Estructura del universo, parte 2

Etapas del desarrollo de la creación. El Creador emana la Luz (+) de satisfacción que da nacimiento a un deseo por ella, el Kli (vasija) (-).

La Luz es etapa 0 (Kéter). La primera etapa, Jojmá, ya es un deseo de recibir que quiere disfrutar de la Luz. Este deseo es natural, instintivo. Por lo general, lo representamos en forma de una vasija que recibe la Luz.

Después de que la Luz creó el deseo, comenzó a transformarse. Ahora quiere ser como la Luz, y por lo tanto, se niega a disfrutarla. La Luz transfiere gradualmente sus propiedades de otorgamiento, y el deseo, que ahora quiere otorgar por sí mismo y ser similar a la Luz, se vacía. Esta es la tercera etapa, Biná.

Pregunta: Si en la etapa  yo quería recibir, entonces en la etapa dos, bajo la influencia de la Luz, ¿quiero de repente otorgar, convertirme en la Luz?

Respuesta: Bajo la influencia de la Luz comienzas a cambiar.

La tercera etapa es muy interesante. Es opuesto a la primera etapa, lo que significa que aquí el ser creado alcanza el estado opuesto al  que fue creado. Después, Biná decide: «Si quiero otorgar, debo darme cuenta». Por lo tanto, con su deseo de otorgar, crea una nueva etapa llamada Zeir Anpin. Este es un deseo de recibir, pero muy pequeño, no tan grande como la etapa de Jojmá.

Pregunta: ¿Por qué la etapa dos es insuficiente? Después de todo, nos convertimos en la fuerza superior que otorga.

Respuesta: No. Nos convertimos como la fuerza superior en nuestra intención, pero no en nuestra forma. No otorgamos nada en Biná, simplemente nos negamos a recibir. Pero cuando Biná se realiza a sí misma en Zeir Anpin, la tercera etapa, así es como se realiza a sí misma como similar al Creador.

Por lo tanto, Kéter es propiedad del Creador para otorgar. Jojmá es la realización de este deseo, otorgamiento. Biná recibe la propiedad que Jojmá le pasa y, a su vez, se niega a recibirla.

Pero por ahora, no tiene nada que dar y ni siquiera quererlo.

En la tercera etapa Zeir Anpin, Biná se da cuenta de su propiedad de otorgamiento. Es como si lo hubiera dado a luz, hubiera creado esta siguiente propiedad y la hubiera llenado.

Pregunta: Entonces, en esta tercera etapa, ¿doy y tomo un poco?

Respuesta: Sí. Zeir Anpin es complejo, compuesto, como si estuviera formado por dos partes, al igual que Biná. Jojmá también consta de dos partes y también lo hace Kéter. Es decir, el deseo de recibir está siempre presente. Cuando Zeir Anpin se llena completamente con Biná, comienza a sentir que lo más importante para él es llenarse en lugar de negarse a recibir. Por lo tanto, la propiedad que desea ser llenada se llama Maljut (reino), el reino de los deseos. Maljut es completamente opuesto a Kéter. Lo que significa que finalmente la creación, que es completamente opuesta al Creador, quiere darse cuenta de lo que Él ha planeado para ella. Lo que significa que el Creador quiere otorgar, y Maljut quiere recibir lo que Kéter quiere otorgar.
[247888]
De Kabtv «Fundamentos de la Cabalá» 27/nov/18

Material relacionado:
Keter-Jojma-Bina-ZA-Maljut
Ascender de tu Kéter al Maljut del superior
Las sutilezas de recibir con el fin de otorgar

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta