Agreguen la fuerza buena a la fuerza malvada

Después de la destrucción del Templo y la salida de la espiritualidad, las personas decidieron bajar sus relaciones al grado más bajo: en lugar de una conexión interna de corazón a corazón, simplemente se volvieron exteriormente corteses entre sí. Por lo tanto, se crearon leyes externas que determinan cómo actuar en el campo, cómo tratar al buey o al burro de otra persona y la propiedad del vecino, para al menos no robarse ni hacerse daño unos a otros.

Si es imposible conectarse con los corazones, al menos no permitamos que el odio estalle entre nosotros. Por lo tanto, a nivel terrenal, corpóreo, era necesario establecer todo tipo de leyes de comportamiento, que reflejaran las leyes espirituales. Si no hay amor por el prójimo como por uno mismo, al menos no hagas a los demás lo que no deseas para ti.

Por lo tanto, las relaciones se redujeron del nivel del corazón al nivel corpóreo de manos, pies y lengua. En lugar de conectarnos desde todo el corazón abierto, comenzamos a seguir las instrucciones, verificando cada vez en el libro lo que deberíamos decirle al otro para no ofender al otro. Después de todo, no había otra manera.

Resultó que externamente, las relaciones eran extremadamente educadas para no ofender al otro de ninguna manera, pero internamente, cada uno odiaba a los demás y no quería acercarse a ellos. Pero la ley principal de la Torá es amar a tu prójimo como a ti mismo.1

La conexión no se alcanza  cambiando a todos ni cambiando su opinión, comprensión ni corazón. Por el contrario, con toda la diversidad de opiniones, debemos elevarnos por encima de todas las contradicciones y conectarnos entre sí. De lo contrario, nunca llegaremos a la unidad.

El pueblo de Israel debe conectarse en dos niveles, como está escrito, “el amor cubrirá (el segundo piso) todos los crímenes (el primer piso).”Aprendamos cómo hacer este sabroso sándwich en el que se combinan el amor y el odio, más y menos, dulce junto con amargo y salado. Uno no puede estar sin el otro.

Toda la creación debería existir de tal forma, y esto sucederá solo si el pueblo de Israel implementa este enfoque correcto y dirige a todos los demás hacia él. Es por eso que necesitamos aprender a conectarnos sobre todo las diferencias, del odio y el rechazo entre nosotros. Por un lado, estamos listos para estrangularnos, pero, al mismo tiempo, nos abrazamos y existimos entre estos dos estados en la línea media.

Por lo tanto, cada uno de nosotros tiene razón: yo, tú y él, estamos bien, cada uno a su manera. Pero para la verdad y la justicia comunes, es necesario elevarnos por encima de todos los enamorados que cubren todas las diferencias. Debemos aprender tal fe por encima de la razón, la línea media, el ascenso por encima de la naturaleza humana egoísta. Esto se llama existencia en el nivel espiritual.

Tan pronto como aprendamos cómo hacer esto y salgamos de nuestro egoísmo, elevándonos sobre las nubes, sobre este mundo, sobre la fuerza de la recepción egoísta, nos encontraremos en el mundo abierto y comenzaremos a sentir la realidad espiritual. La corrección es agregar la fuerza buena a la fuerza malvada y egoísta. El Creador creó la fuerza maligna y nos dará la fuerza buena a petición nuestra. La corrección es agregar la fuerza buena a la fuerza malvada y egoísta. 

La conexión entre todos debe surgir por encima del odio porque todos odian a los demás, incluyéndose él mismo. Solo la sabiduría de la Cabalá, que nos enseña sobre la línea media, puede enseñar sobre esa conexión. Dentro de este emparedado que hemos construido, entre el primer y el segundo piso, entre el odio y el amor, revelamos al Creador y nos adherimos a Él, logrando una existencia eterna y perfecta.

Es innecesario destruir el mal; solo es necesario entender que es la base a la que debemos agregar lo bueno. Por lo tanto, estoy listo para reunirme con cualquiera que me odie. No lo veo como un oponente, sino como un socio para lograr un nuevo estado al que todos debemos llegar. 2

De la segunda parte de la lección diaria de Cabalá 31/jul/19, Tishaa BeAv (nueve de Av)
Minuto 5:35
Minuto 26:30

Material relacionado:
Los bloques de construcción de luz y oscuridad
Tejiendo un manto de amor
Babel- Segunda ronda, parte 3

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta