entradas en '' categoría

Nueva Vida #244 – Felicidad y sustentabilidad

Nueva Vida #244 – Felicidad y sustentabilidad
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen:

La felicidad personal depende de la felicidad y el bienestar del mundo entero. Debemos cambiar nuestras actitudes egoístas hacia otros y aprender a crear un sentido de conexión mutua. Cambiando nuestras actitudes se reducirá el consumo excesivo, mejorará la salud humana y sanarán los sistemas ecológicos. Necesitamos dar valor de la conexión, por encima de nuestro valor personal, para poder llegar a ser uno. La religión y la moralidad nos enseñan a restringir el ego, eso no funciona porque se opone a la tendencia del desarrollo humano. La educación integral es el único método con el cual podemos lograr este cambio y alcanzar el poder superior con nuestro esfuerzo para conectarnos.
De  Kabtv “Nueva Vida #244 – Felicidad y sustentabilidad” 20/oct/13
Vídeo: Reproducir ahora    Audio: Reproducir ahora

¿Está la realidad predeterminada?

Pregunta: ¿Cuánto de la realidad está predeterminado? ¿qué hay de nuestro libre albedrío?

Respuesta: Absolutamente todo está en nuestro libre albedrío y absolutamente todo está predeterminado. Es decir, el programa se da desde el inicio, desde la partición elemental más simple hasta la cada vez compleja. Esto viene de la ley básica de la naturaleza. Pero la velocidad de conexión depende de nosotros.

No debemos entrar en la corrección. No es asunto nuestro. Debo esforzarme para conectarme siempre que sea posible, pero en ningún caso debo dar órdenes ni determinar de antemano cómo deberían ser los grados de conexión. Sólo avanzar.

Debo dar la bienvenida a lo que se me muestra como estado corregido
[251396]
De la lección de Cabalá en ruso, 12/feb/19

Material relacionado:
Todo está predeterminado excepto nuestras aspiraciones
Alma grande – Grandes esfuerzos
¿Dónde inicia el libre albedrío?

Alejate un poco para que entiendas cómo funciona el sistema

Todo lo que el hombre necesita hacer es conectarse con otros, para eso, debe anular su egoísmo, olvidarse de sí mismo, reducir su control y darle espacio a los demás. Este es todo el trabajo y corrección del alma general. Por lo tanto, todos los pecados y mandamientos, arrepentimiento, recompensa y castigo, se relacionan sólo con la conexión. Mientras más amplia es la conexión, más difícil nos es anularnos, hacer espacio para otros, darles importancia. En la conexión, tanto la calidad como la cantidad son importantes. 

Durante Selijot (arrepentimiento) pedimos perdón por nuestro egoísmo, por la falta de habilidad para anularlo en aras de la unidad. Gradualmente, la cantidad se convierte en calidad, la expansión de la conexión y la inclusión de nuevos círculos, provoca nuevos grados de alcance y atrae nueva luz. Al dar a luz al nuevo Partzuf Nefesh, nosotros mismos recibimos el grado de Ruaj.  

Por lo tanto, no hay duda de qué es lo más importante para la corrección: calidad o cantidad. La corrección cualitativa es imposible sin una corrección cuantitativa. Todas nuestras acciones son muy simples y discretas, pero debido a su enorme número,  esfuerzo constante por anularnos y conectarnos, logramos todos los alcances espirituales y nos elevamos. 

Está escrito que “no es el sabio el que aprende”, sino el que constantemente añade esfuerzos de manera que, centavo a centavo se acumulan en una gran suma. Muchas acciones discretas se acumulan para un resultado mayor. 

Por lo tanto, no podemos quejarnos de que somos incapaces de realizar una gran acción. No se requiere una gran hazaña. En cualquier lugar y en cualquier estado, hay siempre la oportunidad de hacer un pequeño esfuerzo. Si podemos hacer pequeñas acciones y ensamblarlas, llegamos a la corrección y a un gran ascenso.1

Por lo único que debes arrepentirte es por no pedir corrección al Creador. Todas las correcciones van más allá del conocimiento, más allá de los deseos del egoísmo. Nuestro trabajo es siempre regresar a “No hay nada má que Él”. En un lugar donde hace falta el Creador, yo debo añadirlo a Él. Si fracaso en hacerlo, pido perdón. Exijo al Creador que me de fortaleza, entendimiento y sensibilidad para ver la posibilidad de corrección y pedirla al Creador.2

Pido perdón por que tuve oportunidad de exigir corrección al Creador y no lo hice, no llegué al pleno reconocimiento del mal. Me arrepiento de que no trabajé suficientemente duro y no fui suficientemente afectado por mi egoísmo, para comenzar a actuar. El mal revelado no tocó mi corazón. Debí haber sido más sensible e implacable con el mal. 

Todo depende de nuestra conexión, pero no la hemos alcanzado, no podemos sentir el problema común como propio. Por eso, pedimos perdón. 

Ahora trabajamos en expandir nuestra conexión (Kli) global. Gracias a esta expansión, cada uno se volverá más sensible hacia los que están cerca de él. La conexión en cada decena individual, crecerá porque expandimos nuestra conexiones fuera de ella.3

Con el fin de conectarte con tu decena, con mayor precisión y fortaleza interna, discernir detalles adicionales en esta conexión y eventualmente revelar al Creador en ella, debemos cuidar un círculo más amplio. Se sabe que para profundizar en el estudio de algún fenómeno, debemos, expandirlo y alejarnos un poco. Así, entenderemos el fenómeno mismo. 

Al ir más allá de nuestra Tierra, hacia el espacio, llegamos a un mayor entendimiento del planeta en el que vivimos. Así es en todo. Una persona deja su país de origen y se dispone a conquistar nuevos continentes, porque eso le ayuda a entenderse a sí misma. Es lo mismo con la decena; no podemos estudiarla ni descubrir al Creador en ella hasta que cuidemos de todas las otras decenas similares. 

Necesitamos establecer conductos de conexión entre nosotros, líneas de conexión; de otra manera, no entenderemos cómo funciona el sistema. Es imposible estudiar las funciones del cuerpo entero a partir de una célula. Es incluso imposible entender ésta única célula en y por sí misma, su propósito y funciones, porque es parte del cuerpo general y sus sistemas funcionan principalmente para comunicarse con otras células. No podemos sacar una resistencia o transistor de una computadora y pensar que entendemos la construcción de todo el sistema. 

Por lo tanto, si sentimos la necesidad de expandirnos y comenzar a pensar en todos los grupos del  mundo, es señal de que estamos preparados para lograr la conexión en la decena a un grado más elevado. Uno no puede ser sin lo otro.4


De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 24/sep/19 “Qué es la preparación para Selijot [perdón]”

1 minuto 18:20

2 minuto 26:25

3 minuto 39:10

4 minuto 1:10:45

Material relacionado:
¿A quién le pedimos perdón el Día del Perdón?
Esfuerzo y avance
Quién construye el puente de conexión entre nosotros?