Una realidad común llamada Kli

¿Por qué nuestro trabajo debe estar oculto y en oscuridad? Porque inicialmente no sentimos nada espiritual. Fuimos creados opuestos a la cualidad espiritual de otorgamiento y amor, para tratar de volvernos espirituales y reales. El humano (Adam) es «similar» (Domeh) al Creador, necesitamos crearlo en nosotros.

¿Cómo lo hacemos? El Creador nos rompió en pedazos y está entre nosotros. Para revelarlo necesitamos conectarnos. En la medida de nuestra conexión (comprensión, intensidad, percepción sensorial de nuestra conexión, unión y aspiración mutua), comenzaremos a sentir al Creador.

Este trabajo está oculto porque no lo sentimos ni tenemos interés ​​en lo que hay entre nosotros. Solo nos interesa lo que está dentro de nosotros, lo demás es como si no existiera. La externalidad existe sólo en la medida en que sentimos beneficio, no más.

¿Cómo puedo transformarme en sensor que siente más lo externo que lo interno? Dejar de sentir lo que hay dentro es restricción (Tzimtzum). Si siento lo que está fuera de mí es Luz reflejada (Ohr Hozer) y siento esa Luz, es decir, los sentimientos que emanan de mí hacia el exterior, se llamará Creador.

Por eso, el trabajo se hace en ocultamiento, en oscuridad, en la noche.

El Creador inventó un truco para permitirnos percibir una realidad que no deberíamos percibir. Este truco se llama oscuridad. Cuando nos parece que estamos perdidos, que no entendemos, sin conocimiento ni sensación, cuando estamos confundidos, perplejos, en un estado desconocido y perdemos nuestra orientación en el mundo, quiere decir que estamos al inicio de un nuevo estado espiritual, para comprender y tener una base confiable para revelar la Luz. Como se dice: «la ventaja de la luz es desde dentro de la oscuridad«.

Así, la sensación de que entiendo menos que antes, en realidad es una buena condición para avanzar. Todo nuevo paso espiritual comienza con quebranto, desorientación y sentimiento de desesperanza, es decir, oscuridad. En la medida en que sentimos oscuridad, seguimos haciendo esfuerzo y buscando la Luz. La Luz está fuera de nosotros, la oscuridad se revela dentro de nosotros.

De aquí surge todo el método: debes salir de ti hacia tus amigos y en ese camino encontrarás la Luz. Vienen a ti y tú vas a ellos: así nos ayudamos mutuamente, incluso si el objetivo es egoísta. Esto ya es un tipo de avance, como un bebé que se mueve inconscientemente. Pero esos movimientos caóticos e inconscientes nos impulsan hacia adelante.

La fuerza superior nos da pistas y juega con nosotros. El Creador crea todo lo que nos rodea. Más tarde veremos cómo trabaja en nosotros. No hay nada a nuestro alrededor, la realidad que sentimos está dentro de nosotros. Así entenderemos que no existimos individualmente, sino que es una realidad común llamada Kli, HaVaYaH.

Si me siento perdido, es un modelo que el Creador me da de mi nuevo estado. Tengo que cerrar los ojos y conectarme con mis amigos. El Creador lo resistirá, me asegura que no hay nada que buscar, porque es lo mismo que yo, quizás aún peor. Mientras estoy en el ego, los veo en un egoísmo aún mayor y una mayor oscuridad.

Pero trato de navegar en este estado caótico, salir de mí mismo y tratar de entender cómo conectarme con otros fuera de mí, hasta que sienta una nueva realidad.1
De la lección 4, Congreso Mundial de Cabalá en Moldavia, 7/sep/19, Regocíjo  por nuestra carencia/ trabajar en ocultamiento

1 minuto 0:10

Material relacionado:
El sexto sentido independiente
Unir la Luz y el Kli
Si te cambias, cambias la realidad

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: