Geografía espiritual, parte 6

El lugar abandonado por la fuerza espiritual 

Pregunta: ¿Alguna vez fue usted con su maestro a Jerusalén y al Mar Muerto? 

Respuesta: Fuimos a Jerusalén. Sin embargo, a Rabash particularmente no le gustaba, ni el Muro de los Lamentos, porque -como escriben los cabalistas- una vez que Jerusalén fue destruida, la fuerza espiritual le abandonó y sólo puede restablecerse si el pueblo de Israel revive su buena actitud ante los demás. 

Por lo tanto, como sugieren los cabalistas, aunque Jerusalén es hoy un punto muy elevado, lo es en lo negativo, no en forma positiva. 

Pregunta: Sin embargo, aún Jerusalén y el Mar Muerto siguen siendo cercanos a la creación. ¿Por qué no iban? ¿Son Zeir Anpin y Maljut? 

Respuesta: De hecho, nunca fuimos al Mar Muerto y sólo fuimos algunas veces a Jerusalén. No obstante, fueron viajes especiales para encontrarse con la familia o con amigos o para hacer algo.  

Pregunta: ¿Quiere decir que de ahí no se pueden sacar fuerzas espirituales? 

Respuesta: No, no vi que Rabash recibiera en Jerusalén alguna energía, alimento o conexión con el mundo superior. Estuvimos ahí con sus parientes y amigos y fuimos a toda clase de eventos. Fuimos al Muro de los Lamentos sólo una vez por unos momentos.   

Así que, excepto por el Monte Merón y la tumba de Rashbi, no fuimos a ningún otro lugar, incluyendo Hermón y la Cueva de Majpelah. 

Nota: Es extraño porque Hermón es considerado el punto más elevado, la cualidad del Creador. Parecería que de ahí debemos sacar fuerzas espirituales. 

Mi Comentario: No, prácticamente nunca fuimos más allá de Tiberíades. Tiberíades y el Monte Merón fueron los lugares de nuestros viajes, por un lado. Y por otro lado, fuimos a parques, lugares tranquilos sin gente, donde nos podíamos sentar en paz, hablar y estudiar.
[255883]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 28/ene/19 

Material relacionado:
Geografía espiritual, parte 1
Geografía espiritual, parte 2
Geografía espiritual, parte 3

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta