entradas en '' categoría

Señal de que debemos compartir el método de corrección

No es necesario lamentar un edificio en ruinas, con la esperanza de que si lo construimos en Jerusalén mejoraremos. El Templo está en nuestro corazón, donde deben existir amor y otorgamiento mutuos. Esa será la estructura santa, es decir, por encima de nuestro egoísmo.

Es a lo que debemos aspirar y la destrucción que debemos lamentar, la que sucede justo ahora, no la que pasó en algún momento en el pasado. El Templo es destruido día tras día, es decir, nuestra conexión se está destruyendo cada vez más. Nuevos genes de información (Reshimot) se revelan, pero somos incapaces de corregirlos y por eso es que está sucediendo la destrucción. La posibilidad para la conexión se revela de nuevo y se destruye de nuevo; y así pasa a cada momento. Por eso debemos lamentarnos.

Pero en vez de lidiar con nuestra corrección interna, nos aferramos a la materia. No entendemos que la Torá es santidad, que está más allá de la materia y que se relaciona sólo con nuestro espíritu. A las piedras y lugares geográficos donde tuvieron lugar eventos históricos les damos más importancia. Es muy difícil para el hombre en este mundo renunciar a los símbolos materiales; lo hacen sentir en el lugar. Los símbolos terrenales nos confunden y empezamos a santificar objetos materiales, en lugar de pensar en la intención.

Al mismo tiempo, los cabalistas no pidieron la abolición de los símbolos materiales porque el hombre vive por ellos. Es importante tener una rutina diaria, días festivos y especiales que recuerden que hay fuerzas espirituales y cualidades detrás de ellas. De lo contrario, no se recordará la espiritualidad. Si no estamos conectado a la espiritualidad, al menos los símbolos materiales nos los recordarán. Por lo tanto, los símbolos no pueden cancelarse; sólo necesitamos agregarles la intención. Ambos tienen que existir mientras nuestro mundo exista.1

Lo único que nos falta en nuestro estado, es revelar al Creador, la fuerza de otorgamiento, amor y conexión. Si aspiramos específicamente a esto, estamos en el trabajo y la dirección correctos. El exilio (Golá) es deseo de recibir incapaz de conectar para sentir la realidad verdadera. Sólo necesitamos agregarle la letra “Alef א, Creador (Geulá—redención) y así, el deseo de conectar nos revelará la verdadera realidad.

Está escrito: “Y ellos no enseñarán más…. porque todos ellos Me conocerán, desde el más pequeño, hasta el más grande”. Es decir, todas las migajas de deseo de recibir, con ayuda de la Luz que reforma, construirán una vasija común dentro de la que recibirán la fuerza superior. Todos deben lograrlo; ni siquiera una parte del deseo debe perderse. Si acaso uno de ellos no se conectan al deseo común de otorgar, se perderá en el gran Maljut del mundo del infinito.2

El mal se revela en el mundo cada vez más, día tras día, ya hay señales de reconocimiento de este mal en la humanidad. La gente comienza a entender de dónde viene el mal. Pero es sólo el reconocimiento del mal, no la forma de corregirlo. El pueblo de Israel sigue sin reconocer su misión y al contrario, lo opuesto, la actitud negativa está creciendo. Debe revelarse que el método de corrección está dentro del pueblo de Israel.

Todos están de acuerdo en que la situación es mala y se está deteriorando día tras día. Pero lo principal es transmitir a la gente que la corrección llegará sólo en unidad y que el pueblo de Israel tiene el método de unificación. Hasta que eso suceda, el antisemitismo en el mundo y la actitud negativa hacia Israel, seguirán creciendo. Esta es señal de que el conocimiento de la fuente y del método de corrección están siendo difundidos de forma insuficiente.3

De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 29/jul/19  Tishaa BeAv (nueve de Av)
1 minuto 3:20
2 minuto 12:25
3 minuto 16:20

Material relacionado:
El 9 de Av
Una nueva vida #594 -Tisha B´Av- De la destrucción a la felicidad
Significado espiritual del 9 B´Av/

«Cómo detener definitivamente el calentamiento global» (Linkedin)

Linkedin: «Cómo detener definitivamente el calentamiento global»

No tienes que ser científico del clima ni comprender que nuestras condiciones climáticas en deterioro tendrán consecuencias ecológicas desastrosas. Según el Foro Económico Mundial, «el permafrost que se derrite en Rusia podría tener efecto global devastador».

El peligro no es solo la emisión de dióxido de carbono ni el rápido calentamiento global, también se liberan gases y otras sustancias que han estado congeladas por miles de años, tal vez desde la era de los dinosaurios. Que la nieve se derrita en regiones donde no se supone que suceda, puede causar brote de enfermedades u otros fenómenos con los que la humanidad no tendrá idea de cómo lidiar.

Según la sabiduría de la Cabalá, el desequilibrio en las relaciones humanas, que es el nivel más alto de la naturaleza, causa desequilibrio en los niveles más bajos de la naturaleza inanimada, en el mundo vegetal y en el reino animal. La conducta de los humanos y en especial sus pensamientos, violan el equilibrio en la naturaleza y mientras menos equilibremos nuestras relaciones, más desequilibrio habrá en la naturaleza en su conjunto.

El cabalista Yehuda Ashlag, escribió en la introducción a su artículo Prefacio a la sabiduría de la Cabalá:

«Todos los mundos superiores e inferiores están incluidos en el hombre y toda la realidad en los mundos es sólo para el hombre».

Mientras no logremos equilibrar nuestra relación y red de pensamientos, la perspectiva de la tierra y de nosotros como sus habitantes es muy pobre. Incendios que se unen a inundaciones, huracanes y terremotos, nos indican que ya no tenemos mucho tiempo para cambiar.

Debemos comenzar ya, sin demora a nutrir la fuerza más poderosa que existe en nosotros: el poder del pensamiento. Si llevamos nuestra mente y corazón a una mejor conexión humana, activaremos la fuerza positiva que está profundamente arraigada en el sistema natural y habrá equilibrio a todos los niveles de la naturaleza.

¿Quién es Rav Isaac Luria (Arí)?

A partir de la ruina del Segundo Templo, la sabiduría de la Cabalá estuvo oculta hasta que Isaac Luria Askenazi (Arí) en el siglo XVI la abrió a la humanidad y permitió que el mundo avanzara hacia la corrección.

El Ari pertenece a la cadena de los más grandes cabalistas de todas las generaciones. Se le considera el padre de la sabiduría de la Cabalá contemporánea. En su libro El árbol de la vida, a diferencia de los cabalistas anteriores a él, revela la estructura y el desarrollo del universo y da instrucciones claras para que podemos ascender desde nuestro mundo, el punto más bajo de la realidad, al logro más alto, total y eterno de la realidad.

He aquí que antes de que las emanaciones fueran emanaran y las criaturas creadas,

La Luz Superior simple llenaba toda la existencia

¿Qué conmemora Tisha B’Av? (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Qué conmemora Tisha B’Av?“

Tisha B’Av es un estado muy importante y destacado en el desarrollo de la creación. De acuerdo con la sabiduría de la Cabalá, Tisha B’Av conmemora la ruina del Templo Sagrado, es decir, la ruptura de las vasijas, el estado en que perdimos conciencia (es decir, rompimiento o ruina) de nuestra conexión como una entidad única (es decir, el Templo Sagrado). En la sabiduría de la Cabalá, aprendemos ampliamente sobre este estado de destrucción y lo importante que es, porque no puede haber corrección ni conexión sin corrupción y destrucción. Por lo tanto, por un lado, hay una gran alegría en la oportunidad de corrección que nos trae la ruptura, y por otro, hay dolor y llanto por prever la ruptura que se avecina, sabiendo que necesitábamos resistir, es decir, mantener nuestra conexión como una sola entidad, a pesar de las fuerzas emergentes que la rompen. Esto coincide con el principio espiritual de que, en espiritualidad, siempre encontramos dos opuestos en el mismo lugar.

Por lo tanto, junto con la alegría por la oportunidad de corrección que nos trae la destrucción, debemos, simultáneamente, lamentar todas las ruinas que han tenido lugar, por necesidad, debido a su raíz espiritual. Sin embargo, ¿cuál es la destrucción de la que debemos arrepentirnos hoy? Es que hoy, después del siglo XVI, el tiempo del gran cabalista, el Ari (Rav Isaac Luria), que marcó el inicio de la apertura del proceso de corrección a la humanidad en su conjunto, debemos lamentar nuestra negligencia al no participar deliberadamente en este proceso de corrección. Es decir, no deberíamos lamentar la ruina de los templos sagrados de hace miles de años, pero sí, que cada día que no participamos activamente en el proceso de corrección, no construimos el nuevo Templo Sagrado -corrección de la ruptura en nuestra conexión. Eso es lo que realmente se considera la ruina de los Templos.

Por lo tanto, ¿qué debemos tener en cuenta en Tisha B’Av? El motivo por el que causamos la ruina y la destrucción del Templo. No debemos llorar por lo que sucedió hace 2,000 años. Realmente no sabemos qué sucedió en ese entonces. Al llorar al respecto, es como si nos posicionáramos como grandes personas justas y pensáramos mal de las personas que en ese entonces que perdieron el dominio de los Templos. Lo que debemos entender es que la ruina sucedió de acuerdo con la necesidad de que haya cierto orden. Sin embargo, desde la época del Ari, siglo XVI, cuando nos posicionamos en contra del proceso y el método de corrección -la sabiduría de la Cabalá- la ruina es la ruptura de las relaciones humanas, la división que se está extendiendo en todo el mundo entre la humanidad.  Por lo tanto, no nos relacionamos con Tisha B’Av como una ocasión histórica, sino como un estado que se desarrolla en nuestra vida diaria.
[249801]

¿De dónde vienen los deseos y los pensamientos?

Pregunta: ¿Son los deseos y pensamientos dados desde arriba?

Respuesta: Por supuesto. Supongamos que ahora de repente quieres algo, ¿de dónde vino este deseo? Si es fisiológico, comer, beber, dormir, etc., es comprensible; el cuerpo tiene sus propias leyes y requisitos internos especiales.

Si los pensamientos no tienen nada que ver con tu cuerpo animal, ¿de dónde vienen?

Los deseos y pensamientos no son tuyos. Eres el receptor de pensamientos y deseos que se ciernen a tu alrededor. Sólo se te da oportunidad de clasificarlos adecuadamente, percibirlos y comenzar a trabajar con ellos.

Por lo tanto, todos trabajamos con deseos y pensamientos que surgen en nosotros y debemos comenzar a controlarlos. De esto habla la sabiduría de la Cabalá, la ciencia de recibir. Recibes deseos y pensamientos y Cabalá te enseña a manejarlos correctamente para lograr los estados correctos y más cómodos.

Pregunta: ¿Cuál es nuestro trabajo?

Respuesta: Nuestro trabajo es clasificar los deseos.
[249144]
De la lección de Cabalá en ruso, 14/abr/19

Material relacionado:
¿De dónde vienen nuestros pensamientos?
El principio cabalístico fundamental 
El origen de la libertad

Lección diaria de Cabalá – 9/ago/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «Prefacio a la sabiduría de la Cabalá»
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Tisha BeAv (nueve de Av)”
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora