Mis pensamientos en Twitter, 24/jul/19

¡La insensibilidad del pueblo israelí ante la ola de antisemitismo que ya cubre casi todo el mundo y también su insensibilidad ante la creciente animosidad hacia ellos por parte de los judíos en la diáspora, es una amenaza enorme para su existencia!

La palabra MITZVÁ-mandamiento, tiene su raíz en la palabra TZAVTA-conexión entre la gente y entre la gente y el Creador. La única instrucción del Creador es cumplir el Mandamiento, MITZVÁ, de unirnos entre nosotros y con el Creador.

Los judíos lo desconocen, pero tienen el método de corrección del mundo, Cabalá. No hay otra fuerza que actúe en el mundo, sólo el Creador. Dado que Él dio a los judíos la posibilidad de cambiar al mundo, los hizo responsables del estado del mundo. ¡No culpes al mundo, corrígelo!

El Creador pone a naciones contra judíos y a judíos contra sí mismos, hasta que sepan que la fuerza superior los guía, los obligue a unirse y luego, a unir al mundo.

Israel es tonto, gasta dinero y energía en tratar de persuadir a las naciones a cambiar su actitud hacia Israel.

Cabalá es el método para corregir el ego, se ocultó para que Israel se mezclara con las naciones en deseos terrenales. Y dejó su conexión con la espiritualidad, fue al exilio. Los judíos se mezclaron con las naciones. La corrección es posible desde el tiempo del Arí, siglo XVI.

El judío odia en sí mismo su estructura espiritual, que se llama «judío»: Yehudí, de Yihud, unidad.

Le gustaría mostrar al mundo «Estoy eliminando esta cualidad de mí, ya soy igual que tú», ¡pero esta cualidad no puede ser eliminada! Y eso es lo que molesta perpetuamente…

Si los judíos no se unen conscientemente para pasar la Luz del Creador, la fuerza de unidad a las naciones, para ir por encima de la naturaleza egoísta animal, esa misma fuerza de la naturaleza, el Creador, nos obligará a hacerlo despertando odio y antisemitismo en las naciones.

Con Su Luz, el Creador muestra la ruptura de nuestra conexión, nos pone unos contra otros, muestra nuestra polaridad, consecuencias de la ruptura del alma, por eso la necesidad de unión será más evidente, por nuestro bien y el de la corrección del mundo.

El antisemitismo nos acerca, ¡pero no es corrección!

Los judíos han sido odiados siempre. El odio inició cuando cayeron del amor fraterno al odio infundado, es decir, cuando nació el antisemitismo en el mundo. Somos odiados por nuestras malas relaciones, pues la corrección del mundo depende y se produce sólo en nuestra conexión.

Con base ​​en el hecho de que dos naturalezas, la espiritual y la corporal, se manifiestan y existen en nosotros (judíos y no judíos, pero que aspiran al desarrollo de su alma), al unirnos en grupos, debemos mostrar a todos cómo ascender a la naturaleza espiritual.

Luto por la destrucción del Templo es sentir dolor en el corazón por tu participación en la destrucción. La corrección sólo puede ser cuando conoces la causa. Duelo no es una fecha, es el estado que prepara para la corrección.

Estamos en el periodo de corrección.

Ni siquiera la corrección más pequeña puede suceder dentro de Israel si no incorpora a las naciones del mundo. Pues, precisamente para las naciones del mundo, es que la corrección sucederá, como está escrito, «Israel fue al exilio sólo para unir las almas de las otras naciones»

Ningún judío, como cualquier persona, desea sufrimiento ni el odio de la sociedad en la que vive. Quieren disolverse en la sociedad y ser tratados de forma normal, por lo tanto, siempre apoyarán a EUA y a Europa, contra Israel. ¡Y así se esconderá!

Con la destrucción del 2o Templo, el pueblo cayó del grado espiritual al material. No siente el mundo espiritual y vive sólo en este mundo. Su actitud hacia el «punto en el corazón» (deseo espiritual) ya es egoísta, es decir, los judíos se odian a sí mismos, ¡su raíz espiritual!

De Twitter, 24/jul/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter,17/jun/19
Mis pensamientos en Twitter,12/jun/19
Mis pensamientos en Twitter,7/jun/19 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta