Inicio de un trabajo espiritual serio

Está dicho por los cabalistas, “No hay nada más que Él”. Debemos revelarlo con el fin de alcanzar, en nuestra conexión, una sola fuerza: el Creador único.

Al grado en que nos conectamos, siendo muy diferentes y estando muy alejados el uno del otro, comenzamos a crear una nueva cualidad, la sensación de unidad dentro de nosotros mismos, la alcanzamos por la combinación de opuestos. Sin destruir nuestros deseos egoístas (es imposible destruirlos), sin abolirlos, intentamos crear un todo único a partir de lo que está dentro de nosotros.

Usualmente, antes de llegar al congreso, pensamos que nos reuniremos y comenzaremos a invertir nuestras fuerzas en la conexión, en anularnos a nosotros mismos. Pero, cuando arribamos al lugar, de pronto resulta que nuestros pensamientos y deseos no son los mismos que antes y ya queremos otra cosa.

Este es el inicio de un trabajo serio en nosotros mismos. Comenzamos a recibir todo tipo de obstáculos y eso nos debe alertar para crear una conexión por encima de ellos.

Pero no intentamos revelar obstáculos, simplemente intentamos conectarnos y mientras lo hacemos, revelamos más y más obstáculos. Esto nos da la oportunidad de elevarnos por encima de ellos y crear un solo deseo, un solo sistema.
[252417]
Del congreso de Cabalá en Moldavia 5/sep/19, lección 0

Material relacionado:
El mundo en el cual «No existe nadie más que Él»
¿Debemos buscar el mal dentro de nosotros mismos?
Las almas son las conexiones entre los deseos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta