entradas en '' categoría

Siente la vida de la unidad

Somos un oscuro deseo de recibir que depende totalmente de la satisfacción que recibe. Es la propiedad más sencilla, desamparada y dependiente, no puede hacer nada por sí misma; la único que espera es ser satisfecha. Estamos hechos así y debemos entender que nuestro avance, éxito y salida de este estado puede ser sólo con ayuda de una fuerza opuesta, ajena a nosotros, la fuerza de otorgamiento, amor, conexión y unidad.

Pero, ¿cómo podemos atraer esta fuerza si no tenemos conexión con ella? Si seguimos en nuestra naturaleza egoísta, estamos perdidos. O nos resignamos y nos sometemos totalmente al control de nuestra naturaleza o exigimos que la naturaleza opuesta actúe en nosotros y nos saque de este estado inconsciente, dependiente y bajo.

Según la naturaleza del deseo de recibir, yo sólo quiero satisfacer y silenciar mi deseo; es decir, me estoy matando solo. Aquí, la sabiduría de la Cabalá viene en nuestra ayuda, nos explica en qué forma deberíamos anhelar la satisfacción, cómo cambiar, cómo usar correctamente nuestro deseo, que es lo único que tenemos.

La naturaleza inanimada, las plantas y los animales obedecen su deseo por instinto, pero al hombre se le da la oportunidad de crear un sistema para analizar, comprender, cambiar y comparar los estados deseados con los reales. En el ambiente puedo recibir fuerzas opuestas a mi deseo de recibir. Así, podré alcanzar el equilibrio y comparar los dos sistemas opuestos.

Por eso, la corrección del hombre sólo puede ser con ayuda de la oración. Me conecto con la fuerza opuesta a mí y le pido que me dé fuerza de otorgamiento. Ahora hay dos fuerzas en mí, son dos líneas que me ayudarán a construir una línea media y a elevarme más y más por encima de mi naturaleza, es decir, adquirir, por encima de la razón, una fe cada vez más fuerte.

Debemos concentrar toda nuestra habilidad y capacidad para atraer la fuerza superior. Pero, dado que no lo sentimos y no podemos ser así, necesitamos construir un sistema de deseos egoístas rotos que sientan, con todo su egoísmo, la necesidad de conectarse con los demás, como está escrito: “Vayan y ganen el uno del otro”. Por eso construimos la familia, la sociedad, la nación, el país, etc.

El desarrollo es a expensas de una unidad cada vez mayor, hasta que el sistema comienza a comerse a sí mismo, como sucede en nuestros días. El ego ya no ve beneficio en la conexión, alcanzó su máximo. Ahora el ego vaga sin encontrar a dónde ir. Eso es la esencia de la crisis de nuestro tiempo. Es evidente en la generación joven que no sabe a dónde ir y no encuentra ninguna satisfacción. No tiene necesidad de conectarse con nadie; un teléfono celular le es suficiente.

De ahí, es obvio que el viejo método de conexión, que nos satisfacía, ya no funciona. Ahora necesitamos construir una nueva forma de conexión que no venga de recibir beneficio a expensas de otros, eso nos llevó a un callejón sin salida. Primero debemos reconocer el mal, es decir, entender que ya no podemos corregir nuestra condición como lo hacíamos antes. Ahora es necesario restaurar el sistema que existía antes de la destrucción, es decir, volver al estado corregido.

Todo esto se logra sólo con la oración, pedir, si entendemos que no hay salida y lo único nos queda hacer es demandar la fuerza de conexión para que podamos conectarnos. Debemos reconocer el mal de nuestra naturaleza y el bien de la naturaleza opuesta, que es un sistema perfecto y que no sentimos debido a la destrucción. La diferencia entre esos dos sistemas, es la diferencia entre el Creador y los seres creados.

Para pedir la fuerza de corrección, nosotros mismos debemos construir un sistema pequeño y corregido y así nos quedará claro qué es lo que debemos pedir. Llegamos a un grupo pequeño, a la decena. Y ahí, vemos lo que nos falta para conectarnos como uno. No nos cancelamos unos a otros; más bien, nos complementamos.

Así funciona la decena y cuando terminamos de armar este rompecabezas, sentimos la fuerza interior y la vida de unidad, eso es el Creador. Por lo tanto, necesito sentir a la decena, al deseo que se puede revelar ahí y descubrir la fuerza que necesitamos para sentirnos como una decena y no como uno ni dos ni cinco.

Con esta aspiración, sentiremos anhelo por la fuerza superior de conexión llamada Creador, la fuerza de conexión, satisfacción y sostén. Todas las fuerzas están arriba, las peticiones están abajo, en nuestras manos. No obtendremos nada hasta que pidamos exactamente lo que necesitamos y en cantidad y cualidad correctas. Así «Su simiente será poderosa en la tierra, una generación de rectos, que serán bendecidos».1

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 17/oct/19, Sucot
1 minuto 0:15

Material relacionado
La evolución del método desde Adam hasta nuestros días
De una conexión egoísta a una conexión de otorgamiento
La persona desarrolla al Creador

¿Por qué suceden cosas malas?

Cuántas veces en nuestras vidas nos hemos preguntado: «¿Qué he hecho yo para merecer esto?» «¿Por qué tengo estos problemas?». Uno puede ser despedido de su trabajo, tener una grave enfermedad o sufrir la pérdida de un ser querido, y entonces comienza a preguntarse cómo puede recibir respuesta a estas cuestiones tan sentidas.

A veces, después de haber dado lo mejor de uno mismo, todo sale mal y no vemos claro por qué es así. Entonces, ¿cuál es la conexión entre nuestras acciones y los resultados que experimentamos en la vida?

Vivimos en un mundo paradójico en el que un criminal puede llevar una hermosa vida mientras que un simple trabajador, que gana el pan con el sudor de su frente, sufre. Y nos preguntamos cómo puede ser la vida tan injusta.

Todos nosotros existimos dentro una vasta e intrincada red de conexión, y nuestra incapacidad para comprender tales contradicciones en la vida proviene del hecho de que no sentimos el alcance total de nuestra interdependencia. No percibimos la reacción en cadena de gran alcance que nuestra influencia provoca en el mundo, ni tampoco sentimos de forma clara y directa las consecuencias de nuestras acciones.

Sin embargo, cada aspecto de nuestro comportamiento y pensamientos –ya sea consciente o inconscientemente– afecta al sistema de la naturaleza en el que vivimos y desencadena una respuesta. Lo que ocurre es que sencillamente no somos capaces de conectar los puntos y entender exactamente por qué las cosas suceden de la manera en que lo hacen.

Cómo influyen tus acciones pasadas en tu futuro

En la vida, a menudo buscamos en las acciones pasadas cuando, en un futuro, nos encontramos con experiencias negativas. Pero el tratar de conectar los puntos de ese modo es un enfoque simplista e incorrecto que no toma en cuenta numerosas variables.

Las dificultades sirven para que se despierten profundas preguntas sobre su causa y su propósito, para que deseemos ver más allá de nuestra reducida e individualista percepción del mundo y que tratemos de descubrir el verdadero estado integral en el que existimos. Cuanto mayor sea el sufrimiento, más predispuestos estaremos a igualarnos al sistema de la naturaleza –interdependiente e interconectado– en el que vivimos. Cuando comencemos a descubrir la amplitud de este sistema, veremos el tipo de influencia que tenemos sobre la realidad y qué acciones pueden considerarse buenas o malas. 

Actualmente, evaluamos nuestras vidas de acuerdo con una percepción muy limitada y lineal. Hasta que no desarrollemos una nueva percepción de la integralidad de la naturaleza, seguiremos avanzando en círculos, acumulando cada vez más dolor. En cierto sentido, somos como un niño que solamente come dulces porque eso es lo más agradable, sin comprender el daño que le estamos causando a nuestro cuerpo y que, tarde o temprano, nos pasará factura.

Cómo lidiar con situaciones difíciles

Entonces, ¿qué debemos hacer cuando experimentemos distintas formas de sufrimiento? En primer lugar, no debemos culparnos ni atormentarnos. Tampoco debemos escarbar en el pasado para ver qué es lo que hicimos nosotros u otros para causar ese sufrimiento. En vez de eso, debemos aceptar la inevitabilidad de la situación y utilizar la pregunta sobre la causa de ese sufrimiento para aumentar la conexión con nuestro entorno. Para que esto suceda, es preciso estar en una sociedad solidaria, con personas que también quieran elevarse a una comprensión mayor de la vida. Tal como explica la sabiduría de la Cabalá, esa es la única forma de influir positivamente en el mundo: encontrar un grupo de personas con ideas afines y comenzar a unirse a ellos.

Bajo esa nueva percepción, comprobaremos cómo nuestra cada vez mayor unidad nos lleva a un mayor equilibrio y armonía con la naturaleza, amplificando nuestra felicidad, confianza y bienestar. En otras palabras, la causa de cualquier problema en la vida es nuestra percepción incompleta e incapaz de ver cómo estamos conectados entre nosotros de forma interdependiente.

Con esa percepción mejorada de la realidad, que además coincide con la conexión existente en la naturaleza, cada situación la percibiremos como buena, ya que entenderemos lo que nos sucede a cada momento como un medio para elevarnos por encima de una situación concreta y revelar la fuerza de la conexión: la fuerza del amor y el otorgamiento que rige en la naturaleza. Todos lo que sucede en nuestras vidas, y lo que ha sucedido a largo de la historia de la humanidad, nos conduce hacia el cumplimiento de esa noble meta.

Descensos como medio de avance

Pregunta: ¿Usted dice que necesitamos intentar sentir los descensos juntos?

Respuesta: Existen descensos y ascensos que sentimos juntos y existen descensos y ascensos individuales.

Pregunta: ¿Qué significa sentir un estado de descenso como grupo?

Respuesta: Depende de quién interpreta el descenso.

Yo lo interpreto como desconexión del Creador, del grupo, es decir, del avance. Por ejemplo, puedo sentir cierta pesadez, pero aún así no puedo determinar que me fue entregada para mi avance; sólo estoy inmerso en ello.

Cuando comienzo a percibir esta pesadez como instrumento para avanzar, se convierte en mi instrumento de avance. Ahora trabajo con alegría, entiendo que gracias a ello avanzaré.

Cuando tenemos una meta común, acciones comunes y una vida común, en algunas cosas tenemos ascensos y descensos comunes, en otras cosas ascensos y descensos individuales. Debemos usar el hecho de que podemos trabajar juntos y así lograr resultados comunes.

Así, más o menos entiendo el estado de mis amigos y debo ayudarlos, tomar parte en ello. Por ejemplo, nos es muy importante ser inspirados antes de un congreso, hablar de la importancia de la meta, de la importancia de nuestras reuniones, de la importancia del congreso, de la importancia de las clases. Debemos reunir todo esto entre nosotros e inspirarnos unos a otros.

De esa manera, surgirá un campo común: el Creador no se manifestará en ninguna sensación personal, sino en el campo general. Esto es muy importante porque Su manifestación sólo puede suceder cuando estamos conectados en la decena, en cierta forma de Kli (vasija) común.
[253222]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 13/feb/19

Material relacionado
La respiración espiritual: ascensos y descensos
La separación trae un descenso, la unidad un ascenso
El camino espiritual está sembrado de descensos seguido de ascensos

Cinco tipos de amor

Comentario: Las personas perciben la actitud de otros de forma diferente. Gary Chapman, consultor en relaciones y autor del libro The Five Love Languages, del cual se han vendido cinco millones de copias, describe los diferentes enfoques y percepciones de cada tipo de persona y la manera en que perciben el amor.

Afirma que existen cinco tipos de amor.

El primero es cuando a las personas les gustan las palabras. Cuando el amor es expresado con palabras de aliento, apoyo y alabanza.

Mi comentario: Usualmente, a mujeres y niños pequeños les gusta esto.

Comentario: El otro tipo de amor es “tiempo”. Aquí, al contrario, las palabras no son necesarias. Necesitas pasar tiempo con la persona, prestarle atención, estár con ella etc.

Mi comentario: El tiempo en sí lo organiza todo. El tiempo afecta a todos. Como dice el dicho: “El tiempo es un gran sanador”. Las cosas cambian con el tiempo.

Comentario: Existe un tipo de amor llamado “tacto”. Es decir, a las personas les gustan las sensaciones táctiles: cuando son abrazadas y acariciadas, experimentan emociones positivas.

Mi comentario: A todos les gusta esto: niños, mujeres, animales e incluso a hombres.

Comentario: Otro tipo de amor son los “obsequios”. Cada pequeña cosa importa: baratijas, un regalo, una nota, algún tipo de sorpresa o algo inesperado.

Y el quinto tipo de amor es “ayuda”. Hacer algo por otro, expresar tu atención con acciones, planchar una camisa, limpiar pisos, cocinar la cena o sólo ayudar en algo.

Los científicos dicen que los conflictos en las parejas surgen debido a la falta de entendimiento. Quiero escuchar palabras lindas, agradables y la otra persona quiere una camisa planchada o pasar tiempo juntos, tenemos un conflicto, simplemente no nos entendemos. Es decir, los conflictos surgen precisamente a causa de malos entendidos.

Mi comentario: Depende del consumidor, es decir, de con quién estoy tratando.

No puedo darle pañales planchados a un niño y ganar su amor con esto; no entenderá. Incluso si le doy comida sabrosa, buena. Necesita una calidez especial, un trato especial y seguridad.

Si trato con un animal, debo tratarlo en su nivel para que sienta que puede confiar en mí, que soy su propietario, lo protejo, lo alimento, le doy agua y lo cuido. Es decir, soy su gran compañero y amigo.

Si estamos hablando del amor de amistad entre hombres, entonces antes que nada, esto significa apoyo y entendimiento mutuo.

Si es amor entre un hombre y una mujer, todo se vale: cualquier cosa que le gusta al hombre y cualquier cosa que le gusta a la mujer. Pero, a uno no le gusta lo que al otro le gusta. Sin embargo, si entienden lo que al otro le gusta, pueden organizarse de tal manera que disfrutarán incluso cosas que nunca imaginaron que podrían surgir en ellos por sí mismos, sino porque el otro las disfruta.

A la mujer le gustan los obsequios, señales de amor, atención, etc. Al hombre, principalmente, le gusta ser servido y alimentado: “El camino al corazón de un hombre es por su estómago”. Realmente es así, porque con respecto a la comunicación y especialmente al amor, los hombres son más primitivos que las mujeres. Si una mujer puede, de alguna manera, recordarle a su madre, su actitud hacia él, eso es todo. Él ya la sigue como un patito tras su madre.

Comentario: Vemos que con los años, las relaciones en la pareja se desarrollan. Primero, hay un periodo romántico, después se transforma en una relación más compleja y tras un número de años, de pronto descubren que no se entienden ni se entendieron durante todos esos años.

Mi comentario: En principio, puede ser enseñado. Pero,  si no existe esa educación o las parejas aún son muy jóvenes y no tienen  experiencia, no saben cómo proteger su relación, no saben cómo perdonar ni hacer un compromiso interno, sin hablar de ello ni discutirlo, por supuesto, es muy difícil.

Necesitamos enseñarlo. Es un colectivo. Hombre y mujer o en cualquier otra combinación: hombre, mujer y un niño o dos hombres o dos mujeres. Cualquier número de personas es un colectivo y requiere de un enfoque completamente diferente al de una persona. Aquí, es necesario enseñar. Es muy complicado.

Vemos que no nos involucramos en ese trabajo. Incluso hoy en la escuela hay educación sexual pero no enseñan a tratar a otros como persona y no como objeto de satisfacción sexual. Es muy centrado en mí mismo, crudo y bestial. Eso quiere decir que no hay educación en absoluto.

Recuerdo cuando aún vivía en Leningrado y estudiaba en la facultad de medicina cibernética, llegamos al hospital de maternidad de Leningrado. Había 400 madres por dar a luz. Le pregunté al doctor: “¿Qué tipo de entrenamiento sicológico les proporcionan?” él dijo: “desafortunadamente, no tenemos esa clase de especialistas”.

Comentario: Vemos eso en toda la historia de la humanidad. El amor es lo más apreciado. Los poetas y los escritores lo exaltan. Es como si las personas persiguieran un sueño elusivo.

Mi comentario: Quieren vender este sueño elusivo.

Pregunta: ¿Por qué necesita amor la humanidad?

Respuesta: La humanidad necesita amor porque sin amor no puede haber vida en el nivel animal ni en nuestro nivel.

Incluso en el sexo, vemos cierto tipo de necesidad por algo más grande, aún cuando es puramente mecánico y animal, en aras del placer en el momento y nada más.

Si el sexo fuera sólo eso, sólo estaríamos apareándonos como animales. Pero tenemos necesidad de calidez y cuidado, de apoyo mutuo, de eso que llamamos amor.

Amor es apoyo mutuo. Amor es la sensación de ser amado, de ser cuidado, de ser apreciado de la forma en que eres. Esas son emociones muy serias; los animales no las tienen, ni siquiera con respecto a sus cachorros, los animales sólo tienen sensaciones por un corto periodo de tiempo con el fin de amamantarlos para que no mueran de hambre, después se separan y nunca más se notan ni se reconocen entre sí.

Comentario: Existe siempre ese momento en el amor, cuando dos personas, aparentemente se aman, pero uno imagina el amor de una manera y el otro de otra.

Mi comentario: Es porque no nos educan. El amor es una relación humana, una necesidad, una actitud hacia el otro. Por lo tanto, necesitamos estudiarlo y enseñarlo. No es sexo, sino la habilidad de satisfacer las necesidades internas de otra persona. Podría no tener nada qué ver con sexo.

Pregunta: ¿Qué estudiamos acerca del amor? ¿a satisfacer, a cambiar mis hábitos  para tratar al otro de manera que le daré placer.

Respuesta: Para eso, es necesario sentir qué tipo de persona es. Esto requiere de un trabajo mutuo serio. No ser tímido. “Me gusta cuando me acaricias”. “Y me gusta cuando sonríes”. etc. Explicar. Todo es muy simple.

“¡No, quiero que lo adivine!” ¡¿Cómo puede él adivinar?!

Debemos entender y hablar abiertamente acerca de ello y discutirlo. Aun cuando a los jóvenes no les gusta, les parece que todo debe ser espontáneo, simple e inmediato. El hombre es un animal muy complejo, de muchas facetas.

Pregunta: ¿Cuál es la clave que le daría a la gente de la ley del amor, para que les ayude en las relaciones en todas las situaciones?

Respuesta: En cualquier situación, lo primero es conceder, como decía mi maestro. El amor es un animal que está a tu lado y debes alimentarlo con concesiones mutuas.

Está en la naturaleza de la mujer adaptarse al hombre. No la menosprecio por esto de ninguna manera, al contrario. Ella es sabia. Después de todo, ella da a luz. Ella tiene que crear un cierto entorno con el fin de educar hijos, etc. Es decir, la naturaleza le dio estas capacidades.

El hombre es muy primitivo. Sólo necesita que se le recuerden un poco las cosas que recibió de su madre y correrá tras de ti como niño pequeño tras su madre, eso es todo.

Recomiendo a todas las mujeres iir con la madre de él y preguntarle qué comida le gusta, qué tipo de servicio y todo acerca de él. La madre estará muy complacida! Ella entenderá que realmente eres la mujer que podrá reemplazarla.

Es muy simple, es el sistema primitivo de relaciones: pensar sólo en darle placer al otro, al menos de alguna manera, sólo un poco. Sin embargo, esto ya requiere de sabiduría, experiencia y entendimiento de la psicología humana.

¡Buena suerte en el amor!
[252468]
De Kabtv “Noticias con Michael Laitman”, 19/dic/18

Material relacionado
¿Cómo ganamos el amor de la humanidad?
Ama a tu prójimo como a ti mismo
El amor es el paraíso

Nueva Vida #4 – Ley de conexión general

Nueva Vida #4 – Ley de conexión general
Dr. Michael Laitman en conversación con Oren Levi

Resumen:

La naturaleza es una ley que busca que aprendamos a equilibrarnos y a entender el mundo a través de la conexión humana. Estamos siendo arrastrados a la depresión y al descenso para que corrijamos nuestro deseo de disfrutar y tratemos de beneficiar a los demás. Estamos dentro de una burbuja, limitados por todas partes y no tenemos a dónde ir. Para alcanzar la corrección, necesitamos construir un nuevo sistema de educación integral que nos enseñe a actuar “como si” quisiéramos ayudar a los demás, con lecciones y actividades. Eso nos enseñará a obtener una segunda naturaleza, con hábitos en los que nos involucremos como resultado de la presión del ejemplo positivo dado por el entorno. Todos abrazaremos nuestra interdependencia humana y aprenderemos a invertir nuestro deseo, de beneficio “para mí”, a beneficio “para nosotros”.
[66938]
De Kabtv  “Nueva Vida #4 – Ley de conexión general”, 1/ene/12
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Lección Diaria de Cabalá – 5/nov/19

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Preparación de la Convención en Bulgaria»
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Escritos de Rabash, «Sobre la importancia de los amigos» 17-1 (1984)
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Preparación para el Congreso»
Video: Reproducir ahora Audio: Reproducir ahora