«¿Qué pasa con los medios?» (Quora)

Michael Laitman en Quora: «¿Qué pasa con los medios

Acelerados por Internet, a los medios se les ha inyectado poder, tienen más libertad, influencia y control que nunca.

Cualquiera puede promover lo que quiera. Si paga, puede controlar los medios y al hacerlo, controlar la opinión pública: la psicología, la conciencia y el subconsciente de la sociedad.

Individuos y grupos si son guiados por motivos de riqueza y poder, cambian metódicamente la opinión pública, incluso usan medios de comunicación para manipular los procedimientos judiciales y las elecciones gubernamentales.

Personas involucradas en derecho; jueces, policía y abogados, son parte de la máquina de lavado de cerebro que hacen los medios y todos los sistemas humanos están bajo su influencia.

Los medios se convirtieron en nuestra mayor influencia y nos siguen por todas partes, en nuestras manos y bolsillos, oídos y ojos, todo el día, todos los días.

¿Y quién o qué controla los medios?

Dinero. No ideología. No es un plan destinado a educar y elevar a la sociedad para que se conecte mejor y disfrute una vida más feliz. No, sólo dinero.

El dinero es el peor combustible para un sistema. Son sólo unidades cuantitativas y mientras más de estas unidades tengas, más valor tendrás.

¿Cómo es que los medios comprados contribuyen al declive de la sociedad

Dado que muchos inyectan dinero a los medios y que los medios tienen tanta influencia para formar la opinión pública, sienten cada vez más su poder y lo usan de la forma más agresiva y egoísta posible. Actualmente hay compraventa regular detrás de escena en los medios y manipulan el poder hasta en los niveles más altos.

El uso egoísta de los medios es un problema importante, similar a una enfermedad que se extiende por toda la sociedad humana. Confunde a la gente, puesto que cualquiera puede promover lo que quiera, si tiene suficiente dinero.

Mientras más dinero tenga una persona que aspira a un puesto de poder, más puede influir en la opinión de la sociedad. La declaración del comediante Sacha Baron Cohen en una conferencia reciente en ADL contextualiza la gravedad de lo que esto significa: «Si Facebook hubiera existido en la década de 1930, habría permitido a Hitler publicar anuncios de 30 segundos en su ‘solución’ al ‘problema judío’. «

Dado que valoramos tanto el dinero y el poder, vivimos en un mundo donde controla el que tiene más dinero, no sabiduría ni conocimiento ni experiencia, sino dinero.

Hoy vemos situaciones en las que los jueces, es decir, las personas que necesitan ser «intocables», sufren la influencia de los medios de comunicación al emitir juicios, tienen temor de lo que pudieran hacer los medios a su imagen.

Si comenzáramos a poner límites a los medios que consumimos, para que sean en beneficio del público y no sólo de los intereses personales de quienes los aprovechan, podríamos evitar esta aceleración ciega hacia un muro que se aproxima.

Solución a los medios comprados: una organización nueva que analice los medios

Aunque parece poco realista discutir cualquier tipo de regulación a los medios, sería más realista si se produjera otro colapso financiero importante.

El mundo tal como lo conocemos hoy se detendría por completo.

Imagina un escenario en el que el mercado de valores quiebra. El flujo de dinero se paraliza. Nuestro sistema de intercambio, compra y venta con dinero, se detiene. La publicidad se suspende. Nada alimentará los sistemas que construimos para conectarnos. Todo se estanca.

Nuestro sistema de valores enérgico, competitivo, materialistas y en interés propio, que fluye constantemente con base en el dinero, se suspende.

Dado que el dinero deja de moverse y no podremos comprar ni vender nada, dejaríamos de valorar el dinero y podríamos ver cuánto dinero se nos fue de las manos.

En ese momento, podríamos imaginar que se forma una gran masa de gente en todo el mundo para crear una nueva organización de medios. Al ver el error en la forma en que los medios fueron comprados por alguien que pagó de antemano y que nuestra vida centradas en el dinero nos llevó a la destrucción, buscaríamos llegar al acuerdo de que los medios deben revisarse y filtrarse, de modo que no puedan ser comprados.

Su papel sería hacer que los medios fueran informativos y no actuar por intereses. Comenzaría cerrando el Internet tal como la conocemos, para que no haya anuncios políticos ni económicos ni de gobiernos.

Esta nueva organización definiría las leyes y los límites para filtrar todo lo que pueda incitar al público y enfocarse en dar al público la información que necesita, de eventos descritos de la forma más objetiva posible.

El equipo principal estaría formado por un grupo diverso de personas. Se esperaría que discutieran con regularidad, pero lo principal sería que continuamente se les recordara que deben lograr acuerdos comunes en beneficio del público, por lo tanto, el equipo deberá revisar y transmitir información de manera imparcial

También deberán aprender a trabajar juntos y en igualdad, verificar regularmente para asegurarse de que todos en el comité de toma de decisiones tienen el mismo peso.

¿Dónde nos deja eso hoy?

La pregunta es ¿debemos esperar un colapso financiero en el que todos se desesperen por no poder vivir la vida materialista que actualmente vivimos, para sufrir este cambio?

Todo depende de si podamos crear conciencia del tipo de conexiones que necesitamos establecer en la sociedad humana. Si aspiramos a conectar a la sociedad para que sea tan interconectada e interdependiente como las conexiones tecnológicas, económicas y culturales que se nos revelan naturalmente, experimentaríamos armonía. También, por el contrario, todo lo que hagamos que no nos lleve a una mejor conexión, tendrá efectos secundarios negativos.

La crisis de medios en la que nos encontramos hoy, nos muestra que nos estamos acercando al final de la era de desarrollo humano inconsciente, en la que el sistema egoísta, basado en dinero, se posicionó en todos nosotros. Es un sistema que no tiene más valor que el ego de una persona que supera a los demás.

Mientras más suframos por el mal funcionamiento de este sistema, más tendremos la oportunidad de considerar lo que se necesitaría para despertar de nuestro “estado de coma” y lograr unidad.

La sociedad humana gradualmente se acerca a este nuevo despertar. Lo único que la sociedad necesita es que su desarrollo mental y emocional armonice con la conexión de su desarrollo tecnológico y económico así, la distancia entre las personas se llenará con la fuerza de unión que existe en la naturaleza.

Además, como lo explico regularmente, el pueblo judío tiene la clave para ser pionero en este proceso de unidad, todo depende de la unidad judía («ama a tu amigo como a ti mismo») antes de expandirse a la unidad de la humanidad («luz para las naciones») .

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta