entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 11/jul/19

De los descensos y ascensos, el hombre debe entender que no tienen fin y sólo él puede terminarlos, recurriendo al Creador con una súplica genuina para recibir el deseo de otorgar.

Si en el ascenso justificamos el descenso porque nos da mayor reconocimiento del ascenso y mayor gratitud hacia el Creador, entonces definimos los estados sólo por la oportunidad y el grado en que podemos agradecer al Creador.

El Creador da todos los estados y el hombre debe determinar su actitud hacia ellos. No debe preocuparse si está en un estado bajo, sino sólo por la medida en que aspira -precisamente gracias a ese estado-, al Creador, a la ayuda de Él.

En cualquier estado, si la persona piensa que está en el camino hacia la meta espiritual, tiene razón. Al menos porque también en su estado reconoce que «No hay nada más que Él».
Pero puede agregar mayor anhelo y estar más agradecido… 

En realidad, el mundo existe en estado perfecto. Sólo en relación con nosotros se manifiesta defectuoso en nuestros sentidos, en la medida de nuestra corrupción.

De Twitter, 11/jul/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 7/may/19
Mis pensamientos en Twitter, 9/may/19
Mis pensamientos en Twitter, 21/may/19

Luz del futuro

Pregunta: ¿Cuál debería ser nuestra actitud hacia las manifestaciones negativas del Creador, cuando nos parece improbable que algo positivo venga después? ¿o viceversa?

Respuesta: Si estoy trabajando duro en este momento y quedan dos horas para que termine el día de trabajo, pero sé que me espera una noche maravillosa: volveré a casa, me bañaré, me vestiré con elegancia y saldré con una chica hermosa, El tiempo que sufro trabajando duro ¿realmente lo sufro por mi? No. Ya está teñido por la luz, por el placer que recibiré en la noche.

Esto se llama Ohr Makif (Luz circundante), que ahora brilla en el futuro. Por eso, hoy no puedo sentir el sufrimiento. El sufrimiento se siente, no porque no tengo presente, sino precisamente porque no tengo mañana.

Pregunta: Si no veo el futuro, ¿no puedo ver la siguiente etapa en la que se revelará una fase positiva?

Respuesta: Este es otro asunto ¿cómo puedo asegurarme de que, aunque no vea el siguiente paso, sé que existe y que será amable y bueno para mí? En ese caso, debes crear un grupo que te apoye. Abraza a los amigos y sigue adelante.
[247644]
De la lección de Cabalá en ruso 24/feb/19

Material relacionado:
Saltando al pasado y al futuro
Educación en la sociedad del futuro
¿Por qué no podemos conocer el futuro?

El problema no es el cambio climático: Es la ausencia de cambio en la humanidad.

Mi artículo en Newsmax: «El problema no es el cambio climático: Es la ausencia de cambio en la humanidad

Recientemente la naturaleza nos ha enviado imponentes advertencias de su inmenso poder.

Dos serios terremotos –los más fuertes en décadas– sacudieron el sur de California días atrás. Una tormenta extrema de granizo golpeó México. Mientras tanto, Alaska experimentó temperaturas récord en verano y gran parte de Europa atravesó una ola de calor sin precedentes provocando incendios forestales y alertas sanitarias de emergencia.

Si bien los humanos nos sentimos impotentes ante estas adversidades, es precisamente en el nivel humano –el más grande e influyente dentro de todo el sistema de la naturaleza– donde es posible lograr un equilibrio en el planeta. ¿Cómo? Mejorando la calidad de las relaciones humanas. Tendría un impacto mucho más positivo sobre nuestro planeta que los acuerdos climáticos y las campañas ecológicas.

La retirada de Estados Unidos del Acuerdo Climático de París ha sido criticada por la comunidad internacional que sostiene que esa acción desoye la extrema urgencia de abordar el problema del cambio climático.

Pero estoy de acuerdo con el presidente Trump en que purificar el ecosistema no es el quid de la cuestión, aunque son muchos los que creen que esa puede ser la panacea. Se han asignado miles de millones de dólares para llevar a cabo medidas que no tendrán ningún efecto positivo en la ecología. Más bien, esos fondos deberían destinarse a una educación que nos ayude a establecer relaciones más armoniosas entre las personas: eso es lo que nos llevaría a un mundo mejor en todos los aspectos.

¿Cómo es posible que una mejora en las relaciones humanas pueda tener un efecto positivo en la ecología? Podremos entenderlo si observamos brevemente los cuatro niveles de la naturaleza: inerte, vegetal, animal y humano. Cada nivel inmediatamente superior es más poderoso que el anterior y controla el nivel que hay por debajo de él. Por lo tanto, que la naturaleza en su conjunto vire hacia un desarrollo positivo solo puede lograrse desde el nivel más desarrollado y significativo de todos: el nivel humano. Por el momento, los impactos humanos en el sistema son negativos, pero pueden transformarse en positivos. Debemos entender que modificar el sistema de la naturaleza no se lleva a cabo como comúnmente se piensa, esto es, con acciones para preservar el equilibrio ecológico, ya sea salvando árboles o ciertas especies animales, frenando la contaminación de los océanos o del aire, y otras tantas medidas que podríamos idear para tratar de ser más amables con el medio ambiente. Ninguna de estas acciones ayudará al medio ambiente porque no atacan la causa fundamental del problema.

¿Dónde está entonces la raíz del problema ecológico? El problema está en los seres humanos. Para ser más precisos, está en cómo nos relacionamos unos con otros.

Debido a nuestro inherente ego humano –nuestro deseo de beneficiarnos a costa de los demás– pasamos por encima de todos y de todo, incluida la naturaleza, con tal de beneficiarnos. Por lo tanto, si queremos llegar a un nuevo nivel de equilibrio ecológico, en lo único que debemos centrarnos es en reparar nuestras conexiones a nivel humano.

Incluso si mañana mismo toda la humanidad dejara de contaminar, dejara de quemar combustibles fósiles o evitara el uso de pesticidas, continuaríamos presenciando desastres naturales en todas partes porque, por encima de todos los niveles de la naturaleza, las relaciones humanas, que son el aspecto más influyente en la naturaleza, seguirían estando rotas. Nuestras relaciones –basadas en la explotación, la manipulación y el abuso entre personas– seguirán causando un efecto negativo en todos los niveles de la naturaleza. Seguirán creando un círculo de retroalimentación negativa que se volverá sobre nosotros como reacción de la naturaleza al factor humano.

Si, por el contrario, lográramos establecer unas conexiones emocionales positivas para lograr un equilibrio entre nosotros y la naturaleza, ¿tendríamos que poner en práctica paralelamente las medidas ecológicas que se nos recomiendan?

Puede sonar sorprendente, pero la respuesta es no. ¿Por qué? Porque la propia naturaleza, desde un nivel superior, se encargaría de equilibrar todos estos fenómenos. El principio es el siguiente: el nivel superior que rige la naturaleza es capaz de corregir todas las corrupciones de los niveles inferiores. En la sabiduría de la Cabalá, este principio es llamado “el amor cubre todas las transgresiones”.

Actualmente tenemos actitudes tóxicas hacia los demás: nos relacionamos sistemáticamente a través de un prisma egoísta –beneficio propio a expensas de los demás– y por eso no podemos reparar nada en los niveles inerte, vegetal o animal porque simplemente introducimos nuestra actitud egoísta en el sistema y eso regresa a nosotros en forma negativa. Centrarnos exclusivamente en el nivel humano ­–conseguir unas conexiones humanas positivas– activará el cambio más inmediato y dinámico: en cuanto demos un cambio a positivo en las relaciones humanas, inmediatamente los niveles más bajos de la naturaleza experimentarán los efectos beneficiosos.

¿Cuán rápido y hasta qué punto debemos activarnos para salvar al planeta y a nosotros mismos? ¿Necesitamos todos alcanzar unas relaciones armoniosas de inmediato? ¿O basta con que tengamos una inclinación hacia las conexiones positivas? Con solamente empezar a moverme hacia la meta de “ama a los demás como a ti mismo”, por muy inalcanzable que parezca, tan solo dando el primer paso hacia ello, ya estoy propiciando un cambio en todo el sistema de la naturaleza. ¿Por qué? Porque mi actitud ha cambiado.

Si cambio mi actitud hacia la naturaleza, es decir, si deseo relacionarme global e integralmente con ella, como con un sistema unitario, con una actitud de atención y preocupación, entonces, aunque parezca que solo estoy fomentando esa nueva dirección, también estoy activando todo el sistema y dirigiéndolo hacia la unificación positiva. No se nos pide más que eso.

Solo tenemos que ocuparnos de las relaciones humanas. Los niveles inferiores de la naturaleza se ajustarán y se equilibrarán junto con nosotros cuando armonicemos las conexiones entre seres humanos. En suma, lo único que necesitamos es una educación y unas influencias que nos lleven a lograr unas conexiones humanas positivas. Y de ese modo podremos disfrutar de una vida en armonía con todo el sistema de la naturaleza.
[249379]

Construir la estructura del alma

Observación: Cuando Baal HaSulam encontró el libro de Arí, El árbol de la vida, se sintió muy feliz y lleno de esperanza: «¡Finalmente lo encontré!» Sin embargo, como su maestro Rabash relató, no sabía que hasta después de 20 años podría entender lo que había encontrado y comenzaría comprenderlo. No es fácil para una persona escuchar que lo comenzará a entender en 15 a 20 años.

Mi Comentario: No, no es problema. Es una condición natural y necesaria para alcanzar el mundo superior, porque tienes que construir los elementos para sentirlo en ti mismo, tu conciencia y tu alcance. No es fácil porque nace en nosotros y se acumula en pequeñas porciones. Por lo tanto, esta combinación de dos sistemas, sentido y pensamiento, no la podemos comprender. Nuestro mundo no lo tiene.

En música, en arte, en cualquier cosa de nuestro mundo, no hay una conexión clara entre la sensación de comprender y los sentimientos ni de que una depende de la otra.

La conexión se produce precisamente en Cabalá. Por eso lleva tanto tiempo.

Pero no importa. Es importante que construyas esta conjugación correcta en ti mismo, entre sensación y comprensión, para que la sensación influya en la comprensión y la comprensión en la sensación. Esta es la estructura del alma y necesitas construirla en ti mismo.

Poco a poco, se crea en ti, sólo lleva algún tiempo. ¿Y qué? Todos ustedes son en su mayoría jóvenes, Incluso si hay personas mayores entre nosotros, les aseguro que tendrán tiempo para alcanzar el nivel del mundo superior, la eternidad y la perfección en esta vida.

A nadie se le da Cabalá para que simplemente la toque y se detenga allí. Si una persona vino a Cabalá, si se enteró, quiere decir que en esta vida puede aprovechar la oportunidad. Todo depende de su esfuerzo.
[247609]
De la lección de Cabalá en ruso 10/mar/19

Material relacionado:
Un dispositivo llamado alma
¿Cual es el rompimiento del alma?
¿A dónde va el alma después de la muerte?

Nueva Vida #1116 – ¿Podemos controlar nuestra vida?

Nueva Vida #1116 – ¿Podemos controlar nuestra vida?
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen:

¿Nos engañamos a nosotros mismos cuando intentamos controlar las situaciones que nos rodean, sin controlarnos a nosotros mismos? La idea de dejar de lado el control no es seria ni vale la pena si se hace sin descubrir el poder superior dentro de un grupo de diez personas y dar el control al grupo. Aprendemos acerca de este sistema superior de administración y supervisión de la sabiduría de la Cabalá. Cabalá nos enseña a dejar de lado el control al implementar la norma: «Y ama a tu prójimo como a ti mismo«. Cuando el poder del amor mora entre nosotros, lo organiza todo y alcanzamos la verdadera libertad.
[247926]
De Kabtv “Nueva Vida #1116 – ¿Podemos controlar nuestra vida?” 4/jun/19
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 11/jul/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Plegaria”
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam «Prefacio a la sabiduría de la Cabalá» punto 79
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora