“Un pequeño paso para el hombre, un salto gigante para la humanidad”

Exactamente hace 50 años, un evento importante sucedió: el mundo observó, conteniendo la respiración, que el hombre daba sus primeros pasos en la Luna. Todas las estaciones de radio y canales de TV estaban transmitiendo las palabras de Neil Armstrong: “Este es un pequeño paso para el hombre, un salto gigante para la humanidad”.

¿Hoy, tras 50 años, podemos decir que realmente fue un gran salto adelante para la humanidad?

En ese entonces, era joven, tenía 23 años, era estudiante y recuerdo cuánto me inspiraron esas imágenes. Solía soñar con esos viajes. Había muchas personas a mi alrededor y todos teníamos la vista adherida a la pantalla observando lo que sucedía.

Antes que nada, estaba interesado como científico, estudiaba para convertirme en uno. Fue un gran paso adelante en la ciencia. Por supuesto si observas este evento hoy, no parece de consecuencias tan fuertes. Hoy a nadie le impresionan los viajes al espacio. Sin embargo, en ese momento, todos sentíamos verdadera pasión. El hombre quería salir del marco de referencia terrestre, escapar de la Tierra y averiguar qué estaba sucediendo más allá de ella.

Este realmente fue un salto gigante para la humanidad, que observaba desde la tierra, establecimos por seguro que la Tierra es redonda. En tiempos antiguos, las personas generalmente la consideraban un disco, recuerdo ser impactado por las imágenes desde la Luna: el globo elevándose sobre el horizonte, justo como usualmente vemos a la Luna elevarse en el cielo. Era una vista inversa muy interesante.

Comenzamos a entender que estamos en un vasto universo, vacío. No hay otra vida en el universo entero, excepto el ecosistema único que conecta a la naturaleza inanimada, las plantas, los animales y las personas en la Tierra y nos da vida. Dimos un paso hacia el espacio, abriendo un nuevo espacio, pero estaba muerto.

Aquí la humanidad comenzaba a tomar conciencia de dos opuestos: nos enfrentamos con el inacabable espacio abierto del universo, pero no hay vida en él, sólo piedras y vacío. Por lo tanto, necesitamos cuidar de nuestro planeta; no habrá otro lugar. Es necesario percibir a todas las personas como viviendo juntas en una casa. No veo que ir a la Luna haya cambiado la actitud de la gente en este sentido. Pero al menos disparó la investigación en esta dirección.

En los pasados 50 años la humanidad se desarrolló de forma importante, pero para empeorar. Probamos que estamos solos en el universo y que la Tierra es el único lugar que nos da vida. Aun así, a pesar de ello, la estamos destruyendo, acercándonos a una línea roja irreversible y no tomamos en cuenta nada. Esto nos muestra lo destructivo que es nuestro egoísmo; está matándonos y necesitamos hacer algo al respecto.

El siguiente “pequeño paso para el hombre, que se convertirá en un paso gigante para la humanidad” será un paso hacia nuestra unión. Para darlo, no necesitas dar pasos en la Luna ni en otro planeta, sólo necesitas dar un paso sobre ti mismo. Cada uno debe pasar sobre su egoísmo así, realmente, tendremos un enorme avance para toda la humanidad porque podremos salvarnos a nosotros mismos de la autodestrucción.

Si cada uno da un pequeño paso fuera de sí mismo y pasa por encima de su propio egoísmo, nos elevaremos mucho más alto que la Luna y las estrellas, en una dimensión completamente diferente. No podemos abolir nuestro egoísmo, pero podemos elevarnos por encima de él. Esto requiere de una fuerza especial; ningún cohete será capaz de elevarnos por encima de nosotros mismos.

Todos estamos atrapados en la fuerza de gravedad de nuestro propio egoísmo, por lo tanto, es necesario despertar la fuerza opuesta, la cual nos arrancará del amor por nosotros mismos. La sabiduría de la Cabalá está destinada a este propósito y sólo ella nos da poder para elevarnos por encima de la superficie de la Tierra, para arrancarnos del egoísmo que nos presiona hacia la tierra.

Nos gustaría elevarnos y crecer por encima de nuestro egoísmo, pero no podemos. Eso requiere de un método de conexión especial, el cual es enseñado por la Cabalá. Así, nos sentiremos en un cohete en el universo ilimitado. Al escapar del egoísmo, entenderemos las fuerzas especiales que tienen la Tierra, la Luna, el Sol y el universo entero. Aprenderemos por qué este sistema fue construido de esa manera, cuál es nuestro papel, por qué existimos dentro de él. Todo se volverá claro; sólo necesitamos elevarnos por encima de nuestro egoísmo.

De Kabtv “Noticias con Michael Laitman” 18/jul/19

Material relacionado:
La Cabalá explica el Big Bang
¿Por qué ocurrió el Big Bang?
Una mirada más allá del punto del Big Bang

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta