Descubre que la realidad es perfecta

El tema de «No hay nada más más que Él» es el más importante en la sabiduría de la Cabalá y cada vez se parece nuevo. Nos parece que decimos las mismas palabras, pero nunca se repite porque nosotros mismos cambiamos constantemente. Por eso, lo percibimos de forma nueva cada vez. Si alguien no siente cambios, debería preocuparse.

El concepto «No hay nada más que Él» siempre cambia porque hablamos del Creador mismo, de Su singularidad, del gobierno superior que opera en nosotros.1

El Creador, el Emanador, la fuerza superior, es un concepto constante. Toda la realidad fue creada por un pensamiento. Sin embargo, surge la pregunta: ¿sucedió alguna vez o siempre ha existido? Somos nosotros, los seres creados, los que vivimos en el marco del tiempo y nos parece que la realidad cambia. De hecho, estamos en una realidad constante donde todo, tanto lo superior como lo inferior, existe en estado totalmente corregido. Necesitamos revelar esta realidad.

La realidad en sí es perfecta ni se desarrolla ni surge nada nuevo. Los cambios ocurren sólo con respecto al hombre. Necesitamos descubrir esta realidad descubrir quién somos ¿realmente somos tantos o es sólo uno que tiene muchos pensamientos, deseos y acciones diferentes?

Por parte del Creador, la realidad es constante, del modo que la creó. Pero el hombre tiene oportunidad de participar en la revelación de esta realidad, determinar la velocidad y naturaleza de su revelación. Lo más importante es: por quién hacemos esfuerzos, tratando de descubrirlo.

Al inicio había un solo pensamiento: el pensamiento de la creación. “Ese pensamiento único funciona y es la esencia de todas las acciones, propósito y atributos del trabajo. Es perfección total y es la recompensa solicitada”. Es decir, ese pensamiento lo incluye todo; sólo necesitamos intentar conectarnos con él para poder ser incluidos. Todo nuestro trabajo y esfuerzos van hacia allá.

El Creador nos reveló el propósito de la creación, es decir, su actitud hacia nosotros. Por su parte, todo está terminado. Sin embargo, si aspiramos a identificarnos con el pensamiento de la creación, alcanzamos al Creador. Al tratar de revelar el pensamiento del Creador, Lo conocemos, Lo sentimos, nos incluimos en Él y nos conectamos con Él.

Él quiere que descubramos su pensamiento. Si desde nuestro bajo lugar nos elevamos a su altura, a la raíz del pensamiento de la creación, al punto en el que ese pensamiento nació en el Creador, entonces de esa manera, nos acercamos a Él (no al pensamiento sino a el Creador mismo) y lo revelamos.2
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 22/ago/19, «No hay nada más que Él»
1 minuto 0:30
2 minuto 3:07

Material relacionado:
No hay nada más que Él
Todo es solo de Él
Un campo de fuerza de Amor y Bondad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta