciste» El Creador no existe por sí mismo, es solo resultado correcto de todos los participantes en Su revelación. Este dispositivo está a nuestra disposición y tenemos que activarlo. Debemos invertir en crear una «decena» para revelar al Creador en ella.

De Twitter, 1/jul/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 24/jun/19
Mis pensamientos en Twitter, 23/jun/19
Mis pensamientos en Twitter, 19/jun/19

Semana del libro y el pueblo del libro

Israel celebra la semana del libro. Está claro que la publicación y el consumo de libros aumentaron dramáticamente en el último año. A pesar de la popularidad de los teléfonos inteligentes, es evidente que se escribieron y publicaron muchos libros nuevos. Cada vez más personas compran y leen libros.

Los libros nunca morirán. Por supuesto, es muy conveniente trabajar en una computadora preparando y editando textos y dibujos. Sin embargo, para obtener una impresión completa de una obra de arte literaria, debe estar impresa. Un libro tiene una raíz espiritual que combina «el libro, el autor y la historia» (Sefer-Sofer-Sipur). 

Un libro no es necesariamente un volumen impreso. Puede ser un rollo o una piedra tallada, pero nunca puede estar en una pantalla porque este texto no es un trabajo de manos humanas. Un libro es escrito por una persona que ha puesto un esfuerzo en la impresión de sus páginas. Cuando sostengo un libro en mis manos y lo leo, siento que me pertenece y que personalmente me conecto con su contenido. Sin embargo, no puedo conectarme con una pantalla de computadora; no tiene raíz espiritual.

Una computadora, una pantalla o una tablet no existen en la naturaleza, pero sí un libro. Se crea un libro a partir de materiales naturales para preservar el conocimiento y hacer un registro de él en la naturaleza. Nunca puedo conectarme con la pantalla de la computadora como lo hago con un libro porque una vez que se apaga la computadora, todo desaparece. El sentimiento proviene de la raíz espiritual que está presente en un libro. Existe una asociación entre la raíz espiritual de la persona y la de un libro, lo que garantiza nuestra conexión. Nada, sin embargo, me conecta con una computadora. Si comparas la impresión recibida del mismo trabajo en un formato de libro frente a la pantalla de la computadora, encontrarás que el texto impreso tiene un efecto mucho mayor en ti. La raíz espiritual de un libro está conectada con la raíz del alma, y podemos sentirla. Cuando leo un libro, mi alma se une con la raíz espiritual del libro y recibe satisfacción. Uno nunca puede obtener tal satisfacción de la computadora. Una persona moderna no puede entender esto porque hace mucho que olvidó los libros impresos y vive en un mundo virtual. Las computadoras están hechas de plástico, que engendran conocimiento plástico y corazones plásticos.

Uno no imprime un texto en la pantalla de la computadora porque un momento después, la pantalla mostrará algo más. El texto aparece y luego desaparece, no está allí. Pero si cojo un libro, contiene los pensamientos y los deseos del autor para siempre.

Debes sostener un libro en tus manos y leerlo letra por letra porque es una expresión de la raíz espiritual. Por lo tanto, la tecnología puede desarrollarse aún más, pero el libro es eterno porque contiene una raíz espiritual. Leer un libro trae un cierto placer, que es inalcanzable cuando se lee desde una pantalla. Al leer desde una pantalla, obtenemos conocimiento, pero del libro obtenemos la sensación.

El libro une el libro, el autor, la historia (Sefer-Sofer-Sipur). Hay un escritor y su historia nos es transmitida en un libro. Un lector recibe el conocimiento del autor y se convierte en parte de él. A través de la narrativa, el autor puede entregar su historia desde el interior del libro, y comparte la raíz de su alma con el lector.

No hay otra manera de transmitir una impresión interna de una persona a otra.

El conocimiento científico, las tablas y la información se pueden transferir a través de la computadora. Pero un libro emocional que despierta el amor en el alma, un sentimiento de unidad, es incomparable a una computadora.

El pueblo de Israel se llama «el pueblo del libro» porque fueron quienes le dieron al mundo su libro principal que habla sobre el propósito de este mundo, sobre la estructura de todo el sistema del universo. Solo hay un libro y todos los demás son sus consecuencias, sus pequeñas ramas. El libro de la Torá explica la existencia de todo el sistema del mundo y nuestra misión en tal sistema.

Si leo un libro cabalístico ahora, estoy influyendo en su autor, aunque murió hace dos mil años porque estoy usando el resultado de su trabajo. A través de nuestra conexión, a través de la unidad en nuestros corazones y almas, a través de mi deseo de influir en el autor, tengo un impacto en él. Yo elevo su alma como él eleva la mía.

De una charla sobre ‘La semana del libro’, 13/jun/19

Material relacionado:
El libro es la guía
Secretos de los libros sagrados
Por qué Cabalá es un misterio para nosotros

Combina la doble imagen del mundo

Pregunta: Para llegar a un estado de verdadero amor, uno debe observar la ley única del universo, la similitud de propiedades. ¿Significa que debo llegar a ser similar a las cualidades de la naturaleza, de esa raíz que me creó?

Respuesta: Sí, necesitamos llegar a ser similares a la naturaleza dentro de la cual en realidad habitamos. ¿Pero cómo sabes qué es esta naturaleza en realidad? Por lo tanto, se nos dio un grupo, personas que supuestamente existen, con quienes debo interactuar, considerarme a mí y a ellos como un todo común. Así, logro  enfocarme, como por ejemplo, a partir de dos figuras o líneas que al ajustar el foco, las convierto en una. 

Pregunta: La Cabalá afirma que la naturaleza es altruista y nosotros las personas, la creación, somos egoístas, eso significa que tenemos un pensamiento egocéntrico y tenemos que llevarnos a nosotros mismos hacia la similitud con la naturaleza. 

Aun cuando entendemos qué es el altruismo en general, no lo vemos de forma evidente en la naturaleza. ¿Es la misma materia? ¿También es egoísta?

Respuesta: Cuando la Cabalá revela el método de su corrección a una persona, se convierte en un método de educación para uno. Te explica cómo debes cambiar y, en correspondencia con los cambios en ti mismo, verás al mundo corregido. Así es como funciona. 

Una persona debe entender que en mi campo de visión está una imagen doble del mundo, y uno debe combinarlas. Al fusionarte con otros en un todo único, te corriges y ves el mundo corregido. 

La naturaleza del Creador que nos creó es altruista y tenemos que volvernos similares a Él, es decir similares a la cualidad de otorgamiento absoluto. El Creador nos creó opuestos a Él a propósito para que pudiéramos alcanzarlo a partir del estado opuesto. 

Al combinar cualidades absolutamente negativas y absolutamente positivas en uno mismo, la persona será capaz de elevarse al siguiente nivel de sensación del mundo.
[246981]
De Kabtv “Conceptos básicos de Cabalá” 26/nov/18

Material relacionado:
La siguiente fase del desarrollo humano
En un camino altruista
La línea roja: ¡Cuidado, humanos!

Nueva Vida #1098 – Enfermedad y Curación

Nueva Vida #1098 – Enfermedad y Curación
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitza Mazoz

La fuente de toda enfermedad es la separación entre nosotros. Estamos atados a un fuerte y eterno sistema sin escapatoria. Este sistema de comunicación social y emocional afecta el estado de nuestros cuerpos. De hecho, el cuerpo es solo la sombra de una única alma. Si curamos nuestras relaciones todo se curará y en primer lugar nadie se enfermará. Estamos nutridos por un buen entorno espiritual y social. Una cura universal para toda enfermedad está disponible si construímos una verdadera y amorosa conexión entre nosotros, la cual nos revelará la fuerza de curación general de la naturaleza.
[243358]
De Kabtv “Nueva Vida #1098 – Enfermedad y Curación” 19/mar/19
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 1/jul/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “La decena es una  HaVaYaH
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”, punto 61
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora