entradas en '' categoría

Evento de unidad

De mi página de Facebook Michael Laitman 14/jul/19

¿Qué tuvimos ayer por la tarde, en el evento de unidad de mis alumnos de “Cabalá Bnei Baruj” de todo Israel? Un festejo de conexión con una comida deliciosa y abundante, melodías de “Baal HaSulam” tocadas en vivo en combinación de extractos de lectura de las fuentes originales y un taller que dedicamos a la pregunta principal: ¿cómo ser israelí?
Les dejamos aquí algunas imágenes del evento.

Mis pensamientos en Twitter, 14/jul/19

El sufrimiento es la manifestación de la fuerza imperiosa de la naturaleza que muestra lo malo del ego, nos obliga a distanciarnos de él y a esforzarnos por otorgar. ¡El ego empuja al hombre a salir de sí mismo! Al darse cuenta ¡puede empezar a anhelar salir de él más rápido!

En cada amigo que el Creador llevó al grupo hay una chispa de amor por el prójimo que viene de Adam. Si se juntan estas chispas, harán un fuego de amor en el que arderán todas sus transgresiones y el Creador se revelará en ese fuego de amor. Necesitamos alcanzar ese gran fuego…

Lo más importante es la unidad de los amigos.

Estimula la liberación de todos los obstáculos y problemas.

La unidad elimina todos los problemas, todo se sumerge en tranquilidad y en fortuna.

¡La verdadera unidad lo corrige todo!

(Maor ve Shemesh, Dvarim) 

La oración, la petición viene del hombre, pero la ayuda del Creador es para los que la necesitan.

Es la misericordia del Creador: Él ayuda a quien pide correctamente en su oración.

¡Pedir correctamente es pedir sin esperar nada, pedir para otros, recibir la fuerza para otorgar!

Zóhar: «Vivo entre Mi pueblo. En el juicio del mundo el hombre no dejará la sociedad. Si se separa, incluso un hombre justo caerá en el primer juicio. No se separen de la sociedad porque la misericordia del Creador está en su pueblo, está escrito, ‘siempre estoy entre Mi gente'».

El desarrollo del alma no es crecimiento personal sino la unión con otras almas.

Así crece el deseo espiritual y la satisfacción.

Eso es avance.

La fuerza de avance es la oración común por una unidad cada vez mayor de todos como uno solo, crear un lugar para revelar al Creador.

No es el Creador que aparece y me da placer,

lo que me satisface es mi aspiración por Él.

No es el Creador que manifiesta Su imagen en mí,

sino que construyo su semejanza dentro de mí.

Soy mi progreso espiritual. Nada más cuenta. Mi «yo» es egoísta, construido contra la unidad, es decir, contra el Creador. Pero sólo me importa mi enorme aspiración para unirme en el grupo con el Creador.

La Cabalá fue construida para la transformación del hombre. No fuera de mí ni de mi entorno, ni el cambio de actitud del hombre. Tampoco pido cambiar mi salud ni mi destino. ¡Sólo pido que cambie mi egoísmo, solo eso…!

Necesitamos al Creador no para que Él haga la paz entre nosotros. Él provoca el conflicto, para que lo busquemos y lo obliguemos a revelarse. Cuando logremos paz, será indicio de que el Creador fue revelado. Y si aún existe fricción, será porque su revelación no fue suficiente.

El problema de sentir en este mundo donde existimos, al mundo espiritual es nuestra percepción.

Ya existimos en el mundo espiritual, pero no percibimos su naturaleza por nuestra disparidad de forma.

Sería suficiente estar por encima del ego para sentir lo que no notamos antes.

Los problemas son el espacio vacío entre nosotros que nos esforzamos por llenar con todo tipo de logros terrenales, pero sin saberlo, tratamos de descubrir ese vacío que el Creador llena. Todas las demás acciones son sólo para encontrar esta solución a modo de prueba y error.

El Creador causa enemistad entre nosotros, atrae nuestra atención hacia Él. El modo correcto de reaccionar es unirnos y volver a Él. Sin importar nuestro desacuerdo, nos unimos y apelamos con gratitud a la Fuerza que nos separa, pedimos que nos una y nos haga semejantes a Ella.

La Fuerza Superior siempre se relaciona con todos, no con alguien en particular.

Cuando hay tensiones en el grupo, necesitamos entender que el Creador juega con nosotros, pero si nos unimos, avanzaremos más. Si todos sucumben a sus propios problemas, volvemos a la vida animal…

El sufrimiento nos demuestra lo que nos aqueja: el ego que debemos reformar. El único problema es reconocerlo. Luego la Luz Superior se encarga de él, crea en nosotros un anhelo por buenas conexiones. Así uno entiende que todo el sufrimiento es síntoma de la enfermedad ¡y mejora!

Al crecer la naturaleza nos exige ser cada vez más sensibles a ella y a la sociedad hasta «Amar al prójimo como a ti mismo». Debemos saber que la naturaleza presionará hasta que aceptemos la premisa sobre la que existe su sistema -ser uno todo- completamente interconectado. 

El crecimiento económico del liberalismo terminó. No puede existir por los fondos del capitalismo por su gran presión a los gobiernos. Los liberales pensaron que podían mejorar el mundo, abrieron la inmigración y el multiculturalismo. ¡Pero sin corregir el ego lleva al colapso!

De Twitter, 14/jul/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 11/jul/19
Mis pensamientos en Twitter, 10/jul/19
Mis pensamientos en Twitter, 9/jul/19

Aférrate al salvavidas — El grupo

El principal trabajo de una persona es agregar al ascenso la falta de grandeza del Creador, que sintió previamente durante el descenso. Estos estados son llamados descensos, precisamente porque desaparece la grandeza del Creador —no hay Creador entre nosotros. Queremos agregar al ascenso la carencia que sentimos en los descensos. 

Nos queda claro que, tanto ascensos como descensos vienen de arriba y no dependen de la persona. La única cosa que depende de nosotros es la forma de trabajar con ambos estados, es decir, conectar el menos -la falta de grandeza del Creador en mí- al más, la grandeza del Creador, que ahora brilla sobre nosotros durante el ascenso. En mí se despierta la falta de grandeza del Creador, intentando sentir, evaluar, medir y agregarla al ascenso, a la sensación de grandeza del Creador que ahora recibo.   

Este es el trabajo de la persona, todo viene de arriba. Necesitamos aprender este arte de evaluar los ascensos y descensos sólo con respecto al Creador y no con ningún otro sentimiento. Necesitamos sentir con todo nuestro ser todo lo profundo de la separación del Creador, la ausencia de Su control y también cómo esta grandeza del Creador nos llena para trabajar entre estos dos polos. 

Durante el día, debemos intentar vivir sólo de acuerdo a un parámetro: la grandeza del Creador, revisando si disminuye o crece, discrepando con su disminución. Constantemente examinar la intensidad y el carácter de la grandeza del Creador que me llena para que sea lo único que me guíe en la vida.1

Toda mi vida se debe revisar sólo con respecto a la grandeza del Creador. Así es como evalúo todas mis palabras y acciones, intentando gradualmente sentir la grandeza del Creador. Es mi único propósito; todo lo demás es secundario. Gradualmente, todo este mundo pierde su importancia y entro a otro mundo, otra dimensión, donde estoy conectado con el superior.2

La grandeza del Creador se mide por el nivel de importancia que le doy al amor por los amigos. Está escrito: “Del amor a los seres creados, al amor del Creador”. Pero, ¿por qué debería amar a los seres creados? Es porque quiero dar contento al Creador. El Creador es la meta; Él es primero y por Él necesito amar a los seres creados, a los amigos. 

El Creador es la causa, pero la implementación está en el grupo, donde debo alcanzar el amor de los amigos. Por lo tanto, el Creador se vuelve el medio. Una vez que alcanzo el amor de los amigos, puedo concentrarme en el amor del Creador.3

En cuanto siento que no hay más Creador en medio de todos mis pensamientos, de inmediato me aferro al salvavidas: el grupo. Juntos pasamos los ascensos y descensos, como si estuviéramos en el mar turbulento flotando en una balsa. Un lado sube y baja, luego el otro lado y mantenemos el equilibrio entre nosotros. Juntos pensamos cómo mantener el equilibrio general e intentamos sentir el estado de cada uno de nosotros, que es la mejor sensación en esa situación tan inestable. Nuestra vida depende de ésto.  

Existe una sensación común de la grandeza del Creador en el grupo y por lo tanto, nuestros ascensos y descensos se vuelven comunes. Cada uno invierte su parte en ellos, para que podamos crecer constantemente. Cada uno sube y baja, meneando nuestra balsa sobre las olas y así avanzamos. 

Este es nuestro juego con el Creador: estamos en un lado, el Creador en el otro y el egoísmo creado por Él, en el medio. Mantenemos la balsa en equilibrio, intentando conectar en un sólo corazón. 

Intentamos asirnos al Creador en el centro del grupo, para que Su grandeza nos sostenga y nos conecte entre sí. El Creador está en el centro de la balsa y está jugando con nosotros. Superamos ambos, los disturbios externos: las olas de la vida, las rocas bajo el agua y los internos, constantemente equilibrando nuestras sensaciones comunes de grandeza del Creador, manteniéndolo entre nosotros. Él debe ser lo primero y lo último, es decir, recibimos todo del Creador y constantemente volvemos a Él en nuestro trabajo.4

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 24/jun/19 con el tema: “Aprender del descenso en el estado de ascenso”. 

1 Minuto 0:25

2 Minuto 23:10

3 Minuto 24:50

4 Minuto 39:10

Material relacionado:
El alcance particular y el general
El gen de la separación y de la conexión
¡El descenso sólo está en el ascenso!

¿A quién dejarle los miles de millones?

Observación: Las diez personas más ricas del mundo no van a dejar su fortuna a sus hijos.

Mi Comentario: La costumbre de dejar las posesiones a la siguiente generación se ha quedado obsoleta. La gente entiende que no da felicidad a los niños.

Es decir, un niño debe recibir una buena educación y un derecho mínimo y normal a existir, ligeramente por encima del promedio. Pero no más que eso. De esa manera el niño hará esfuerzos para lograr más. También aprenderá a salvarse a sí mismo y a su familia para protegerse de todos los problemas. Sin esto, uno estará en todas partes y no sabrá qué hacer y dónde apresurarse.

Corrompe a las personas. Por cierto, la Torá dice que un padre no debe contarle a su hijo sobre su riqueza y qué le dará a su hijo.

Pregunta: ¿Qué pasa con el hecho de que los ricos dejan sus millones a organizaciones benéficas?

Respuesta: ¿Dónde más podría ser dejado? La gente donará para la investigación y para la ecología, y poco a poco todo se irá. Habrá todo tipo de organizaciones que aconsejarán sobre cómo dividir el dinero, disolverlo en partes, y eso será todo.

Pregunta: ¿Dar todo a las organizaciones benéficas es un acto egoísta? Algunas personas han ganado mucho dinero.

Respuesta: Sí, ganaron el dinero, pero ahora, al final de sus vidas, entienden que este dinero no se lo pueden llevar con ellos, que no se puede hacer nada y que nadie es eterno. Esperan que de esta manera dejen su nombre y ellos mismos con la humanidad. Esto es una especie de redención.

Observación: Hay una palabra: «perpetuar».

Mi Comentario: Perpetuar, sí. Pero no los envidio. Si aún esperan que esto les proporcione algún servicio después de que ya se hayan separado de esta vida, entonces, por supuesto…

Pregunta: ¿Esto no les sirve? ¿Qué les serviría entonces?

Respuesta: No quiero hablar de esto. Déjalos que dejen su dinero para caridades.
¡A un hombre no le queda nada! Absolutamente nada más que sus buenas obras. Las buenas obras son solo el poder empujar a este mundo a unirse. Eso es todo, solo esto!

Solo esto puede ser grabado de alguna manera en el alma de una persona. Cuando el hombre se dedica a unir el mundo, se compromete con su alma, con su propiedad interior. Por lo tanto, permanece en él, y la muerte no tiene poder sobre eso.

Pregunta: ¿Qué tipo de acción es para la unificación del mundo?

Respuesta: El deseo mutuo de las personas es ayudarse mutuamente, incluso a un nivel terrenal. Lo más importante es unirse para revelar la mente superior, el atributo más alto, el poder más elevado, el Creador, la propiedad del amor y el otorgamiento.

Si dirigen a las personas hacia esto, entonces, de hecho, permanecerá con ellos y será su contribución eterna al desarrollo de sus propias almas.
[247922]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman» 19/mar/19

Materiala relacionado:
Una escuela para el beneficio del mundo
La rueda de la fortuna
¿Qué puede reemplazar al dinero?

Nueva Vida # 1118 – El cuerpo humano como modelo social

Nueva Vida  #1118 – El cuerpo humano como modelo social 
Dr. Michael Laitman en conversación con  Oren Levi y Nitza Mazoz

Hoy en día, la humanidad es como un cuerpo humano que se ha roto en sus partes separadas y muere como resultado. Todos los sistemas dentro del cuerpo tienen un propósito: mantener el equilibrio para que la persona pueda desarrollarse. Si una parte se debilita, las otras partes la soportan. La naturaleza trabaja armoniosamente en la complementariedad mutua. Los humanos, sin embargo, rompen este equilibrio. La fuerza de la vida está fuera del cuerpo y debemos elevarnos y regresar a la fuente de la vida.
[248366]
De Kabtv “Nueva Vida #1118 – El cuerpo humano como modelo social” 6/jun/19
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 14/jul/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”, punto 85
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Preparándonos para el día de unidad”
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora