Nueva Vida #286 – Envidia

Nueva Vida #286 – Envidia
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi y Nitzah Mazoz

Resumen:

En sus niveles más elevados, la envidia puede ayudarnos a alcanzar la sensación ilimitada de la vida eterna. Aún cuando podemos experimentar celos acerca de comida, familia, sexo, son sólo impulsos necesarios para el cuerpo, como cualquier animal. El hombre tiende a envidiar la libertad para salir al mundo y jugar con varios juguetes. La mujer tiende a sentir celos con respecto a belleza y moda y se compara con otras mujeres. Como toro persiguiendo un pedazo de tela roja, ese tipo de celos corporales forman una maquinaria efectiva para el desarrollo del ego humano. Equilibramos la mente con la sensación de envidia para auto-realizarnos y lograr lo que deseamos. Ese tipo de celos, basado en cosas limitadas y tangibles, que el dinero puede comprar, reflejan lo que tengo y no lo que está dentro de mí. La envidia verdadera, espiritual, ocurre cuando nos mudamos hacia la esfera de control. Las personas que ascienden a adquisiciones eternas, están comprando una sensación interna, completa, perfecta e ilimitada, que existe en la naturaleza, fuera de su cuerpo, por encima de tiempo y espacio. Anhelan cambiar el mundo con su idea o conocimiento. Son como Dios que quieren adquirir sabiduría y alcanzar nuevos horizontes. Esta envidia nos hace avanzar para iniciar una nueva vida en el Jardín del Edén.
[128408]
De Kabtv “Nueva Vida #286 – Envidia”, 12/ene/14
Vídeo: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta