Un grupo

La percepción de la realidad es imposible de explicar en palabras; o ves la realidad o no la ves. Si me quito mis anteojos, no veré nada frente a mí. Sabré que existen personas y escucharé sus voces, pero no las veré. Para ver la realidad con los ojos del Creador, necesitamos unos anteojos con los que podremos ver el alma que existe en todos y cada uno de nosotros, para que seamos como un todo. Así funciona, porque la percepción de la realidad, como suma de individuos, suma de unidades, requiere un enfoque diferente, integral. 

Queremos imaginar a los grupos cabalistas en todo el mundo como un grupo y queremos cuidar a todos de igual forma, elevandonos por encima de nuestra preocupación personal por nuestra decena, nuestro país y nuestro lenguaje, hacia el alma común de toda la humanidad, de toda Babilonia. Esto es para corregir nuestra percepción y ver la realidad a través de los ojos del Creador, en forma integral y colectiva. 

Por lo tanto, debemos intentar pensar en el alma común, al menos en todos nuestros grupos en el mundo, ir por encima a nuestras diferencias. Así, todos corregirán su ruptura y nuestra percepción de la realidad se volverá más integral. 

¿Cómo podemos hacerlo? Puede ser hecho sólo al trabajar en nuestras sensaciones con ayuda de la mente, entendiendo lo importante que es conectar las partes del alma fragmentada. Debemos hacer todo lo que esté en nuestro poder y así llegaremos a la plegaria que nos salvará. El problema es que es mucho esfuerzo para llegar a esa plegaria, cuando entiendo que no puedo hacer lo que deseo, pero realmente lo quiero y sé a quién pedirle y que Él puede ayudarme. 

No corregimos nada por nosotros mismos y no logramos ninguna conexión. Pero, si a pesar del rechazo, hacemos esfuerzos y luego acudimos al Creador, Él completará el trabajo por nosotros. Así debemos prepararnos para el congreso en Bulgaria: hacer todo lo posible y después parte del congreso se convertirá en una plegaria. 

Esta ya no es una relación en la decena ni la conexión humana que entiendo y que está en mi campo de visión y sensación, sino que, en su lugar es algo intangible y no claro: ¿con quién y cómo me conecto? No tengo las formas dentro de mí con las cuales me conecto con otros grupos en un solo Kli; por lo tanto, todo lo que me queda es rezar, pedir.
De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 16/sep/19, Baal HaSulam, “600,000 Almas”

Minutos 20:50 a 28:06

Material relacionado:
El Creador representa en ti la imagen del mundo
Todo sucede en el marco de la decena
El punto donde te fusionas con la decena

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta