Mis pensamientos en Twitter, 30/ago/19

Un ligero pellizco es suficiente para regresarme: «el pellizco del diablo». Primero grito «Oh» por el sentimiento de perturbación, y el segundo «Oh» por darme cuenta que no es un disturbio, sino que el Creador me está acercando a Él. Todo de una vez. La única respuesta a cada obstáculo es aferrarse más al Creador.

No hay justo que no haya pecado. Seguimos cayendo, siempre sin estar preparados para un disturbio, porque cada vez es nuevo, se revela un nuevo Reshimó desde la ruptura. Tenemos que caer, pero al momento siguiente debemos regresar a la correcta percepción.
#SabiduríadelaCabalá

Si pido al Creador que me ayude a aferrarme a Él con una fuerza mayor al disturbio, y me pegue al techo junto con el obstáculo, entonces obtengo fe por encima de la razón, el poder de adhesión que es Más fuerte que el disturbio sentido dentro de la razón.
#SabiduríadelaCabalá

Quiero aferrarme al Creador junto con los disturbios que Él me envía. Mi devoción hacia Él se mide según la fuerza de mi adhesión con Él. Igual que la pesa de 5 kg que quiero pegar en el techo necesita pegamento que sostenga por lo menos 5 kg y un poco más para estar seguro.

En la vida corpórea debo luchar y defenderme de los disturbios. Y en el trabajo interno acepto y agradezco igual por lo malo y por lo bueno. Los disturbios traen correcciones. Lo importante es iniciar una guerra contra ellos para pedir adhesión con el Creador por encima de estos.

Si una persona me crea un obstáculo, debo aceptarlo como «ayuda en contra». Me muestra dónde sigo desconectado del Creador. Me acerco más al Creador gracias a este obstáculo, no podría avanzar sin él, entonces le deseo lo mejor a esta persona.
#Sabiduría

De #Berlín fui a la capital checa, Praga. Aquí me reuní con mis estudiantes que vinieron de todo el país.
El pequeño salón estaba lleno. Hubo muchas preguntas. Había un gran deseo de conectar con los corazones. Estaba feliz de ver esas chispas de vida en la decadente #Europa.

De Mumbai a #Berlín
La brecha entre el país del tercer mundo y el mundo occidental desarrollado es enorme.
Las diferencias indican que hay suficiente suministro en el mundo, no hay escasez de nada: ni en finanzas, ni comida o ropa, sólo en las buenas relaciones entre la gente.
De Twitter, 30/ago/19

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter 18/ago/19
Mis pensamientos en Twitter 12/ago/19
Mis pensamientos en Twitter 29/jul/19

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas:

Próximas Entradas: