Todos deben unirse al movimiento hacia el Creador

El universo es como círculos concéntricos, comenzando con el más interior en el cual existen personas que han recibido un despertar hacia la adhesión con el Creador. Entienden que es necesario conectarse entre sí porque sólo dentro del deseo común, dentro de nuestra conexión, el Creador puede ser revelado; por lo tanto, todo es construido en base a la conexión. 

En primer lugar, las personas con el “punto en el corazón” llegan a esta conexión, anhelando revelar la fuerza superior que se manifiesta en la conexión. Después, existen círculos, estratos, más exteriores. Nuestro grupo está justo en el centro; recibió un gran obsequio desde arriba: el deseo de acercarse al Creador. Es nuestra responsabilidad llevar a cabo esta acción y acercar los otros círculos a Él. 

El círculo más interno debe corregirse anulando su egoísmo; los otros círculos no necesitan cambiar su naturaleza. Todo depende del círculo más interno, de su sensación de obligación para cumplir con su misión, el deseo que se le dio para el propósito de la creación. Sólo él recibió ese deseo, no los otros, por lo tanto, está  obligado a cumplir su misión. 

No podemos reclamar a otras personas ni a otros círculos, porque cada círculo actúa de acuerdo al deseo que despierta en él. Entonces, estamos obligados a darnos cuenta de nuestro deseo interno de alcanzar al Creador, así como de ayudar a los círculos externos que no tienen esa deficiencia y, enlazarlos con el propósito de la creación. 

Esos dos movimientos, uno dirigido hacia el interior y otro hacia el exterior, deben ser logrados en los dos siguientes congresos: el congreso en el desierto y el gran congreso en Tel Aviv. Esas dos acciones dependen una de la otra, porque nuestra conexión debe ser construida con el objetivo de llevar a la humanidad a la conexión con el Creador. 

Por lo tanto, el trabajo en la conexión interna es sólo la preparación, su resultado será que saldremos para conectarnos con todo el mundo, con toda la gente. No buscamos infectarlos con nuestro deseo. Simplemente queremos mostrar a todos los círculos, en Israel y en el mundo, que actuamos para despertarlos un poco. Cada círculo actuará de acuerdo al deseo que despierta en él. 

No importa que ese deseo vaya, indirectamente a la adhesión con el Creador y a lograr equivalencia de forma con Él. Sin embargo, el Creador despierta una crisis en el mundo, que es sentida de forma diferente en cada círculo. Nuestra tarea es explicar a todos los círculos cómo puede elevarse por encima de la crisis general global, de acuerdo al deseo personal y especial que despierta en cada círculo.1

Cada persona, hasta cierto punto, debe pertenecer al movimiento general hacia el Creador y no sólo aquellos que estudian la sabiduría de la Cabalá, de acuerdo a su deseo interior. Es suficiente con que la gente que no tiene ese deseo interior, sienta la crisis y se de cuenta de que es causada por la falta de conexión; entre nosotros y con la fuerza superior. Esa consciencia es suficiente para incluirlos en el proceso general. 

Cada círculo está obligado, en el grado de su deseo, a participar en la conexión de la humanidad y con la fuerza superior. La tarea de cada uno y de todos los círculos, es ser consciente de su deseo natural en la vida y buscar conexión con otros círculos y con la fuerza superior que lo controla todo. 

El círculo interior lleva a cabo esta tarea en intención, el círculo exterior en acción, cada uno de acuerdo a su deseo. Incluso aquellos que protestan y se resisten, también participan en el proceso general al hacerlo, hacen cierto trabajo, sin el cual es imposible lograr la meta. Después de todo, con su resistencia, ayudan a determinar de forma precisa la dirección del objetivo.2

De la 1a parte de la lección diaria de Cabalá 12/dic/19, Escritos de Baal HaSulam, “Introducción al Libro del Zóhar

1 minuto 1:10

2 minuto 12:30

Material relacionado:
Un movimiento consciente hacia el Creador
El Creador y el ser creado – Luz y deseo
Trabajen en círculos concéntricos

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta