Historia del pasado, presente y futuro

«Historia del pasado» suena un poco irónico, como si la historia de alguien se basara en sus propias experiencias subjetivas o como una novela. La gente piensa que la historia son eventos que, por razones desconocidas o de forma aleatoria de causa y efecto, ocurrieron hace días, meses o muchos años en nuestro mundo.

Pero, de hecho, nuestra realidad tiene raíz espiritual que desciende y llega al mundo corporal y crea el concepto de tiempo. En cierto momento, debido a ciertas fuerzas que emanan de su raíz espiritual, la forma espiritual se extiende hacia abajo y se materializa en forma corpórea. Esto lo percibimos como historia.

La sabiduría de la Cabalá revela los eventos que deben suceder. Por lo tanto, no separa la historia pasada de los eventos futuros. Las mismas raíces espirituales deben revelarse en este bajo mundo, sólo algunas raíces han sido reveladas, otras aún no. Por eso hay historia sobre el pasado y el futuro.

Toda la historia está predeterminada y sin duda, sucederá. Muchas cosas escritas por cabalistas ya se han hecho realidad. Por eso, la historia no se divide en pasado conocido y futuro desconocido. Para los cabalistas, la historia es un proceso claro, sin lugar a dudas. La estudian como proceso de descenso de las raíces superiores a nuestro mundo, al hacerlo pierden su grado espiritual, es decir, «se materializan» y se manifiestan como materia inanimada, plantas, animales y humanos en este mundo.

Por ejemplo, ¿es importante saber que el punto en el corazón, llamado «Moisés», que saca los deseos del hombre de la esclavitud egoísta, alguna vez se encarnó en este mundo como anciano con barba blanca como la nieve y su nombre también fue «Moisés» y que sacó a su pueblo de Egipto? Está escrito que el hombre debería verse saliendo de Egipto todos los días. En otras palabras, no es un evento que sucedió hace mucho tiempo y ya no existe. Se debe salir del ego todos los días, de la esclavitud del deseo egoísta a la libertad.

Todos están obligados a hacer ese éxodo y no es historia antigua, es la historia personal y cada uno debe escribirla: entender que está esclavizado por su egoísmo, luchar contra su propio faraón personal, escapar de él y lograr la libertad. Después debe someterse a todos los cambios, hasta el fin de la corrección, que aún no podemos ver en este mundo.

La historia de este mundo se desarrolla como en reloj. Pero, nosotros debemos trabajar de acuerdo con el reloj superior donde no hay pasado ni presente ni futuro, todo está determinado en relación con la persona que observa. Por lo tanto, no importa si el evento ya sucedió o no en nuestro mundo. Los cabalistas no ven esto en absoluto porque no sienten el tiempo ni lo miden según los criterios aceptados en este mundo.

Según la sabiduría de la Cabalá, la historia no es algo que sucedió alguna vez o que sucederá en el futuro, sino que ya existe. Cada uno descubre esta historia de acuerdo a su avance espiritual. Puedo pasar por toda la historia de principio a fin y en dirección opuesta, de fin a principio, recorrerla, sentir cuáles son los templos Primero y Segundo y su destrucción, el exilio egipcio, la guerra de los macabeos, etc. Si el hombre controla su deseo de recibir, puede sentir todos los períodos históricos como lo desee.

Se dice que no hay pasado ni presente ni futuro en la Torá, porque está por encima del tiempo. Precisamente se trata de elevarme por encima del tiempo de nuestro mundo y no estar atado a mi ego, que es lo que determina para mí en qué momento debería vivir, es decir, qué debo sentir ahora. Debo elevarme por encima de mi deseo egoísta y yo mismo determinaré no sólo en qué tiempo y época, sino el estado en que quiero vivir. Es decir, seré totalmente libre, como si flotara por encima del tiempo.

Cuando el hombre recibe la naturaleza espiritual, ya no está vinculado a tiempo ni movimiento ni espacio, es decir, a los parámetros corporales, existe por encima de ellos, en el espacio espiritual. Al estudiar Cabalá te apartas gradualmente de las ideas infantiles sobre la historia. Sin embargo, para romper realmente con la percepción corporal, es necesario adquirir una pantalla anti-egoísta (Masaj), la herramienta que nos permite superar el ego y ser libres. Así ya se puede imaginar todo lo que existe en nuestra raíz.

Del Kabtv «Primeros pasos en Cabalá. Historia de la Cabalá» 10/jul/19

Material relacionado:
Todo tiene una raíz espiritual
Saltando al pasado y al futuro
Exilio y redención

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Próximas Entradas: