entradas en '' categoría

¿Cuál es el significado de Sucot?

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 13/oct/19

El verdadero significado de la fiesta de Sucot consiste en la construcción de una “Sucá de Paz” para congregar a todo el mundo bajo su gran cobertura, reunido como uno.
¡Feliz fiesta de Sucot!

Sucot 2019:Cómo reconstruir nuestro hogar judío

The Times of Israel publicó mi nuevo artículo «Sucot 2019: Cómo reconstruir nuestro hogar judío«

Las sinagogas de todo el mundo están cerrando sus puertas definitivamente. Los cambios demográficos, los problemas financieros, la asimilación y la falta de interés en la vida judía entre los más jóvenes junto con la sensación de inseguridad debido a los ataques antisemitas, son algunos de los principales factores que contribuyen a este fenómeno. Pero hay una causa más profunda en la disminución de la membresía y sus consecuencias para las comunidades: la falta de cohesión y la sensación de un hogar común de todo el pueblo judío. La festividad de Sucot –cuando celebramos la unidad y la hospitalidad con las personas más cercanas a nosotros– es una invitación a redefinir nuestro destino y reflexionar sobre la construcción de una Sucá compartida donde todos los judíos puedan unirse como uno y con ellos el mundo entero.

Las festividades judías de este año encaran una nueva realidad. Las que una vez fueron vibrantes comunidades judías por el mundo entero han visto cómo se reducía significativamente su membresía. La comunidad de Niza, por ejemplo, que una vez fue la cuarta más grande de Francia con alrededor de 20.000 miembros, ha quedado reducida a solamente 3.000. Situaciones similares podemos encontrarlas en las congregaciones judías de Boston, Nueva York y el Medio Oeste americano, todo debido a la disminución del número de miembros.

“En los judíos se dan niveles más bajos de compromiso religioso que en el público general de Estados Unidos”: solo el 26% dijo que la religión es “muy importante”, en comparación con el 56% de los no judíos, según los centros de investigación estadounidenses. Los estudios también muestran una brecha entre la asistencia judía a los servicios de la sinagoga en comparación con otras confesiones: “Los judíos afirman que asisten a servicios religiosos en números mucho más bajos que otros grupos religiosos. 6 de cada 10 cristianos (62%) dicen que asisten a servicios religiosos al menos una o dos veces al mes (en comparación con el 29% de los judíos)”, reveló la encuesta.

No me sorprende. Después de la Segunda Guerra Mundial, la sensación de pertenencia y la necesidad de asociación comunal floreció entre los judíos, pero hoy en día básicamente no hay nada que mantenga unida a la comunidad. En una generación en la que todo es desechable y se puede adquirir cualquier cosa, la independencia se revalorizado más que nunca con las debidas consecuencias sobre los cálculos para seguir en la comunidad. Uno puede preguntarse: “¿Por qué tenemos que ser parte de una comunidad e identificarnos como judíos? ¿Qué saco yo con eso?”.“Nada”, sería la respuesta más probable. De hecho, la vida judía tiene poco o ningún sentido si no nos hacemos las preguntas más esenciales de la vida como “¿Para qué existo?” y “¿Qué significa ser judío?”.

La palabra “judío” –Yehudí en hebreo– proviene de la palabra “unidad”: Yijud. Nuestro propósito como judíos es alcanzar un estado de unidad entre nosotros y compartirlo con las naciones del mundo, es decir, ser “una luz para las naciones”. Sin embargo, para alcanzar una meta tan elevada, primero debemos elevarnos por encima de nuestra naturaleza egoísta, es decir, transformar nuestra preocupación por nosotros mismos y autocomplacencia en preocupación y cuidado por y para los demás.

¿Qué relación tiene esto con la festividad de Sucot? Esta festividad es precisamente un llamamiento para salir de nuestro “hogar” cómodo y egoísta, es decir, nuestro amor propio, y construir una nueva estructura, una Sucá, el símbolo del nuevo mundo que podemos crear si adquirimos la cualidad de otorgamiento, la cualidad del amor por los demás.

Sucot simboliza el hermoso proceso de transformación interna donde tomamos el “desperdicio de granero y bodega”, artículos que, según la sabiduría de la Cabalá, representan la cualidad del amor por los demás y que ahora se mezclan con nuestros pensamientos egoístas de preocupación propia y erigen cualidades como un techo por encima de nuestras cabezas. Construimos una cubierta para el ego y, día a día, durante la semana de Sucot, realizamos aclaraciones adicionales sobre las cualidades que contribuyen al altruismo y pedimos nuestra corrección. Luego, simbólicamente, la luz que se filtra a través del techo de paja transforma nuestras anteriores cualidades egoístas en un nuevo estado donde reconocemos el amor y la conexión con los demás como los valores más importantes de la vida.

El verdadero significado de Sucot es construir una nueva realidad de comprensión y apoyo mutuo, una Sucá de paz, para que todo el pueblo judío y el mundo entero puedan reunirse bajo esa gran cubierta y unirse como uno. Cuando esto suceda, el hogar temporal de la Sucá se transformará en un templo, un lugar común en nuestros corazones, y dejará de ser una mera estructura física.

¡Les deseo a todos una apacible y feliz festividad!

El significado de la fiesta de Sucot

El verdadero significado de la fiesta de Sucot, es construir una “Sucá de Paz”, para que el mundo entero se reúna bajo este gran cobertizo de paja, donde estemos unidos como uno. 

Rosh HaShaná: si nos unimos, cubrimos todos los crímenes con amor

¡Felíz año nuevo!

El periodo del inicio del año (Rosh HaShaná) al día de expiación (Yom Kippur) es llamado “días terribles”. Pero, en realidad, todo depende de nuestra percepción. Incluso los días de más duelo como Tishá B’Av, que simboliza los eventos históricos trágicos que le sucedieron al pueblo judío en el pasado, en el futuro se convertirán en los mejores días. 

Por lo tanto, todo depende de la percepción de la persona. Si uno vive en el pasado, como muchos lo hacen porque no saben nada del futuro, entonces esos son días terribles. Sin embargo, la sabiduría de la Cabalá, la cual está completamente orientada hacia el futuro, habla acerca de esos días como los más hermosos y buenos. El año nuevo (Rosh HaShaná) es el inicio de buenos cambios. 

El periodo de arrepentimiento que precede al comienzo del nuevo año es necesario para reconocer la naturaleza malvada, la cual debemos corregir. El tiempo más adecuado para la corrección se acerca, gracias a ello llegamos al bien. 

Rosh HaShaná es seguido por el Día de Expiación (Yom Kippur) cuando cada uno se juzga a sí mismo, aclara cómo puede llegar al grado del Creador, el estado de la fuerza superior, el mejor estado posible. Revisa lo que debe corregir con el fin de llegar al estado corregido y elevado. 

Como resultado, llega la festividad de Sucot. Tras todas las aclaraciones y peticiones por corrección, comenzamos a construir un alma. La Sucá simboliza el alma común de Adam HaRishón, de la cual todos somos parte. Si nos reunimos bajo el techo de la Sucá, bajo una sola cubierta y cubrimos todos los crímenes con amor, entonces revelamos la alegría de la Torá (Simjat Torá). Estamos tan unidos que la Luz superior, llamada Torá, nos llena y nos lleva a la corrección. 

Esos días son llamados “terribles”, pero su amenaza viene de su grandeza. Como está escrito acerca del Creador; Él es “grande, poderoso y asombroso”, pero esto no es una amenaza, es alabar Su grandeza. 

Antes de Rosh HaShaná es costumbre desearnos un feliz año nuevo y una buena entrada en el libro de la vida. Sin embargo, es de la mayor importancia entender que si nos unimos y cubrimos todos los crímenes con amor, el año en realidad será bueno para todos. Debemos llegar a esa conexión, no sólo una vez al año, antes de la festividad, sino cada día, día con día acercarnos espiritualmente el uno al otro, hasta que sintamos conexión de corazón, como si fuéramos un hombre con un corazón. 

Así sentiremos la fuerza superior, la naturaleza común que llena nuestro corazón común. Esto es lo que realmente será un buen año nuevo.
De Kabtv “El mundo. Festividades judías” 26/sep/19

Material relacionado:
La primera estación en el camino a la corrección: Rosh HaShaná
Jpost: “Rosh Hashaná es una oportunidad para el cambio”
“¡Shana Tova!” o “¡Feliz Año Nuevo!”

Para que los puntos de vista no desaparezcan del mundo

Baal HaSulam, La libertad: Por lo tanto, el colectivo está obligado a proteger meticulosamente todos los puntos de vista de los pocos, para que no desaparezcan del mundo. Porque, deben saber de cierto, con toda confianza, que los puntos de vista verdaderos y más desarrollados, nunca están en las manos del colectivo con autoridad, sino en las manos de los más débiles, es decir, en las manos de la minoría indistinguible. 

Pregunta: ¿Por qué debe cada uno expresar su opinión, cuando nos sentamos en círculos? 

Respuesta: Hasta que todos se sientan plenamente en conexión, no podemos llegar a ser similares al Creador ni construir un grupo donde el Creador será revelado. 

El grupo es una herramienta. Debemos calibrarla. Así como giramos la perilla del radio, sintonizándolo en cierta frecuencia, debemos activar a todos los miembros del grupo para que se conecten unos con otros y en su unidad, la fuerza común integral y mutua, se manifestará. Eso será el Creador. Por lo tanto, la participación de todos es muy importante. Cada uno individualmente también es muy importante.
[252983]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá” 25/dic/18

Material relacionado:
La integralidad endereza las diferencias de opinión
Lo más importante es no perder el final del Hilo
La fuerza integral y sus expresiones

¿Cómo puedes saber qué es bueno y qué es malo?

Bien y mal es un tema eterno, pero en el artículo Paz en el mundo, Baal HaSulam escribe que bien y mal son evaluados por las acciones del individuo hacia la sociedad.

Es decir, de inmediato toma una dirección completamente diferente, por lo que nuestras acciones se evalúan de manera totalmente diferente. Aunque las acciones de cualquier persona pueden ser tan personales e individuales que parece imposible atribuirlas a la sociedad; sin embargo, se evalúan sólo en relación con la sociedad.

Pregunta: ¿Puedo decir: «Hice una buena acción»?

Respuesta: No. No importa lo bien o mal que trates a una planta, un animal, una persona o incluso a ti mismo, influyes en el medio ambiente, en la sociedad con tus pensamientos y acciones. Por lo tanto, todo se evalúa en relación con la sociedad: cómo cambiará, qué le sucederá.

Así se mide si tus acciones son buenas o malas y en qué medida. ¿Cómo puedo saber si mis acciones naturales son buenas o malas en relación con la sociedad? Acarició la cabeza de un niño, esta es una buena acción ¿cómo afecta a la sociedad? ¿cómo puedo evaluarlo?

Todas mis acciones, cualesquiera que sean, traen algunas consecuencias para el medio ambiente ¿cómo puedo sentirlo?

Observación: Pero generalmente decimos que una persona realizó una buena acción o que le hizo daño a alguien.

Mi Comentario: ¿Pero, como lo sabes? Digamos que golpeas a alguien ¿lo corregiste así?

El hecho es que hasta que sintamos todo el sistema de la naturaleza en el que existimos, cómo lo afectamos y qué reacciones recibimos de él, no podremos comportarnos correctamente ni evaluar correctamente nuestro comportamiento.

No tenemos ningún indicador, evaluador ni dispositivo de medición, algo que pueda mirar y decir: «Esto fue positivo y ahora es negativo» y en qué medida.

Si lo sintiera, podría exigirme algo y verlo en otros, ellos serían mi dispositivo, como la flecha en un cuadrante que se mueve hacia el bien, más o hacia el mal, menos. Así podría ir con todos y estar orgulloso de tener más en todo.

Observación: Pero hay leyes generalmente aceptadas en la sociedad humana que debemos cumplir.

Mi Comentario: Por supuesto, en la naturaleza hay leyes, pero en la sociedad humana están totalmente distorsionadas. Este es el problema. No sabemos cómo nos comportamos ¿es nuestro comportamiento bueno o malo y qué consecuencias tienen nuestras acciones? Por supuesto, esto es terrible.

Pregunta: ¿Cómo mide el cabalista sus acciones para determinar si son correctas o no?

Respuesta: Si no me controlo y actúo instintivamente, mis acciones son completamente erróneas, malvadas y perjudican a la sociedad y al mundo.

Si quiero actuar correctamente, debo conectarme con la sociedad que me rodea, unirme a ella, sentir lo cerca que estoy de ella, existir en ella, sentirla, controlar mis acciones y sentir sus consecuencias en la sociedad que me rodea, en la intención de otorgamiento y amor, independientemente de mí mismo. Aquí es cuando puedo decir que estoy actuando correctamente.

Sin embargo, esto requiere práctica, una metodología para salir de mí mismo, entrar en otros y comenzar a sentirme en relación con ellos. En este caso, comenzarás a sentirte en un mundo diferente.
[251960]
De Kabtv «Fundamentos de Cabalá», 21/jul/19

Material relacionado:
¿Para quién el Creador es el bueno que hace el bien?
Una conexión mutua entre dos fuerzas
El futuro yace en una buena conexión mutua

Nueva Vida #286 – Envidia

Nueva Vida #286 – Envidia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen:

En sus niveles más elevados, la envidia puede ayudarnos a alcanzar la sensación ilimitada de la vida eterna. Aún cuando podemos experimentar celos acerca de comida, familia, sexo, son sólo impulsos necesarios para el cuerpo, como cualquier animal. El hombre tiende a envidiar la libertad para salir al mundo y jugar con varios juguetes. La mujer tiende a sentir celos con respecto a belleza y moda y se compara con otras mujeres. Como toro persiguiendo un pedazo de tela roja, ese tipo de celos corporales forman una maquinaria efectiva para el desarrollo del ego humano. Equilibramos la mente con la sensación de envidia para auto-realizarnos y lograr lo que deseamos. Ese tipo de celos, basado en cosas limitadas y tangibles, que el dinero puede comprar, reflejan lo que tengo y no lo que está dentro de mí. La envidia verdadera, espiritual, ocurre cuando nos mudamos hacia la esfera de control. Las personas que ascienden a adquisiciones eternas, están comprando una sensación interna, completa, perfecta e ilimitada, que existe en la naturaleza, fuera de su cuerpo, por encima de tiempo y espacio. Anhelan cambiar el mundo con su idea o conocimiento. Son como Dios que quieren adquirir sabiduría y alcanzar nuevos horizontes. Esta envidia nos hace avanzar para iniciar una nueva vida en el Jardín del Edén.
[128408]
De Kabtv “Nueva Vida #286 – Envidia”, 12/ene/14
Vídeo: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección diaria de Cabalá – 13/oct/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Preparación para  el Congreso de Europa»
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «Prefacio a la Sabiduría de la Cabalá», punto 75
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora