Devoto de los amigos

Incluso si nos las arreglamos para pensar acerca de los amigos y dejar de preocuparnos por nosotros mismos, en el próximo momento eso desaparece. Nunca se convertirá en un pensamiento constante, sino que cambiará a un ritmo frenético. Después de todo, necesitamos hacer escrutinio de todas las migajas del deseo, todos sus fragmentos. La vasija del alma fue fragmentada en piezas y después cayó de la altura del mundo de Atzilut a través de los mundos: Beriá, Yetzirá, Assiyá, continuamente rompiéndose en partículas tan pequeñas, los más pequeños átomos, los cuales ya no pueden ser divididos. 

Ahora necesitamos restaurar esta alma, ensamblarla a partir de esos átomos. Recibo las bases de la creación en mis manos y pienso acerca de cómo ensamblar a partir de ellas. En nuestro mundo, necesitamos conocer las leyes de valencia para producir alguna sustancia a partir de los elementos básicos. Es lo mismo en el mundo espiritual; comienzo a aprender cómo puedo conectar los elementos de la creación en mí mismo ¿Qué significa conectar dos, tres o cuatro átomos en aras del otorgamiento? 

¿Cómo están conectados en el nivel inanimado para formar la materia inanimada que no se mueve y se desarrolla por sí sola? Después, las bases de la creación deben estar conectadas para formar la materia vegetal para que la conexión de los átomos cause desarrollo, es decir, se vuelva más similar al Creador. Una planta ya tiene vida en ella. ¡Resulta que tomé la materia inerte, inanimada y le di vida! Este es ya un grado completamente diferente. 

Después creo una conexión en el nivel animado que existe por su cuenta y tiene cierto tipo de libre elección: se mueve libremente, excreta y absorbe. Así es como construimos todo tipo de conexiones entre nosotros, comenzando de cero e incluso de menos, yendo del odio a la unidad

Imagina, cuánto tenemos que conectarnos con un amigo para crear materia vegetal, es decir, para que el grupo se convierta en una “planta” y comience la vida espiritual, llegando a tal conexión por encima del rechazo que comienza a producir y emitir materiales, haciendo escrutinio de lo que es bueno o malo para sí. Los amigos en la decena comienzan a crecer todo el tiempo.1

La acción principal es proporcionada por el entorno, no acciones de la persona misma, sino del entorno en el que está. Puedes ser una semilla perfecta de élite de cierto tipo, pero si no estás plantada en un buen suelo, entonces no saldrá nada de ti. El entorno es más importante que la semilla misma, es decir, la raíz del alma. 

Incluso existen historias acerca de cabalistas que inicialmente no tenían oportunidad de alcanzar el desarrollo espiritual. De acuerdo a la raíz de sus almas, no podían ascender a grados altos. Sólo gracias al entorno al que se unieron, sin ninguna idea de lo que estaban diciendo o haciendo ahí, sólo a través de su presencia constante, ellos recibieron una nueva alma. Es incluso posible lograr el estado en que el Creador cambiará tu alma, no porque el alma anterior era mala, pero era superficial, no adecuada para el rol elevado. Resulta que una persona es como si se moviera del talón de Adam HaRishón hacia el corazón o el cerebro de todo el sistema del alma general. 

Depende de cuán devoto al grupo es la persona, haciendo todo lo que puede. Esas personas que al principio eran muy poco exitosas, no podían entender e integrarse en el grupo, sentían gran resistencia, pero no se iban, precisamente esas personas logran un gran éxito después. 

Por lo tanto, cada día es necesario cuidar,  mejorar y actualizar tu entorno, con el fin de recibir una influencia óptima de este, la cual te ayudará a volverte incluso más dedicado hacia los amigos, y a través de los amigos, hacia el Creador.2

De la primera parte de la lección de Cabalá 12/ago/19, Escritos de Baal HaSulam, “Introducción al prefacio de la Cabiduría de la Cabalá”

1 Minuto 31

2 Minuto 1:22:51

Material relacionado:
La percepción de la realidad dentro de una Luz simple
¿Por qué el alma general fue fragmentada?
Por qué el alma requiere de corrección

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta