entradas en '' categoría

QUÉ ES JANUCÁ PARA LA HUMANIDAD (NO SOLO LOS JUDÍOS)

Desde mi página de Facebook Michael Laitman 7/dic/19

Janucá es una parada en boxes en la pista de carreras de la vida. Proviene de las palabras “Janu” (aparcar) y “Ko” (aquí).

Cuanto más avanzamos, más frecuentemente nos encontramos con tales paradas. Nos permiten analizar lo que hemos hecho y si debemos cambiar nuestra dirección para avanzar de mejor manera.

LA HUMANIDAD NECESITA PARAR Y CAMBIAR EL RUMBO

En un momento u otro, todos nos encontramos con pensamientos que hacen que nos cuestionemos todo nuestro camino en la vida: “¿Qué estoy haciendo con mi vida?”, “¿Estoy viviendo mi vida al máximo o la estoy desperdiciando?”, “¿Cómo vivir de manera que después no me arrepienta de no haber aprovechado al máximo?”

Cuanto más avanzamos en la vida, más tenemos que luchar con todo tipo de circunstancias. Y entonces nos preguntamos: “¿Para qué estamos luchando?”, “¿Cuál es el propósito de todo esto?”, “¿A dónde nos dirigimos?”,”¿Qué significa «ganar» en esta lucha?”.

A veces, nos encontramos en situaciones que nos hacen detenernos y repensar el curso de nuestras vidas. Además, a veces necesitamos detenernos forzosamente, incluso si queremos continuar, recalcular hacia dónde nos dirigimos y si deberíamos generar un cambio para un futuro mejor.

Hoy estamos en tiempo de espera. Aunque la sociedad sigue avanzando, todavía tenemos la oportunidad de tomar perspectiva y contemplarnos a nosotros mismos y preguntar: “¿A dónde nos dirigimos?”, “¿Estamos yendo por el camino correcto?”, “Si detectamos que vamos por el camino equivocado, ¿tenemos la capacidad de cambiar el rumbo?

Por lo tanto, en las palabras “Janu” y “Ko” (aparcar aquí), deberíamos ver un deseo que se está gestando en la humanidad; un deseo de gritar y detener la forma en que actualmente estamos manejando nuestras vidas y redirigirlas hacia una dirección más fructífera.

EL PROBLEMA CON NUESTRO ESTILO DE VIDA INDIVIDUALISTA, CONSUMISTA Y MATERIALISTA

Nuestro actual estilo de vida individualista, consumista y materialista, nos está llevando a endeudarnos más. Nuestra deuda no es solamente monetaria, sino que además vamos muy retrasados en lo referente a alcanzar el equilibrio con las crecientes demandas de la naturaleza sobre nosotros: conectar nuestras actitudes –de unos hacia otros– de modo que coincidan con la conectividad de la naturaleza.

Es imposible abonar la masiva deuda que hemos acumulado, pero de una u otra forma, tendremos que pagarla. Entretanto, seguimos extrayendo de la naturaleza todo lo que podemos.

Tampoco prestamos atención a nuestros propios pensamientos, que aparecen momentáneamente, cuestionando la forma en que vivimos nuestras vidas: se ahogan en el ruido del aluvión constante de múltiples mensajes ni tampoco escuchamos a quienes nos explican cómo la naturaleza opera sobre nosotros, cuál es la tendencia general de nuestro desarrollo o los consejos sobre cómo podemos lograr un futuro más favorable.

Ignoramos estos consejos para el cambio y continuamos corriendo nuestra carrera de egoísmo.

JÁNUCA ES UN ESTADO QUE LA HUMANIDAD NECESITA ATRAVESAR HOY

Básicamente, la humanidad necesita detenerse por un momento y pensar en cómo puede lograr un mayor equilibrio consigo misma y con la naturaleza. Jánuca es mucho más que una festividad marcada en ciertos calendarios. Es lo que la humanidad en su conjunto necesita atravesar.

Sin embargo, no podremos hacer tal parada hasta que no seamos conscientes de la causa de nuestro estilo de vida –individualista, consumista y materialista– y tomemos conciencia de cómo funciona el ciclo del consumo: fabricar productos que no necesitamos, publicitarlos para que los deseemos, comprarlos, venderlos y deshacernos de ellos. Al final, esto no nos beneficia ni a nosotros ni a nuestro planeta.

Llevamos retraso a la hora de hacer esta parada en boxes. Si continuamos funcionando como hasta ahora, entonces ya podemos empezar a contar los días para que la naturaleza active un gran golpe sobre nosotros: presiones y desastres que harán la vida insoportable.

Pero, ¿cuál es la alternativa? Si detuviéramos nuestra actual carrera de consumismo, ¿con qué podríamos reemplazarla? ¿Y cómo saber si su reemplazo sería mejor?

LA ALTERNATIVA AL CONSUMISMO: CONEXIÓN POSITIVA

Para entender la conexión positiva –la alternativa al consumismo– primero debemos entender la importancia de la influencia social.

La sociedad determina cuáles son nuestros valores en consonancia con lo que nos va mostrando como agradable, valioso e importante. Lo cierto es que nos comparamos con otros e intentamos tener lo que ellos tienen. Por eso, se nos promocionan bienes de consumo constantemente, vemos que las personas los disfrutan y hablan acerca de ellos, y entonces también los queremos.

Por lo tanto, debemos determinar qué es lo más ventajoso para que todos disfrutemos de modo que no vivamos nuestras vidas vaciando nuestros bolsillos para llenar los bolsillos de los más ricos cada vez que hacemos una transacción para comprar otra cosa que no necesitamos.

Por ejemplo, en lugar del Black Friday, podríamos anunciar un “Día Mundial del Picnic”, un día en el que las familias y los amigos se encuentren en un parque, en la playa, en la naturaleza, vayan al cine o hagan un viaje. Promocionar un día entretenido junto a familiares y amigos. Todo depende de lo que decidamos promocionar entre nosotros. Si viéramos a personas de todo el mundo publicando sobre el Día Mundial del Picnic, si apareciera en las noticias y las redes sociales, si viéramos a las celebridades, los “influencers” y a todos nuestros amigos celebrándolo de diferentes modos, también nosotros querríamos disfrutar ese día así. También nos daríamos cuenta de que un día así proporcionaría a la gente mucha más satisfacción que un día global de transacciones comerciales.

¿Por qué no lo hacemos entonces?

En lugar de gastar el dinero comprando montones de cosas de las que pronto nos cansaremos, deberíamos enfocarnos en disfrutar unas conexiones positivas con otras personas.

Por lo tanto, si realmente detuviéramos la forma en que actualmente vivimos nuestras vidas, podríamos pinchar la burbuja materialista-consumista que hemos inflado a nuestro alrededor. Y podríamos empezar a anunciar un nuevo enfoque hacia la vida que podríamos disfrutar mucho más: centrarnos en conectar de forma positiva unos con otros. Esto nos conduciría a un mayor equilibrio en nuestras relaciones y con la naturaleza.

Llévame al mundo espiritual a través del centro de la decena

Nos parece que una persona de fe sólida debería encontrar la fuerza para resistir cualquier estado y nunca perder la conexión con el Creador, ya sea en gozo o en tristeza, como si nada pudiera sacudirla ni sacarla de su eterna adhesión. Pero en realidad, no es así: la persona que lucha por el Creador, experimenta cambios constantes. Debe sentir el aumento de la debilidad dentro de si misma, al mismo tiempo, saber cómo tener mayor confianza y adhesión con el Creador. Por lo tanto, avanza y se adhiere todo el tiempo. 

Pero, si no siente esos cambios internos, le falta fuerza, siente incertidumbre, descensos, miedo, se aleja del camino correcto hacia el Creador y del propósito de la vida y si no se preocupa por eso, realmente es una razón importante para preocuparse. Necesita comprometerse en el grupo, tan pronto como sea posible, con toda su fuerza, para así empezar a recibir la Luz circundante que la cambiará.

Si creemos que todo está bien y que no hay nada de qué preocuparse, es  momento para preocuparse.1

En nuestro mundo, consideramos que alguien es fuerte, si avanza sin sentir la pesadez de la carga. Ponen a sus espaldas un peso adicional de diez kilogramos y sigue en marcha; otros veinte kilogramos y se mantiene en marcha, como si nada sucediera. A una persona así la consideramos fuerte y heroica.   

No obstante, en la espiritualidad es al contrario. Un héroe es aquel que es sensible a cada gramo que se le agrega a su carga personal e instantáneamente se dirige al Creador y Le pide que corrija su falta de confianza y le de fuerza de otorgamiento. El avance espiritual se mide en forma distinta, en el aumento de sensibilidad. El Creador sigue añadiendo dificultades en cantidad y calidad y nosotros siempre tenemos oportunidad de pedir, a través del entorno, más fuerza y así, avanzamos.

El avance en el camino depende únicamente en los cambios que siente la persona, son cambios que el Creador despierta en cada uno. Cada vez tengo que saber dónde está mi debilidad y de qué forma me fortalezco para avanzar. Claramente me falta fe, fuerza de otorgamiento, por eso, necesito cada vez más un entorno y al Creador, para poder contribuir al entorno y, a través de él,  dirigirme al Creador y de esta forma, continuar en el camino.2

Todos necesitamos revisar qué cambios nos trajo el congreso. Uno puede sentirse separado, otro puede sentirse impulsado, un tercero puede tener pensamientos y sentimientos confusos. Algunos, tal vez, no pueden encontrarse a sí mismos dentro de la decena ni ver a los amigos ni sentirlos ni encontrarlos en su corazón como antes. La participación en una decena más grande le provocó ese efecto y dejó de sentir conexión con sus amigos. 

Hay muchos fenómenos post-congreso y no puedo ignorarlos mientras espero regresar a mi camino usual. Necesito revisar lo que me sucede, por qué y qué efecto provocó el congreso en mi. Es muy importante. 

Cada uno en la decena siente diferente, debemos examinar si podemos regresar al estado previo o si este nuevo estado es más iluminado, más elevado y más intenso. Empezamos a apreciar mejor nuestra conexión y entendemos por qué regresamos a nuestra decena para estar juntos. No sólo seguimos el consejo de los cabalistas, también nos darnos cuenta que sin eso, no tendremos confianza ni fuerza para avanzar, no tendremos lugar para obtener fuerza ni para dirigirnos hacia el Creador. 

La decena se vuelve una fuente espiritual, un manantial. Sentimos que nos podemos estabilizar dentro de ella y concluir nuestra corrección. Cada uno tiene una cualidad especial, como diez Sefirot y esa es la razón por la que somos muy diferentes. Pero estamos conectados por el trabajo común, el objetivo común; así, de diez personas, no menos, podemos construir el camino perfecto para relacionarnos con el Creador. 

La decena se vuelve un Kli, un instrumento, que podemos usar para cambiar cosas, para influir o para conectarnos a un nivel más amplio, más elevado.3

El centro de la decena es el pequeño orificio de una aguja, a través del él entro al mundo espiritual. Para lograrlo, debo restringir todos mis pensamientos y deseos, comprimirlos en un punto único, que me puedan llevar al mundo superior, a través del centro de la decena.4

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá del 16/nov/19, tema: “Endurecimiento del corazón” 

1 minuto 4:20

2 minuto 8:05

3 minuto 10:35

4 minuto 12:15

Material relacionado:
La vida real comienza sólo en la decena.
Cómo construir sus diez Sefirot y llenarlas con la Luz del Creador
Convertirse en un Partzuf espiritual

Familia y matrimonio, parte 13

Almas gemelas

Pregunta: ¿Cómo sucedió que el hombre tiene familia y parientes? 

Respuesta: Todo llega del sistema espiritual.

Pregunta: ¿Son almas gemelas?

Respuesta: Si. Son cercanas. En algún nivel se alimentan de ti. Las debes alimentar en cierto sentido, cuidarlas. Tal vez con el tiempo llegue a ser tanto en la forma material como en la espiritual. 

Pregunta: Según Cabalá, el hombre debe cuidar a su familia. Incluso existe ese mandamiento ¿cuál debería ser la relación con los parientes: tías, tíos, abuelas y abuelos? 

Respuesta: Por ahora, nuestra formación en el camino espiritual se está llevando a cabo. Pienso que después, cuando las masas lleguen al estado espiritual, la estructura de relaciones, a lo largo de las líneas espirituales, se establecerá en consecuencia.
[254346]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 1/ene/19 

Material relacionado:
Familia y matrimonio, parte 9
Familia y matrimonio, parte 5
Familia y matrimonio, parte 8

Consejos de Cabalá – 7/sep/19, parte 1

Pregunta: ¿Con qué intención debo llegar a la decena: que yo no pueda estar sin ellos o que ellos no puedan estar sin mí? 

Respuesta: Tu no puedes estar sin ellos. Eso es seguro. 

Pregunta: ¿Cuál es la diferencia entre estar de acuerdo con el gobierno del Creador y aceptar el reino del cielo? 

Respuesta: Es lo mismo, es el siguiente grado por encima de nosotros.

Pregunta: Trabajamos con el Creador. Él da la oscuridad a nuestra decena, nos lleva al estado de trabajo y nosotros Le respondemos con nuestra luz. Él nos da incluso más oscuridad, regresamos a Él incluso con más luz ¿cómo podemos incluir al mundo en este ciclo? ¿cómo podemos dejar de trabajar en este maravilloso sentimiento: Yo, la decena, el Creador —el Creador, la decena, yo?

Respuesta: Cuando la oscuridad y la luz sean iguales para tí, podrás trabajar correctamente con todo el mundo. 

Pregunta: ¿Cómo sucede la conexión de opuestos? 

Respuesta: Viene de arriba. 

Pregunta: ¿Cuál es la forma más efectiva de usar el estado de agitación y ascenso, para aprender de los estados de descenso, agregar incluso más conexión y llenar los espacios entre nosotros? 

Respuesta: Sólo en el grupo. Si lo hacen juntos, ciertamente recibirán el centro del grupo y ahí encontrarán la solución. 

Pregunta: ¿Cómo podemos crear el centro del círculo, verlo y sentirlo y desde ahí, elevar una plegaria? 

Respuesta: Toma un amigo, luego un segundo y un tercero, no tomes de una vez a los diez. Intenta ensamblar un triángulo con ellos, luego un polígono y cuando lo domines, gradualmente alcanzarás el círculo.
[254323]
De la lección 4 del Congreso Mundial en Moldova, 7/sep/19, “Regocijo por nuestra carencia/trabajar en el ocultamiento”

Material relacionado:
Consejos de Cabalá- 3/jun18
Consejos de Cabalá – 14/ene/18
Consejos de Cabalá – 28/jul/19

¿Cuál es la verdadera solución al antisemitismo? – Charla con Shaul Magid

Shaul Magid, miembro distinguido de estudios judíos en el Dartmouth College, se reúne con el cabalista Dr. Michael Laitman para hablar del antisemitismo y de cómo resolverlo de forma más eficiente.   

La solución al antisemitismo yace en establecer conexiones amorosas entre los judíos, de acuerdo al principio “El amor cubre todas las transgresiones”. ¿Qué debería considerarse transgresión en este caso? ¿y cómo la conexión entre el pueblo judío puede hacer que las naciones del mundo no le odie?  

Existen dos fuerzas que operan la realidad: negativa (ego humano que crece exponencialmente) y positiva (fuerza de conexión entre las personas). Hace 3,800 años, en la cúspide de la profunda crisis de las relaciones en Babilonia, provocada por una repentina erupción del ego humano, Abraham descubrió que al conectar las dos fuerzas que operan la realidad y establecer la fuerza positiva por encima de la negativa, tenemos oportunidad de revelar la misericordia, fuerza de amor y otorgamiento conocida en Cabalá como “Creador”. De las 70 naciones en la antigua Babilonia, Abraham reunió a un grupo de personas para implementar su método. Más tarde, ese grupo se denominó “judío” (de la palabra “Yehudi” – “unidos”). 

Desde entonces, los judíos poseen el método que puede traer equilibrio al mundo y permitir que entre, el bien en él. Tomando en cuenta la situación actual en todas las áreas, es momento de implementar ese método. Primero, los judíos tienen que restablecer la conexión entre ellos (“ama a tu prójimo como a tí mismo”) y luego, compartir esta conexión con el mundo (ser “luz para las naciones”).  

Si el pueblo judío comienza a seguir la enseñanza inicial de Abraham —“El amor cubre todas las transgresiones” —y se sobrepone a conflictos y divisiones internas (considerados “transgresiones”), la misericordia llegará al mundo y los judíos no tendrán enemigos ni nadie que los odie, pero deben cumplir la misión profundamente arraigada en el sistema de la naturaleza, del cual todos somos parte. Esta será la verdadera solución al antisemitismo. Sin embargo, si los judíos fallan en cumplir su misión, pueden esperar seguir enfrentando el antisemitismo creciente, incluso hasta el punto de un nuevo holocausto.

Hombre y mujer, parte 7

El esposo y la esposa provienen del mismo entorno

Observación: Según Cabalá, existe la ley de equivalencia de forma, que dice que debemos buscar pareja con la que tengamos base y cualidades comunes.

Mi Comentario: Si es necesario. Es recomendable buscar una pareja que venga del mismo entorno que tú y que esté cerca de ti.

Observación: Sin embargo, Cabalá también dice que la conexión de los opuestos da un efecto mayor y mejor.

Mi Comentario: No necesitamos «efectos». Necesitamos paz y una existencia normal. Hablamos de la familia.

Necesito que mi esposa entienda mis gustos y hábitos, que me sienta, porque ella misma vio algo similar en la sociedad donde se desarrolló. Si me caso con una mujer del otro lado de la Tierra, podría funcionar, pero siempre tendremos algunos malentendidos en un nivel puramente instintivo.

Pregunta: ¿Usted sigue recomendando que haya similitud de propiedades?

Respuesta: Sí. En principio lo vemos en la Torá, cuando Abraham aconsejó a los jóvenes que trajeran esposas de los mismos lugares de donde venían.
[255131]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá,” 31/dic/18

Materiala relacionado:
Matrimonio y familia, parte 5
Una esposa no debe desdeñar a su marido
Masculino y femenino, parte 1