El deber de todas las almas

Baal HaSulam, Introducción a De la boca de un sabio: Es sabido de libros y de autores que el estudio de la sabiduría de la Cabalá es obligación absoluta para todas las personas de Israel. Si uno estudia toda la Torá y conoce la Mishná y la Guemará de memoria, si además está lleno de virtudes y buenas obras, más que todos sus contemporáneos, pero no ha estudiado la sabiduría de la Cabalá, debe encarnar una vez más en este mundo para estudiar los secretos de la Torá y la sabiduría de la verdad. …

Por esta razón reencarnamos, generación tras generación, hasta nuestra generación actual, la cual es el residuo de las almas sobre las cuales la intención de la Creación no está completa, pues no alcanzaron los secretos de la Torá en las generaciones pasadas. 

Baal HaSulam escribe que tenemos que revelar la sabiduría de la Cabalá para que todas las almas (y cada uno de nosotros es portador de una pieza del alma común) puedan conectarse en un alma común llamada “Adam” y lograr el estado de total similitud con el Creador, es decir, elevarse al nivel de conocimiento absoluto, inmortalidad y perfección. 

Pregunta: ¿Podemos imaginar, desde el punto de vista cabalístico, que la creación es un enorme deseo de recibir, que, al desarrollarse constantemente, pasa por todo tipo de metamorfosis a lo largo del eje histórico y que cada persona es un deseo de recibir individual? 

Respuesta: Si. Esos deseos interactúan uno con otro como en un caleidoscopio, constantemente aclaran varios lados del Creador y gradualmente se conectan. 

Pregunta: ¿Significa que son las mismas almas? 

Respuesta: Si. Las mismas almas descienden al mundo, sólo que en diferentes niveles y en diferentes combinaciones entre sí.
[254518]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 18/ene/19

Material relacionado:
¿Dónde habita el alma?
El recolector de almas rotas
600 mil luces entre nosotros

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta