Relacionar al gobierno perfecto del Creador

Nada debe ser corregido en la realidad, excepto nuestra actitud ante eso. Deja que el mundo se desarrolle en su propia forma, no tenemos nada que agregar. Finalmente, lo vemos de acuerdo a nuestras propias cualidades. Necesitamos corregir nuestra manera de ver la creación, ya que la creación que aparece ante nosotros está en absoluta perfección. Paz en el mundo es la perfección que necesitamos alcanzar.

A mi alrededor, sólo me veo a mí mismo, mis propios defectos. Si veo que todas las partes de la realidad son imperfectas y que la conexión entre ellas es también defectuosa, eso me muestra mi grado de corrupción. Por un lado, toda la realidad es perfecta y sólo la persona requiere corrección. Pero para poderse corregir, el entorno propio debe estar corregido para que pueda influir a la persona.1

El Creador influye al individuo a través del mundo, así como a través de la naturaleza humana interna. De este modo, nos encontramos entre dos fuegos, todo para llevarnos al estado correcto, para darnos cuenta de que debemos aceptar como perfecto el gobierno del Creador y adaptarnos a él. Este trabajo va contra nuestro deseo interno egoísta, hasta que equilibremos nuestra fuerza interna egoísta con la fuerza externa del mundo, relacionándolos al gobierno perfecto del Creador.  

Aquél que quiere corregir la fuerza externa se conoce como un reformador del mundo, aquél que desea corregirse se conoce como un servidor del Creador

El Creador constantemente cambia todos los deseos, cualidades y actitudes dentro de mí, determinando mi naturaleza interna. A mi alrededor veo el mundo aparentemente externo que el Creador también me muestra. Resulta que estoy bajo dos influencias del Creador: interna y externa. Todo lo que tengo que hacer es equilibrarlas, poniendo al Creador como un gobernante sobre ambas.2

Todos están gritando que no es el Creador quien gobierna el mundo, sino “yo”. Así es como revelamos que es el Creador quien gobierna sobre todo. No hay nada más aparte de Él.3

Hay un resultado deseado y hay la realidad. Se desea ver al mundo corregido, es decir, bajo el gobierno de la única fuerza del Creador, aparte de lo cual, no hay nada. Entonces estoy conectado a esta única fuerza y veo que solo el Creador llena toda la realidad. 

Pero si yo no estoy corregido aún, juzgo de acuerdo a mis imperfecciones y veo guerras y turbulencia, en vez del estado corregido. Todo sucede únicamente en relación al alcance de uno y todas las guerras y desastres que vemos están sucediendo dentro de nosotros, dentro de nuestra naturaleza. Si no estoy corregido, no puedo aún atribuir todo a mí y me parece que la guerra está sucediendo afuera. No estoy adherido al Creador aún y por lo tanto, la realidad para mí está dividida en dos: Él y yo, en lugar de sentir “nosotros” como un todo.4

De la primera parte de la lección diaria de Cabalá 10/jul/19, Escritos de Baal HaSulam, “Paz en el mundo”,  

1 Minuto 04:05

2 Minuto 12:20

3 Minuto 19:00

4 Minuto 19:50

Material relacionado:
Gobierno genuino e imaginario
Conexión entre gobierno personal y general
Entendiendo el gobierno del Creador

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta