Llegar a necesitar la plegaria

Hay personas que están acostumbradas a orar y hay otras que nunca han orado y no están acostumbradas a pensar en sí mismas como dependientes de un poder superior, del destino. Sin embargo, para el que estudia la sabiduría de la Cabalá, todas esas diferencias se vuelven insignificantes. Ya no te relacionas con la plegaria como con una acción habitual que es familiar desde la infancia. El estudio lleva a la persona a través de todo tipo de estados que la limpian de todas las confusiones previas. Ahora entiende que no tiene ninguna conexión con el Creador y todas sus plegarias eran artificiales. 

Toma mucho tiempo hasta que comienza a sentir que nada le ayudará a avanzar, entender, sentir y conectar con el sistema de la creación. No importa cuánto esfuerzo invierta en los amigos, en el estudio, nada ayuda. Entiende con más y más claridad la total impotencia de sus intentos y llega a la conclusión única: “Sólo si el Creador me ayuda, seré capaz de hacer algo y salir de este estado”. 

Sólo el Creador puede ayudarme, nadie más, ni siquiera yo mismo. Con la ayuda de todos los medios, trato de pasar por los diferentes estados, ascensos y descensos, para experimentar todo tipo de sensaciones y eventualmente, entender que nada me ayudará excepto el Creador. Aquí realmente siento la necesidad de la plegaria. Si el Creador no ayuda, nada lo hará. 

Entonces, ¿qué se debe hacer para recibir la ayuda del Creador? ¿cómo puedo convencerme de que la ayuda sólo vendrá de arriba, para llegar a esta petición correcta que el Creador responderá? Esto es lo que enseña Cabalá: cómo y qué pedir y cómo prepararme para que la petición traiga la ayuda del Creador. 1

La plegaria es trabajo del corazón. El corazón determina todos los deseos y el cerebro sólo ayuda a realizarlos, a darles prioridad. El trabajo en el corazón significa organizar los deseos de tal manera que estén dispuestos a cambiar. 

Esto es trabajo por encima de la razón. Si oras por lo que conoces, es la plegaria egoísta y usual de una persona de este mundo, por lo tanto, no causa ningún cambio importante en ti. Cualquier animal ora, porque la plegaria es la sensación de carencia en todos los átomos, moléculas y órganos, en todo el cuerpo. El Creador inicialmente creó la deficiencia; Él mismo es completo y por lo tanto, Él creó un ser que siente la deficiencia. 

La verdadera plegaria no viene de la deficiencia creada en nosotros por el Creador, es decir, de la falta de dinero, salud y otros problemas que el Creador despierta en cada uno de nosotros. Vemos que el mundo entero está sufriendo de algún tipo de deficiencia, porque la materia de la creación es el deseo de recibir que carece de satisfacción. 

Sin embargo, al crear una criatura así, el Creador quería que pidiera ser elevada para no permanecer dentro del deseo, pidiendo satisfacción, sino que se eleve a un grado más alto, por encima de la deficiencia. 2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 8/jul/19  la Plegaria

1 minuto 0:20

2 minuto 11:10

Material relacionado:
¿Qué le trae contento al Creador?
«Cada uno ayuda a su amigo»
Pidiendo la ayuda del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta