entradas en '' categoría

Caminar con la vara y la serpiente

Cuando la importancia de la espiritualidad cae ante mis ojos, es como si la vara se cayera de mis manos y se convirtiera en serpiente. Pero estos dos estados están conectados: no podemos levantarnos sin bajar. «Dios hizo uno opuesto al otro». La vara me sostiene y la serpiente me arrastra hacia abajo.

Si la espiritualidad cae ante mis ojos y la elevo, significa que camino con la vara. La naturaleza de la vara es tal que cae constantemente y cada vez tengo que levantarla. La vara cae, la levanto; cae de nuevo, la levanto de nuevo con ayuda de la decena y de la Luz que reforma. Al principio, sólo lo estudiamos teóricamente, pero luego se convierte en un trabajo práctico. Comienzo a trabajar con estas fuerzas, siento que la decena me dan energía, deseo y apoyo para atraer la Luz superior y revelar al Creador.

Esa comprensión tan poderosa ocurre dentro del grupo donde la fuerza de otorgamiento se revela. Con esa presión, exprimimos todo el egoísmo de nosotros mismos y fluye hacia afuera. Queda un recipiente vacío, ya sin deseos egoístas, lleno de Luz de Jasadim.1

Si alguien me humilla, me escupe en la cara frente a todos, ¿qué debo hacer? Si esto sucede en la vida ordinaria, con personas externas sin ninguna conexión con el trabajo interno, debo reaccionar como es lo habitual en este mundo, igual que los demás: defenderme, quejarme, es decir, actuar de acuerdo con la situación. En el mundo externo, debo parecerme a los demás y no parecer extraño.

Sin embargo, si esa conflicto ocurre con un amigo y el amigo me insulta de repente, tengo que aceptarlo todo. No hay espacio para cálculos. El cálculo aquí es lo contrario: todo lo que hacen los amigos es para mi beneficio.

El Creador nos muestra Sus acciones más claramente y debemos volvernos más delicados y sensibles para entender de dónde viene todo. 2

Está escrito, «Cualquiera que sea orgulloso, dice el Creador, ‘Él y yo no podemos habitar en la misma morada'». Orgulloso significa el que piensa que tiene sus propios pensamientos, deseos y acciones, que tiene al  menos algo propio. Pensar que tengo incluso un grano de algo que me pertenece, ya es orgullo.

Nuestro trabajo consiste en anularnos por completo para que no haya nada más que el Creador. Desde este cero absoluto, debemos bajar aún más, hasta el infinito negativo, de modo que todo el trabajo que se requiera después de nuestra anulación completa, no será hecho por nosotros sino por el Creador, de acuerdo a nuestra solicitud.

Resulta que desde más 100 por ciento de egoísmo, descendemos a cero y luego a menos 100 por ciento del egoísmo. De esta manera, revelamos el deseo correcto, el recipiente en el que el Creador se viste y comienza a actuar. Esto se llama la revelación del Creador a los seres creados en este mundo.

Debemos trabajar con nuestro deseo de disfrutar por el otorgamiento, es decir, utilizar nuestro egoísmo al máximo. Al hacer nuestro trabajo, crece nuestro egoísmo 620 veces y logramos un deseo corregido, 620 veces mayor que el original.

Bajamos nuestro egoísmo todo el tiempo, estalla nuevamente y crece aún más cada vez. La Luz que entra en el siguiente grado solo infla nuestro ego. A través de nuestro trabajo, la Luz del infinito entra en nosotros por el bien del otorgamiento, pero inmediatamente caemos y queremos recibir esa Luz por nuestro propio bien. Por lo tanto, la Luz arroja nuestro pequeño egoísmo hasta el grado de la Luz que nos iba a llenar por el bien del otorgamiento y finalmente, es recibida egoístamente.

El siguiente grado egoísta viene de la Luz que atraje por el otorgamiento, pero luego caí y quise tenerla para mí. Esta es la vara y la serpiente: la importancia del otorgamiento cae ante mis ojos y debo levantarla, alto y más alto. Así ascendemos. Por lo tanto, alcanzamos 620 veces más potencia. 620 veces más es el grado de Luz de Maljut a Jojmá.

Es como si infláramos nuestro deseo de disfrutar la Luz superior con una bomba y se expandiera 620 veces. Sólo podemos hacerlo porque estamos en dos estados opuestos: por nuestro propio bien y por el otorgamiento. El Creador no puede dárnoslo ya preparado; sólo lo podemos lograr trabajando en nuestra corrección, con la Torá y los mandamientos. Por lo tanto, está escrito: «No hay un hombre justo en la tierra que haga el bien y no peque». ¿De qué otra manera puede ser más justo si no es porque la Luz superior entró en el deseo de otorgar y lo convirtió en recepción egoísta.3

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 17/ago/19, Baal HaSulam, Shamati 59, «Acerca de la vara y la serpiente»

1 minuto 52:40

2 minuto 56:30

3 minuto 1:04:50

Material relacionado:
La ciencia de la felicidad
¿Qué tienes en tus manos: Una vara o una serpiente?
«Aplasta la cabeza de la serpiente»

El antisemitismo está de moda: cuando los símbolos antisemitas marcan tendencia

The Times of Israel publicó mi nuevo artículo «El antisemitismo está de moda: cuando los símbolos antisemitas marcan tendencia«

No hay nada de “chic” en el nazismo, pero ya existe una tendencia de moda llamada “Nazi chic” con una creciente popularidad en el mundo. Hoy en día es posible encontrar fácilmente en internet tiendas de ropa y accesorios, fundas para teléfonos, fundas de almohadas, así como otros productos de mercadería, con fotos de víctimas de campos de concentración e imágenes que exaltan a Hitler. Nosotros, los judíos, no podemos permanecer indiferentes ante este fenómeno que nos sacude para que comprendamos la importancia vital de unir nuestras fuerzas. Al convertirnos en un pueblo unificado podremos evitar que se normalicen los horrores del pasado y evitar que la historia se repita.

Aunque en el pasado era un tabú, la exaltación de las manifestaciones antisemitas y los símbolos nazis está ganando popularidad en el mundo de la moda, el arte, la música, los deportes, los festivales e incluso en los parques de atracciones, como uno que recientemente tuvo que cerrar una atracción en forma de esvástica en Alemania, donde la exhibición pública de propaganda y objetos relacionados con el nazismo es ilegal. El año pasado, sorprendentemente esta prohibición fue levantada para los juegos de computadora.

Borrar el Holocausto como tragedia

La tendencia a trivializar el capítulo más oscuro de la historia judía es preocupante porque, como podemos ver, ahora sucede en prácticamente todo ámbito humano. Es más, las encuestas realizadas en Europa muestran que la memoria del Holocausto está empezando a desvanecerse. En Estados Unidos, 1 de cada 3 personas consultadas sobre el tema no cree que 6 millones de judíos fueran asesinados en el Holocausto.

El Museo de Auschwitz condenó recientemente las tiendas en línea que anuncian productos –desde objetos decorativos del hogar hasta ropa– con judíos famélicos del Holocausto y simbología nazi. Dicho museo de la memoria judía ha exigido un sistema de verificación más estricto para los vendedores “ya que a veces las cosas van más allá del mal gusto y se vuelven irrespetuosas. Especialmente cuando hay imágenes de víctimas”. Los usuarios en línea también se han sorprendido por esta mercancía ofensiva y algunos anunciantes han accedido a retirar algunos artículos de sus sitios web, mientras que otros siguen estando disponibles en línea.

Incluso las empresas internacionales de moda han causado alboroto en los últimos tiempos por usar imágenes antisemitas y símbolos que incitan al odio en sus diseños, como por ejemplo prendas de rayas con estrellas amarillas que se asemejan a las prendas que los judíos se vieron obligados a usar durante el Holocausto y las esvásticas.

¿Y si hiciéramos que la conexión se ponga de moda?

El creciente odio hacia los judíos que hay en la actualidad y la indiferencia de la gente al sufrimiento histórico judío viene a recordarnos nuestra tarea. Esta moda grotesca es una oportunidad para que reflexionemos sobre el motivo del antisemitismo y recordemos que tenemos un método de conexión para evitar que las atrocidades vuelvan a ocurrir.

Durante muchos siglos, nuestros antepasados ​​se esforzaron por mantener la unidad por encima de su creciente egoísmo. Pero hace 2.000 años, los judíos sucumbieron al odio infundado y fueron exiliados de su tierra. Desde entonces, desde que perdimos nuestra unidad, también perdimos la capacidad de ser una luz para las naciones. El antisemitismo, tal como lo conocemos, comenzó en el mismo momento en que perdimos nuestra unidad.

Solo cuando reavivemos el amor fraternal que cultivamos siglos atrás y compartamos con todos el método para lograrlo, el mundo dejará de odiarnos y culparnos por todos sus problemas. ¿Cómo es posible algo así? Porque, nos guste o no, la unidad entre judíos determina el estado del mundo y su destino. A través de nuestra conexión, le transmitimos al mundo una fuerza positiva y unificadora, una fuerza que el mundo necesita desesperadamente. En cambio, nuestra separación priva a la humanidad de esa fuerza y despierta dentro de ellos el odio hacia los judíos. Esta es la causa de la hostilidad de las naciones hacia nosotros y por qué nos perciben como la fuente de todo mal.

En su ensayo, «El Arvut (La garantía mutua)», el Rav Yehuda Ashlag escribe sobre el importante papel del pueblo judío: «La nación de Israel fue establecida como un conducto, en la medida en que se purifiquen a sí mismos [del egoísmo], transmitirán su fuerza al resto de las naciones».

Ahora es el momento de que nos convirtamos en una «luz para las naciones» por medio de nuestro ejemplo, para que la unidad, la paz y la serenidad se conviertan en la única tendencia de moda en el mundo. No podemos permitir que vuelvan a ocurrir atrocidades cuando contamos con el método para impedirlas: nuestra conexión. Es indispensable mantener este objetivo –el amor fraternal entre todos los judíos– por encima de todos los obstáculos, porque nuestras vidas dependen de ello y el bienestar del mundo lo requiere.

Dos fuerzas emanando del Creador

Pregunta: Existen dos fuerzas: la fuerza de recepción y la fuerza de otorgamiento, mal y bien. Si todo es el Creador, quién es el que percibe estas dos fuerzas? 

Respuesta: El hombre se desarrolla en su cualidad natural, nosotros la llamamos egoísmo. El Creador nos la dio. Nos creó con esa propiedad. Por eso se dice: “Creé el egoísmo”. 

Ahora debemos convertir esta propiedad en su opuesta, en otorgamiento y amor,  ¿de dónde viene la propiedad del altruismo? También llega del Creador. El egoísmo se desarrolla en nosotros, incluso si no lo pedimos al Creador, pero el altruismo, sólo si insistimos en ello. 

Nuestro trabajo es por sobre el egoísmo que el Creador desarrolla constantemente en nosotros, para que constantemente Le pidamos, a través del grupo, que equilibre el egoísmo con altruismo. De esta manera caminaremos como en dos piernas, entendiendo y sintiendo todo el universo -todos los mundos-  más allá de tiempo, espacio y movimiento. 

Así, ambas fuerzas llegan del Creador. Una de ellas es la fuerza del Creador, la fuerza de otorgamiento y amor. La segunda, generada por Él a partir de la nada, es la fuerza del egoísmo.
[249233]
De la lección de Cabalá en ruso 7/abr/19

Material relacionado:
Entendiendo el gobierno del Creador
Dar satisfacción al Creador
¿Cuántos nombres tiene el Creador?

Nueva Vida #1135 – Gobernar la sociedad según la ley natural

Nueva Vida #1135 – Gobernar la sociedad según la ley natural
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Yael Leshed-Harel

Resumen:

La sociedad necesita un mecanismo que la proteja como balsa en las olas, una conexión por encima del ego individual. El ego empuja a todos en dirección anarquista. Nadie sabe lo que realmente es bueno. La sociedad requiere una cabeza que sepa crear constantemente equilibrio entre la gente y las leyes generales de la naturaleza. La cabeza debe estar construida de un gran cuerpo de personas sabias que estudien la sabiduría de la Cabalá, discutan las leyes de la naturaleza y enseñen a la gente.
[249725]
De Kabtv, Nueva Vida #1135 – “Gobernar la sociedad según la ley natural” 9/jul/19
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 29/ago/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «No hay nadie más que Él»
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Disolverme en los amigos» (Preparación para la Congreso en Moldavia)
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora