Rosh HaShaná: si nos unimos, cubrimos todos los crímenes con amor

¡Felíz año nuevo!

El periodo del inicio del año (Rosh HaShaná) al día de expiación (Yom Kippur) es llamado “días terribles”. Pero, en realidad, todo depende de nuestra percepción. Incluso los días de más duelo como Tishá B’Av, que simboliza los eventos históricos trágicos que le sucedieron al pueblo judío en el pasado, en el futuro se convertirán en los mejores días. 

Por lo tanto, todo depende de la percepción de la persona. Si uno vive en el pasado, como muchos lo hacen porque no saben nada del futuro, entonces esos son días terribles. Sin embargo, la sabiduría de la Cabalá, la cual está completamente orientada hacia el futuro, habla acerca de esos días como los más hermosos y buenos. El año nuevo (Rosh HaShaná) es el inicio de buenos cambios. 

El periodo de arrepentimiento que precede al comienzo del nuevo año es necesario para reconocer la naturaleza malvada, la cual debemos corregir. El tiempo más adecuado para la corrección se acerca, gracias a ello llegamos al bien. 

Rosh HaShaná es seguido por el Día de Expiación (Yom Kippur) cuando cada uno se juzga a sí mismo, aclara cómo puede llegar al grado del Creador, el estado de la fuerza superior, el mejor estado posible. Revisa lo que debe corregir con el fin de llegar al estado corregido y elevado. 

Como resultado, llega la festividad de Sucot. Tras todas las aclaraciones y peticiones por corrección, comenzamos a construir un alma. La Sucá simboliza el alma común de Adam HaRishón, de la cual todos somos parte. Si nos reunimos bajo el techo de la Sucá, bajo una sola cubierta y cubrimos todos los crímenes con amor, entonces revelamos la alegría de la Torá (Simjat Torá). Estamos tan unidos que la Luz superior, llamada Torá, nos llena y nos lleva a la corrección. 

Esos días son llamados “terribles”, pero su amenaza viene de su grandeza. Como está escrito acerca del Creador; Él es “grande, poderoso y asombroso”, pero esto no es una amenaza, es alabar Su grandeza. 

Antes de Rosh HaShaná es costumbre desearnos un feliz año nuevo y una buena entrada en el libro de la vida. Sin embargo, es de la mayor importancia entender que si nos unimos y cubrimos todos los crímenes con amor, el año en realidad será bueno para todos. Debemos llegar a esa conexión, no sólo una vez al año, antes de la festividad, sino cada día, día con día acercarnos espiritualmente el uno al otro, hasta que sintamos conexión de corazón, como si fuéramos un hombre con un corazón. 

Así sentiremos la fuerza superior, la naturaleza común que llena nuestro corazón común. Esto es lo que realmente será un buen año nuevo.
De Kabtv “El mundo. Festividades judías” 26/sep/19

Material relacionado:
La primera estación en el camino a la corrección: Rosh HaShaná
Jpost: “Rosh Hashaná es una oportunidad para el cambio”
“¡Shana Tova!” o “¡Feliz Año Nuevo!”

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta