Hombre y mujer, parte 8

Vida familiar — Un sistema negociado

Observación: Para evitar conflictos en la familia, los cabalistas recomiendan establecer de antemano un marco claro y límites en la relación, sin olvidar recordarlos y no tener miedo de dar señales a su pareja si estos  se violan.

Mi Comentario: La vida familiar es un acuerdo que, por supuesto, puede cambiar. Sin embargo, sigue siendo un sistema contractual.

Dos personas celebran un contrato entre sí, que es continuo, en constante cambio y desarrollo. Luego se les unen los niños, la propiedad común y las influencias mutuas que aumentan en gran medida sus impresiones de esta vida, familia, etc.

Es decir, tenemos la expansión constante de los términos del contrato. Por lo tanto, necesitamos discutirlos todo el tiempo.

Observación: En principio, el mismo acuerdo también existe en un grupo cabalístico entre amigos, entre personas de ideas afines. Sin embargo, me parece que hay mucha más comunicación e interacción en la familia que en el grupo cabalista. Al menos económica y emocionalmente.

En un grupo de personas de ideas afines, estamos conectados solo por la misma idea, que todavía es abstracta y no existe en nuestros sentimientos.

Mi Comentario: Si es posible crear tal conexión, tal unidad en la pareja, podría ser un incentivo muy serio para lograr una meta espiritual.

Pregunta: ¿Significa que si ambas personas están de acuerdo podemos tomar todos los principios del trabajo en el grupo sobre los que Rabash escribe y aplicarlos en la familia?

Respuesta: Es muy difícil, pero posible.

Pregunta: ¿Entiendo correctamente que es mucho más difícil usarlos en la familia que en el grupo?

Respuesta: Yo no sé. Es muy difícil para mí hablar de esto. Aunque veo algunos ejemplos exitosos entre mis alumnos y estoy contento con ellos, hasta ahora son algunos casos aislados.

Pregunta: ¿Seguiría recomendando a las parejas que trabajen de esta manera?

Respuesta: Sí y no. El problema es que un hombre primero debe dominarse en un grupo masculino.

Vemos esto de la historia. Cuando se convierte en hombre, es decir, que está en el grupo de hombres donde comienza a recibir contacto con el Creador, entonces puede conectarse correctamente con la mujer correcta. No es simple

Pregunta: ¿El trabajo en una familia reemplaza el trabajo en un grupo?

Respuesta: Y no recomendaría comenzar a trabajar en la familia hasta que una persona se haya ajustado seriamente al grupo.
[255144]
De Kabtv “Fundamentos de la Cabalá” 31/dic/18

Material relacionado:
Masculino y femenino, parte 2
Dos personas está bien, pero tres es aún mejor
Una conexión mutua entre dos fuerzas 

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta