Michael Laitman y el profesor David Patterson hablan de: La responsabilidad de ser un pueblo elegido

El profesor David Patterson, presidente de Hillel A. Feinberg en estudios sobre el Holocausto de la Universidad de Dallas, Texas, se reunió con el cabalista doctor Michael Laitman, ambos hablaron de la razón del antisemitismo y del papel de los judíos en el mundo.

El profesor Patterson es autor del libro, Antisemitismo y sus orígenes metafísicos(2015), dice que una de las principales razones del antisemitismo es el secretismo de la cultura judía y la capacidad del pueblo judío para comunicarse con Dios, pero los judíos lo esconden. Además, el profesor Patterson afirma que esta habilidad divina es lo que hace que los judíos sean el pueblo elegido, separado de las demás naciones del mundo.

El doctor Laitman explicó lo que significa ser pueblo elegido: es decir, hacerle saber a la gente que son elegidos. Esto se puede hacer dando ejemplos de actitud amorosa de acuerdo con lo que está escrito, «ama a tu prójimo como a ti mismo» (Levítico 19:18). Si es así, ¿por qué son los judíos? Esto se remonta a los orígenes del pueblo judío.

El grupo de Israel (de las palabras Yashar Kel, directo a la fuerza superior) es una selección de 70 naciones, reunida por Abraham en torno al principio «el amor cubre todos los crímenes» en la cima de la gran crisis de la antigua Babilonia, llamada torre de Babel.

Según enseñanzas de Abraham, hay dos fuerzas que mueven la realidad: el ego humano en evolución continua (negativa), es decir, el ego como deseo de disfrutar a expensas de los demás y la fuerza de conexión (positiva). Aparentemente, al conectar estas dos fuerzas opuestas y llevar la «positiva» por encima de la negativa podemos revelar la virtud, la fuerza única de amor y otorgamiento, llamada «Creador» en Cabalá.

Después de que los judíos salieron de Babilonia, el ego continuó evolucionando. Revelaron odio infundado entre ellos y ya no pudieron cubrirlo con amor. Por eso, los judíos perdieron su conexión con la fuerza superior, olvidaron el método de conexión y se dispersaron por el mundo.

Debido a la crisis global actual en todas las áreas, el mundo demanda el método de conexión por encima del ego revelado por Abraham, los judíos, incluso si no lo saben, son portadores de este método. De ahora en adelante, el pueblo de Israel debe reactivar su conexión y dar ejemplo a la humanidad: ser la llamada «luz para las naciones» (Isaías 42: 6): enseñar y compartir un método educativo para que todos puedan aprender a vivir armoniosamente en el mundo de hoy. Si los judíos no cumplen con su misión, el antisemitismo aumentará aún más, pero si tienen éxito, el mundo entero tendrá oportunidad de revelar la fuerza superior sublime del amor y el otorgamiento en su unión y vivir una nueva vida de felicidad, confianza y perfección.

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta