entradas en '' categoría

¿Por qué es necesario que los judíos se unan?

Joshua Goldstein, presidente de la división de EUA, Herut Norteamérica, se reunió con el cabalista doctor Michael Laitman, para discutir los orígenes del antisemitismo y su papel en dirigir a los judíos hacia la unidad.

Date cuenta que estás inmerso en el egoísmo, lo opuesto al otorgamiento

¿Cómo sucedió que Adam HaRishón cometió un error y pecó? ¿fue arreglado desde arriba al darle datos incorrectos? ¿cómo puede pecar el producto del trabajo del Creador? Quiere decir que el Creador lo arregló porque debe haber rompimiento para que entienda quién es y de qué depende su corrección. Llamamos a esto error, pecado, de acuerdo a las definiciones espirituales. Sin embargo, Adam HaRishón no pudo cometer ningún error porque es un sistema. El sistema tiene que fragmentarse para revelar la diferencia entre el Creador y los seres creados

Hubo dos rompimientos: la primera vez en el mundo de Nekudim, en los mundos, en el sistema externo, en la “cáscara”, después en Adam HaRishón mismo. Ahora se corresponden entre sí, ambos están fragmentados. Por lo tanto, el hombre comienza la corrección en este mundo y el mundo es corregido a través del hombre. Por lo tanto, en la influencia recíproca, se corrigen uno a otro, ayudándose el uno al otro. 

Sin la fragmentación, no hay Adam, no hay ser creado. Hasta después de la fragmentación aparece el ser creado, capaz de darse cuenta de cuánto está inmerso en el egoísmo, de que es opuesto al otorgamiento. Sin la fragmentación, no hay contradicción y no hay escrutinio. La plenitud es absolutamente imposible sin la fragmentación previa.1 

De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 7/oct/19, Escritos de Baal HaSulam, “Prefacio a la sabiduría de la Cabalá”, ítem 65

1 minuto 14:37

Material relacionado:
¿Cuándo se convierte una persona en un Adam?
El rompecabezas «Adam HaRishón»
¿Fue Adam HaRishón fenicio?

Rabash nos abre el camino

Baal HaSulam, Introducción al libro, Panim Meirot uMasbirot: Por lo tanto, ven y ve cuán agradecidos debemos estar hacia nuestros maestros, que nos imparten sus luces sagradas y dedican su alma a hacer bien a nuestras almas. Están en medio entre el camino de ásperos tormentos y el camino del arrepentimiento. Nos salvan del inframundo, que es más duro que la muerte y nos acostumbran a alcanzar los placeres celestiales, la sublime bondad y placer que es nuestra parte, dispuesta y esperándonos justo desde el principio, como lo dijimos anteriormente. Cada uno opera en su generación, de acuerdo al poder de la Luz de su Torá y santidad. 

Nuestros sabios ya han dicho, “No tienes ninguna generación sin alguien como Abraham, Isaac y Jacob”. 

En el día en que conmemoramos al gran cabalista, nuestro maestro Rabash, no nos sumergimos en memorias y no nos afligimos por su fallecimiento, como es costumbre en el mundo corporal, el cual está lejos de la verdad. Percibimos este día como la oportunidad de conectarnos de forma, incluso más fuerte, de aferrarnos, de acercarnos a nuestra raíz. 

Rabash es la revelación del Creador para nosotros, en cierta forma y con cierta fuerza. 

Queremos agradecer al Creador por enviarnos ese mensajero a través de quien, Él nos abrió la posibilidad para acercarnos a la fuerza superior, para corregirnos y llevarnos a la semejanza con el Creador. A través de Rabash, nos vinculamos con el Creador porque él es un paso intermedio entre nosotros y el Creador. Debido a Rabash, existimos en la espiritualidad y a través de Rabash, recibimos todo lo necesario para nuestro ascenso espiritual. 

Rabash nos es revelado como un sistema que nos conecta con el Creador a través del cual podemos realizarnos y aproximarnos a la verdad. Por lo tanto, no recordamos la imagen externa de una persona ni sus hábitos terrenales, sino que lo consideramos primero y antes que nada como una revelación especial del Creador que se manifestó en esta forma para nosotros. Mientras más honramos a Rabash, más nos acercamos al Creador, celebrando la revelación especial que el Creador hizo a través de él. Por lo tanto, la fuerza superior llamada “Rabash” se vuelve importante para nosotros, nos conecta con el Creador y nos acerca a Él. 

Hasta cierto grado, esta revelación del Creador se manifestó en forma externa y después desapareció. A pesar de su desaparición externa, esa purificación la necesitamos para llegar a la conexión con Rabash, con su raíz espiritual como nuestro nivel más elevado, con el cual podemos conectarnos con el Creador. 

El Creador actúa a través de almas especiales, sobre cierto número de almas inferiores. Es como si el cerebro enviara una orden hacia algún órgano importante para que él, envíe sus señales a las células corporales bajo su control, guiando su comportamiento. Rabash, sucesor de Baal HaSulam en nuestra generación, se convirtió en un punto crucial para nosotros, fuente de un método práctico y moderno de ascenso espiritual. 

Por lo tanto, necesitamos entender lo elevado de ese obsequio que se nos entregó: la oportunidad de contactarlo, de absorber de él el método adecuado para nuestro tiempo y realizarlo. 

Debemos estar muy agradecidos con nuestro maestro Rabash, cuya alma, su parte de la realidad, fue tan grande, que pudo formar y transmitirnos todo el método de corrección. Sin Rabash, sería extremadamente difícil, incluso imposible alcanzar el mundo espiritual.1

La fuerza superior se extiende dentro del sistema de Adam HaRishón, se revela de arriba hacia abajo al poner en movimiento más y más partes del alma. Y cuando la luz debe extenderse hacia capas inferiores del sistema, para revivir los siguientes órganos de Adam HaRishón en la cadena, hay necesidad de que las partes superiores del sistema sean incluidas en este trabajo. 

El desarrollo tiene lugar de arriba hacia abajo; por lo tanto, cuando una cierta etapa inferior se desarrolla, causa cambios en las etapas superiores. Cualquier corrección está destinada sólo para despertar a las almas inferiores, llamadas “última generación”, con el fin de también llevarlas a ser similares al Creador. 

Rabash simboliza una enorme fuerza global que actúa en nuestra generación. Todo lo que nos queda es implementar el método de Baal HaSulam, el cual Rabash nos transmitió y explicó. Por lo tanto, estudiamos los artículos de Rabash con el fin de imaginar el mundo como un sistema general y conocerlo correctamente, Rabash nos guía de forma más práctica.2

Baal HaSulam nos es revelado, no como guía sino como científico que alcanzó la totalidad de la creación, desde su comienzo hasta su fin y más allá. Rabash toma nuestra mano, como el adulto toma la mano de un niño y nos guía por este camino, justo hasta el final de la corrección. Él abre el camino para nosotros y camina a nuestro lado. 

Las almas pesadas y ásperas que son reveladas en nuestra generación, serían incapaces de fusionarse con el Creador sin el método revelado por Rabash. Pues, él explica cómo lograr los estados de los que escribe Baal HaSulam. 

Baal HaSulam escribe acerca de los niveles superiores y de los estados superiores como investigador científico. Rabash habla, mas no acerca de los pasos en sí, sino acerca del trabajo interno que la persona debe hacer para lograrlos, es decir, acerca de los medios: el entorno, la unificación y el auto-anulamiento. 

En sus libros, Baal HaSulam describe el sistema superior, pero no son libros de texto con los que puedes elevarte. Él es como un compositor que escribió una sinfonía. Primero necesitamos aprender las notas musicales y dominar la técnica de tocar escalas, antes que podamos leer esa partitura y tocarla. Para hacerlo, necesitamos otra persona, un maestro y para nosotros, Rabash se ha convertido en ese maestro, nos lleva por el camino. 

Sin sus explicaciones, podríamos confundirnos con las enseñanzas de Baal HaSulam, interpretándolas incorrectamente como nos lo permita nuestra imaginación. Pero si implementamos las instrucciones de Rabash, que nos permiten lograr un alcance así, comenzaremos a entender los escritos de Baal HaSulam.3

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 3/oct/19, “Día conmemorativo de Rav Baruj Shalom Ashlag (Rabash)”

1 minuto 6:10

2 minuto 8:30

3 minuto 19:30

Material relacionado:
Cómo escuchar los artículos de Rabash
El sucesor de Rabash
Mi primer Pesaj con Rabash

Hazte girar como cubo de Rubik

Pregunta: Para organizar un cubo de  Rubik por colores, tiene que ser girado de forma horizontal y vertical. 

Puedo girar mi cabeza horizontalmente para ver a todos y absorberlos dentro de mí ¿qué debo girar verticalmente? ¿qué debo hacer para realizar un trabajo completo? 

Respuesta: Tienes que girar constantemente en todas las direcciones, es decir, constantemente evadir obstáculos y por encima de ellos, conectarte con los amigos

Imagina que el Creador constantemente crea dificultades y problemas para ti, te hace girar. Debes evadirlo, girar y actuar en sentido contrario a Él. Esta es ayuda en tu contra. Su principal trabajo es crear problemas para nosotros, porque sin ellos no creceremos.
[253366]
Del congreso de Cabalá en Moldavia 5/sep/19 lección 0

Material relacionado:
Sin esfuerzo no hay resultado
El esfuerzo con propósito
Se nos recompensa de acuerdo a nuestros esfuerzos

Acepta a la gente como es

Pregunta: ¿Qué debo hacer si siento falta de la cualidad de verdad en las relaciones en el grupo? Todo es muy artificial y nada sincero. 

Respuesta: Esto es natural dado que todos somos mentirosos, ladrones, violadores y asesinos de nuestras buenas relaciones. Por lo tanto, en ningún caso debes imaginar que tú eres perfecto. Acepta a la gente como es, de la manera en que el Creador la creó. Observa que todos lo están intentando con todas sus fuerzas. 

Todo el que viene aquí quiere escuchar algo acerca de su alma, cómo revelarla, cómo crearla y cómo conectarla con las otras partes del alma común. Por lo tanto, los valoro y no puedo decir nada malo de ellos, después de todo el Creador trajo aquí a cada uno. Si no los valoro, estoy en desacuerdo con el Creador.
[252641]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 28/jul/19

Material relacionado:
No remiendes las antiguas relaciones, constrúyelas de nuevo
Ecología de las relaciones humanas
Levando anclas hacia las relaciones espirituales

Nueva Vida #248 – Descubriendo quién soy, parte 2

Nueva Vida #248 – Descubriendo quién soy, parte 2
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Tal Mandelbaum ben Moshe

Resumen:

El ser humano es un ser social, por lo tanto, es producto del entorno en el que crece. El primer ambiente que da al hombre tanto deseos como satisfacción es el hogar. Lo llevamos con nosotros como una barra de medir toda nuestra vida. En cualquier grupo, todos se benefician cuando equilibramos dar y recibir de acuerdo con las fortalezas de cada uno. No importa cuál sea su profesión ni lo que haga, lo que importa es cuánto da a la sociedad. Juntos podemos alcanzar un estado, como en una tripulación de submarinos, en el que no hay ninguna cortina entre el individuo y la sociedad. Con educación integral y talleres (discusiones en círculo), podemos aprender a ser incluidos con otros, crear conexión e integración, lograr equilibrio entre nosotros y disfrutar juntos del mundo entero.
[163564]
De  Kabtv “Nueva Vida #248 – Descubriendo quién soy, parte 2” 7/nov/13

Lección diaria de Cabalá – 24/oct/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Pesadez del corazón – Invitación al ascenso» (Preparación para el Congreso de Bulgaria)
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam «Prefacio a la sabiduría de la Cabalá», punto 86
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora