Aférrate al salvavidas — El grupo

El principal trabajo de una persona es agregar al ascenso la falta de grandeza del Creador, que sintió previamente durante el descenso. Estos estados son llamados descensos, precisamente porque desaparece la grandeza del Creador —no hay Creador entre nosotros. Queremos agregar al ascenso la carencia que sentimos en los descensos. 

Nos queda claro que, tanto ascensos como descensos vienen de arriba y no dependen de la persona. La única cosa que depende de nosotros es la forma de trabajar con ambos estados, es decir, conectar el menos -la falta de grandeza del Creador en mí- al más, la grandeza del Creador, que ahora brilla sobre nosotros durante el ascenso. En mí se despierta la falta de grandeza del Creador, intentando sentir, evaluar, medir y agregarla al ascenso, a la sensación de grandeza del Creador que ahora recibo.   

Este es el trabajo de la persona, todo viene de arriba. Necesitamos aprender este arte de evaluar los ascensos y descensos sólo con respecto al Creador y no con ningún otro sentimiento. Necesitamos sentir con todo nuestro ser todo lo profundo de la separación del Creador, la ausencia de Su control y también cómo esta grandeza del Creador nos llena para trabajar entre estos dos polos. 

Durante el día, debemos intentar vivir sólo de acuerdo a un parámetro: la grandeza del Creador, revisando si disminuye o crece, discrepando con su disminución. Constantemente examinar la intensidad y el carácter de la grandeza del Creador que me llena para que sea lo único que me guíe en la vida.1

Toda mi vida se debe revisar sólo con respecto a la grandeza del Creador. Así es como evalúo todas mis palabras y acciones, intentando gradualmente sentir la grandeza del Creador. Es mi único propósito; todo lo demás es secundario. Gradualmente, todo este mundo pierde su importancia y entro a otro mundo, otra dimensión, donde estoy conectado con el superior.2

La grandeza del Creador se mide por el nivel de importancia que le doy al amor por los amigos. Está escrito: “Del amor a los seres creados, al amor del Creador”. Pero, ¿por qué debería amar a los seres creados? Es porque quiero dar contento al Creador. El Creador es la meta; Él es primero y por Él necesito amar a los seres creados, a los amigos. 

El Creador es la causa, pero la implementación está en el grupo, donde debo alcanzar el amor de los amigos. Por lo tanto, el Creador se vuelve el medio. Una vez que alcanzo el amor de los amigos, puedo concentrarme en el amor del Creador.3

En cuanto siento que no hay más Creador en medio de todos mis pensamientos, de inmediato me aferro al salvavidas: el grupo. Juntos pasamos los ascensos y descensos, como si estuviéramos en el mar turbulento flotando en una balsa. Un lado sube y baja, luego el otro lado y mantenemos el equilibrio entre nosotros. Juntos pensamos cómo mantener el equilibrio general e intentamos sentir el estado de cada uno de nosotros, que es la mejor sensación en esa situación tan inestable. Nuestra vida depende de ésto.  

Existe una sensación común de la grandeza del Creador en el grupo y por lo tanto, nuestros ascensos y descensos se vuelven comunes. Cada uno invierte su parte en ellos, para que podamos crecer constantemente. Cada uno sube y baja, meneando nuestra balsa sobre las olas y así avanzamos. 

Este es nuestro juego con el Creador: estamos en un lado, el Creador en el otro y el egoísmo creado por Él, en el medio. Mantenemos la balsa en equilibrio, intentando conectar en un sólo corazón. 

Intentamos asirnos al Creador en el centro del grupo, para que Su grandeza nos sostenga y nos conecte entre sí. El Creador está en el centro de la balsa y está jugando con nosotros. Superamos ambos, los disturbios externos: las olas de la vida, las rocas bajo el agua y los internos, constantemente equilibrando nuestras sensaciones comunes de grandeza del Creador, manteniéndolo entre nosotros. Él debe ser lo primero y lo último, es decir, recibimos todo del Creador y constantemente volvemos a Él en nuestro trabajo.4

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 24/jun/19 con el tema: “Aprender del descenso en el estado de ascenso”. 

1 Minuto 0:25

2 Minuto 23:10

3 Minuto 24:50

4 Minuto 39:10

Material relacionado:
El alcance particular y el general
El gen de la separación y de la conexión
¡El descenso sólo está en el ascenso!

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta