Mis pensamientos en Twitter, 1/jul/19

Baal HaSulam: Prefacio al Libro del Zóhar,33:

Lo que se percibe como cambio en el Creador es sólo Su juego que te educa, como el padre que juega con su hijo y aparenta estar feliz o triste. El Creador no siente este juego. Todo es sólo en beneficio del desarrollo de su hijo…

Con Su ocultamiento el Creador crea las condiciones para anhelarlo. Justo al anhelarlo a Él, se encuentra deleite. Es en el anhelo, en el dolor del amor, en el impulso hacia el Amado, donde se revela. Por eso, no quieres revelar al Creador, sino un lugar más grande para trabajar.

El esfuerzo no es trabajo espiritual, sino el anhelo por lograrlo. Normal, el esfuerzo usual no se toma en cuenta, sólo un esfuerzo mayor de lo usual, más allá de lo posible, sólo se puede imaginar. El Creador sólo percibe y se revela en un súper esfuerzo, más allá de lo posible.

La decena debe operar según las leyes de la perfección de HaVaYaH: igualdad e inclusión. La diferencia que vemos, viendo a algunos con más éxito, no tiene sentido en la realidad.

Mientras más sea la resistencia del ego y más nos esforcemos por superarla, ¡mayor será el resultado!

Debemos entender a los amigos que tienen dificultad para estar en una decena.

Aunque lo hagan más tarde, tendrán más éxito en la espiritualidad que los demás. No podemos descuidarlos. Puesto que el Creador los trajo al grupo, tenemos que garantizar una actitud igual para todos.

Al esforzarnos por unirnos logramos amar al prójimo como a nosotros mismos. Así, podemos alcanzar amor por el Creador, enfocando nuestra aspiración por el Creador a través del grupo. Así, unimos toda la creación en un grupo y logramos fusionarnos con el Creador.

Quien desee recibir respuesta del Creador debe pedir por el amigo.

La oración de cada uno por los demás, es la oración común.

Pedir al Creador por los amigos, debe ser petición y agradecimiento.

La respuesta a la solicitud correcta es su consecuencia directa.

La restricción (Tzimtzum) es el cese de todos los pensamientos acerca de mí mismo.

La Luz reflejada (OH) sólo se preocupa por la decena y por el Creador.

OH HaMalbish es qué tanto puedo conectar mis deseos para cuidar a los demás.

Está escrito que el Creador se encuentra MÁS ALLÁ de los límites de nuestras sensaciones terrenales. Por eso, la conexión con los amigos en la decena me permite salir de mí mismo a la sensación de Él, esto en la medida en que ellos sean más importantes para mí que yo mismo.

Puedo superar cualquiera de mis deficiencias si uno mi intención con la intención del grupo hacia la meta. Esto se llama firmar el pacto.

Toda la multiplicidad de nuestras cualidades y deseos fue creada por 613 luces.

Por lo tanto, no hay nada extraño en nosotros. Sólo debemos poner todas las cualidades en su lugar correcto y revelaremos el sistema perfecto del mundo.

Lo que me parece que soy Yo, no soy yo en absoluto. Y lo que me parece que son los amigos, es mi verdadero yo. La distorsión ocurre en mi percepción. Mi verdadero yo es la decena en la que mora el Creador. Pero estoy hecho para verme sólo a mí, para ampliar mi percepción en 620.

El ocultamiento del Creador fue creado por Él, no para esconderse de nosotros, sino para ayudarnos a lograr anhelar Su grandeza y no un poder con motivación egoísta. ¡Respetarlo a Él como la fuente de la cualidad de otorgamiento, no porque es Él quien nos lo otorga!

En la decena todos deben sentir que son iguales.

Lograr igualdad en la decena es más importante que desarrollar la necesidad de revelar al Creador. Si no hay igualdad, el anhelo por el Creador se distorsiona, pues si es así pediremos desde un Kelim perfecto.

Con el grupo construimos un dispositivo para revelar al Creador, como binoculares que debemos enfocar para ver el objetivo deseado. Todas nuestras líneas de visión deben estar enfocadas en un punto para que, con precisión, podamos observar al Creador. 

Está escrito, «Tú me hiciste» El Creador no existe por sí mismo, es solo resultado correcto de todos los participantes en Su revelación. Este dispositivo está a nuestra disposición y tenemos que activarlo. Debemos invertir en crear una «decena» para revelar al Creador en ella.

De Twitter, 1/jul/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 24/jun/19
Mis pensamientos en Twitter, 23/jun/19
Mis pensamientos en Twitter, 19/jun/19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta