entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 5/feb/20

Bueno: la destitución de Trump fue anulada. Las amenazas vacías de oponentes y demócratas, cesarán. La democracia no debe ser en la élite mentirosa, sino en la unión del país, entre iguales, no en dictaduras de izquierda.
¡Educa a las masas, pero no con manifestaciones salvajes! 

Se pierde la fe en la #democracia: ¡cava su propia tumba! Las masas no ven que en democracia pueden influir en sus líderes de acuerdo con las reglas del sistema. La élite sólo se preocupa por sus propios problemas.
¡El ego nos muestra que SÓLO él gobierna! ¡Es el único enemigo! 

La tensión entre países crece, hacen acuerdos malvados. En general, violan las resoluciones: calentamiento de océanos, se derriten los glaciares, aumenta el nivel del mar, langosta, virus y mucho más.
Son «#plagasEgipcias» para la humanidad por su renuencia a abandonar su ego.

Una persona común y terrenal no puede unir los problemas del mundo con el #ego humano.
…pero, poco a poco, escuchará a los #cabalistas o ella misma, en lo más profundo del inconsciente, sabrá que ¡la razón de TODOS los problemas! es su ego, ignorancia y falta de buena conexión!

¡Nadie tiene nada! Precisamente aquí reside nuestra fuerza, porque de ese «nada» queremos que surja una fuerza común. Nada nos lo puede dar, ni siquiera el Creador. Sólo nosotros evocamos esa fuerza con nuestro apoyo mutuo, #Arvut. Eso pedimos. ¡Que la #Luz superior nos ayude!

La fuerza de soporte se llama #garantíaMutua. Con eso garantizamos al grupo y a todos sus miembros, que estaremos constantemente en cuidado mutuo y cada uno vincula sus esperanzas y su futuro para construir el Alma, el Partzuf espiritual con diez Sefirot, el estado #eterno
Cada uno es responsable del alma, del Kli de #Adam.

Ley del trabajo perfecto en un sistema perfecto. En #espiritualidad se dice: si un solo elemento, el deseo más pequeño, no se corrige, no está corregido el Kli. A ese respecto está escrito; en espiritualidad no existe «un poco».

Me empujan hacia atrás para que pueda dar otro paso difícil hacia la #unidad. Así avanzo hacia la verdad. Si hoy, no siento que me es más difícil conectarme con el #grupo, quiere decir que no avanzo hacia la meta. «La opinión de la #Torá es opuesta a la opinión de la gente común»

Me empujan hacia atrás para que pueda dar otro paso difícil hacia la #unidad. Así avanzo hacia la verdad. Si hoy, no siento que me es más difícil conectarme con el #grupo, quiere decir que no avanzo hacia la meta. «La opinión de la #Torá es opuesta a la opinión de la gente común»

No importa que estemos cerca, siempre nos alejamos más.
Dos opuestos en uno: es la estructura del Partzuf espiritual: a mayor deseo del ego, más lejos de la meta.
Mientras más superamos el ego y nos elevemos por encima de él con intención de otorgar, más cerca estamos de la meta,

 

Puedes clamar al Creador sólo desde el «desierto».
Puede haber comodidad externa, pero en el interior hay un desierto. No hay Creador, no hay sensación de estar conectados a Él. Él desapareció, nos dejó, lo que podemos hacer es orar, como «el grito de el que gime en el desierto».

Puede ser que no perciba la espiritualidad ni con mi corazón y ni con mi mente, pero sé que tengo un escudo: mi decena. Me aferro a la decena como el bebé a su madre. Si no es por el grupo, caeré en esta vida material como cualquier persona; caeré del camino espiritual.
#decena

Tanto lo pequeño como lo grande se logra sólo con la fuerza de la #oración. Todo el esfuerzo y el trabajo que debes hacer es revelar lo insignificante de tu fuerza, tu bajeza, que no puedes hacer nada por ti mismo, así, estás preparado para expresar la oración perfecta.
#Cabalá

Si te aferras a los #amigos pasas la prueba. Si eres orgulloso o inteligente, acabas dejando el grupo. Si estás preparado para unirte, la fuerza de la naturaleza te deja entrar a la espiritualidad. Si la fuerza negativa y positiva influyen en ti y puedes estar en el alma de Adam.

Mientras más avanzamos, más débiles, confundidos y desilusionados de nosotros mismos estamos. La #fuerzaEspiritual nos da una pista, pero aún no podemos trabajar con ella. «Y los hijos de Israel clamaron por el trabajo». Es señal de que estamos a la entrada al #mundoEspiritual.
De Twitter, 5/feb/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter,2/feb/20
Mis pensamientos en Twitter,6/ene/20
Mis pensamientos en Twitter,5/ene/20

Bnei Baruj—Somos responsables de todo el mundo

Vivimos un momento especial, cuando el mundo comienza a sentir que debe cambiar su actitud ante la vida, la realidad, la humanidad, la sociedad, la familia, ante todo. Todos entienden que es necesario, pero nadie sabe cómo hacerlo. Las declaraciones de políticos y legisladores muestran su total impotencia. La humanidad agotó todas las opciones y no queda ningún lugar a donde ir: la gente ya no es atraída por opiniones ni de extrema izquierda ni de derecha ni del centro. La nueva generación es totalmente indiferente a todo.

Esta es una señal de que llegó el tiempo de la última generación, cuando estamos obligados a descubrir la esencia de la vida para todos. El Creador eligió a nuestro grupo Bnei Baruj para lograr este objetivo, nos dio ese deseo. El deseo viene de la Luz. Si una persona es iluminada un poco por el mundo espiritual, el deseo por la espiritualidad se despierta en ella. Si la Luz, de pronto. comienza a atraernos a la vida corporal, nos ahogaremos en la corporalidad. Despertamos sólo gracias a la Luz.

Por lo tanto, si recibimos ese despertar, somos responsables del mundo entero y somos llamados Isra-El (directo al Creador). El Creador no nos cuidará si fallamos en nuestra misión hacia la humanidad. Nos reunimos en el congreso no sólo por la conexión interna, sino para generar una fuerza con nuestra unidad, que pueda atraer a toda la humanidad. Necesitamos unirnos muy fuertemente en el congreso para atraer la Luz que reforma, esp nos hará avanzar y el mundo sentirá que tiene a alguien a quien seguir, que hay un grupo en el que habita la fuerza superior, Israel, «directo al Creador «, el grupo dirigido por Abraham.1

El mundo evolucionó a un estado en el que debe recibir nueva fuerza, aspiraciones y objetivos, que antes estaban ausentes. Hasta ahora, el mundo avanzó hacia una meta material y egoísta, un logro a la vez. Ese tipo de desarrollo se agotó. Esto es evidente en la generación joven, que se siente mucho menos atraída por los valores materiales. Para un despertar total, sólo faltan algunas epidemias más, como el coronavirus. Y por supuesto, vendrán, porque nosotros mismos las despertamos con nuestra actitud.2

Quiero ser incluido en Adam HaRishon, en el sistema común donde todas las almas están conectadas. Quiero sentir almas, no cuerpos, vivir en una sola alma. Debo ser consciente de mi despertar, si lo tengo, porque es un regalo genuino de arriba, el despertar de una parte de la divinidad desde arriba.

El mundo necesita un cambio de dirección porque está perdido y no sabe a dónde ir. Estos no son sólo signos de la última generación. Esta es nuestra realidad.

Todos los que quieran conocer su alma, están obligados a conectarse con otras almas. Así reunimos el alma de Adam HaRishon y después de unir todas las partes, sentiremos la vida espiritual dentro de ellas.3

De la 1ra parte de la lección diaria de Cabalá 25/ene/20, Preparación para el congreso, parte 1

1 minuto 30:30

2 minuto 46:55

3 minuto 1:11:05

Material relacionado:
Una nueva vida #662 – Extremismo o complementación mutua
La misión principal del pueblo de Israel
La tarea de la humanidad

Por qué el estrés entre médicos en su lugar de trabajo puede conducir al suicidio

KabNet publicó mi nuevo artículo: «Por qué el estrés entre médicos en su lugar de trabajo puede conducir al suicidio«

Si un problema como el suicidio, ya es tan angustiante en sí mismo, el suicidio entre médicos es particularmente preocupante. Cientos de médicos se quitan la vida cada año a una tasa de más del doble que el de la población general.

¿Por qué tantos médicos, una profesión ampliamente respetada y bien remunerada, terminan suicidándose?

Doctores o más específicamente médicos, a menudo se encuentran bajo presión muy aguda, limitaciones de tiempo muy estrictas y se enfrentan a casos más allá de su capacidad de manejo. Aunque están entrenados para actuar con un intelecto agudo y una calidez amistosa, algunos simplemente no pueden soportar la carga y enfrentan profunda depresión y estrés.

Asumen los problemas de sus pacientes y  al hacerlo, los mismos médicos se convierten en pacientes. Su dedicación les impide abandonar su trabajo, pero el peso mental y emocional que soportan los sofoca. Algunos llegan a tal desesperación que no ven otra opción que renunciar a la vida.

“Sólo la conexión positiva en el cuerpo de la sociedad humana tiene poder para curar los sistemas de nuestra vida, desde el cuerpo humano hasta los confines más distantes de la sociedad”.

Recientemente, en enero de 2019, un interno en el Centro Médico Soroka en Beersheva, Israel, puso fin a su vida. Se convirtió en el cuarto médico que se suicida en israelí desde 2018. Los otros tres eran médicos de alto rango. El ambiente agotador y estresante de tratar con salas de emergencia abarrotadas, atender a pacientes que pueden provenir de poblaciones difíciles, así como un trabajo que exige realizar cirugías, capacitar a pasantes, trabajar largas horas en departamentos congestionados, rodeados de enfermedades infecciosas durante sus largas horas de trabajo, todo pasa factura.

La profesión médica tiene una responsabilidad sobre sus hombros, más allá de su capacidad de sobrellevarla. Cada año los profesionales de la medicina intentan servir a los enfermos que necesitan ayuda y comportarse como ángeles del cielo, pero sucede que también son mortales de carne y hueso.

En Israel, el sistema de atención médica padece, a pesar de no carecer de fondos. Los pacientes, a menudo esperan en largas filas para que alguien los libere del dolor. Médicos, enfermeras y personal de hospital trabajan dedicada y devotamente, día y noche, para garantizar la salud de todos. Pero, las enfermedades se vuelven más agresivas, los pacientes requieren más trabajo agotador y los medicamentos son menos efectivos. En última instancia, los médicos se sienten confundidos y luchan contra una abrumadora complejidad, en todos los ámbitos.

Quizá, una situación tan desesperada nos obligará a reconocer la enfermedad única y definitiva, que necesita sólo una cura.

Cuando no hay conexión positiva entre los “órganos” de la sociedad humana, cuando fallamos en pensar y actuar con consideración mutua, nuestro “cuerpo social” enferma y muere y con él, también nuestros cuerpos físicos. Sólo la conexión positiva en el cuerpo de la sociedad humana tiene el poder de curar los sistemas de nuestra vida, desde el cuerpo humano hasta los confines más distantes de la sociedad.

El cabalista Yehuda Ashlag, reconocido como el más grande cabalista del siglo XX, escribió lo siguiente sobre este fenómeno:

“Observando la vida, vemos que el proceso de una nación es igual al proceso de un individuo. El funcionamiento de cada uno dentro de la nación, es como el funcionamiento de los órganos en un cuerpo. Debe haber armonía total entre los órganos: los ojos, ven y asisten al cerebro para pensar y consultar, las manos trabajan o luchan y las piernas caminan. Así, todos están en guardia y hacen su papel. Así mismo, los órganos del cuerpo de la nación (consejeros, empleadores, trabajadores, transportistas, etc.) deberían funcionar en total armonía. Son necesarios para la vida normal de la nación y para una existencia segura.

“Así como la muerte natural del individuo es resultado de la falta de armonía entre sus órganos, el declive natural de la nación es resultado de alguna obstrucción entre sus órganos, como testificaron nuestros sabios (Tosfot, Baba Metzia, capítulo 2), “Jerusalén fue arruinada por el odio infundado que existía en esa generación”. En ese momento, la nación fue invadida y murió, sus órganos se dispersaron en todas direcciones”. Yehuda Ashlag, La Nación.

La separación causa, tanto la muerte del cuerpo humano como la de la sociedad. Todas las partes que componen cualquier sistema delicado deben estar en relación simbiótica perfecta. El espíritu de consideración y responsabilidad mutua debe fluir entre todas las partes de todos los sistemas para su funcionamiento saludable.

Para lograr relaciones así, se requiere un proceso de curación profunda, arraigado en la sociedad en su conjunto, uno en el que no sólo los médicos, sino todos, vigilen día y noche para ayudar a cualquier persona en apuros.

En resumen, sólo podremos asegurar nuestra sociedad con médicos sanos mental y emocionalmente y cuando aceptemos nuestra responsabilidad de construir una sociedad emocionalmente sana, con relaciones humanas positivas, por encima de todos los procesos de división.

Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá

The Times of Israel publicó mi nuevo artículo «Causa y solución más profundas del coronavirus, según la Cabalá«

Surgieron signos de caos total en Wuhan, China, la ciudad donde el coronavirus comenzó a extenderse. 60 millones de ciudadanos están bajo toque de queda, las escuelas en toda la región están cerradas hasta nuevo aviso y las autoridades recomiendan evitar cualquier contacto innecesario con otras personas, incluso darse la mano. La extraña plaga también se extendió con rapidez más allá de las fronteras de China, causando pánico en todo el mundo.

Si vemos esta situación con la lente de la sabiduría de la Cabalá, no hay nada nuevo. Todo se desarrolla de forma natural. La línea de pensamiento egoísta incrustada en nosotros nos hace imaginar un mundo fijo e inmutable, donde sólo nosotros, los humanos nos movemos en nuestra realidad. Nos colocamos en el centro del mundo e imaginamos que, con nuestra naturaleza egoísta y miope, tenemos control sobre el sistema de la naturaleza. Sin embargo, brotes como el coronavirus nos muestran que este no es el caso.

Con nuestros cinco sentidos de percepción, no podemos ver que las variaciones que suceden en nuestro mundo en constante cambio, ahora se desarrollan con una trayectoria negativa hacia nosotros. En nuestra ignorancia, desafiamos a la naturaleza.

La materia prima de la creación, denominada en la sabiduría de la Cabalá, “deseo de disfrutar”, está en constante crecimiento. En los humanos, este deseo se expresa con una cualidad egoísta adicional, nuestro objetivo es satisfacer ese deseo de disfrutar a expensas de los demás. Por eso, presumimos nuestra importancia personal, nos separamos mental y emocionalmente unos de otros. Los cabalistas describen nuestra tendencia destructiva y egoísta de disfrutar a expensas de los demás como, “inclinación al mal”.

Con esta naturaleza tan egoísta, nos encontramos ante una seria paradoja: por un lado, es natural desear disfrutar, estar en reposo y usar a cualquiera y cualquier cosa, para lograr lo que imaginamos que es agradable. Por otro lado, si no cubrimos la inclinación al mal con una buena inclinación, con la intención de beneficiar a los demás, nos estamos preparando para la autodestrucción.

El ritmo de expansión de la epidemia de coronavirus debe verse como advertencia para que seamos conscientes de que estamos a punto de enfrentar desafíos de la naturaleza que serán inmanejables. Hasta hoy, el desequilibrio entre las fuerzas del bien y del mal, es decir, entre el deseo de beneficiar a los demás y el deseo de disfrutar sólo en beneficio propio, surgió lenta y gradualmente con pequeños incrementos. A ese ritmo pausado, tuvimos tiempo suficiente de desarrollar anticuerpos para combatir las mutaciones, aunque sólo fuera temporalmente.

Sin embargo, con esta tasa de cambio acelerada exponencialmente, podríamos enfrentarnos a plagas funestas en el futuro, a menos que aprendamos a equilibrar nuestras cualidades: nuestra inclinación humana de vivir a expensas de otros, con la característica de la naturaleza que exige conexión altruista con todos los aspectos del ambiente, incluido el hombre. Por el momento, tontamente nos enfrentamos a la naturaleza, la batalla está perdida.

No hay crueldad por parte de la naturaleza. La naturaleza opera con leyes fijas y absolutas para llevarnos al estado perfecto, equilibrado y armonioso. Por lo tanto, sólo necesitamos determinar cuál es nuestro papel en naturaleza y tratar de convertirnos en un elemento activo y útil.

Nuestra misión clave en el sistema de la naturaleza es funcionar como un componente esencial que trae equilibrio al mundo, abrazando la ley primaria de la naturaleza, “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.

Según la sabiduría de la Cabalá, cuando tratamos de conectarnos con hilos de amor, nos alineamos con la fuerza positiva de la naturaleza y nos volvemos similares a ella. Al hacerlo, formamos un “virus de amor” que surgirá entre nosotros y se propagará a través de nosotros a la naturaleza en todos sus niveles, inanimado, vegetal, animal y humano. En resumen, las conexiones humanas positivas, en las que cada uno aspire a beneficiar al otro, equilibrarán todos los males del mundo.

Cambia tu actitud hacia el mundo

Pregunta: Algunas personas, al sentir una carencia, automáticamente se sienten infelices. Es decir, existe un modelo extendido en la sociedad en el que la felicidad es alegría y placer continuo. No debe haber sufrimiento en mi vida ¿de dónde viene ese modelo? 

Respuesta: Es una forma equivocada de felicidad, una forma de pedir y una educación equivocadas. No conocemos nuestra naturaleza y desafortunadamente, somos infelices. 

Si entendiéramos quiénes somos y qué somos, podríamos formarnos a nosotros mismos. de manera que nuestra estructura y actitud hacia cualquier estado sería perfecta. 

Esto es lo que hace Cabalá. No cambia al mundo, no dice que tienes que cambiar algo a tu alrededor. Debes cambiar tu actitud hacia el mundo. Así serás felíz. Y estarás en un estado absoluto.
[258058]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 15/dic/19

Material relacionado:
La maldición material de la humanidad
El resultado de una educación incorrecta
¿Cómo podemos ser felices?

Significado de la vida, parte 8

Elevaremos sus deseos al Creador con nuestra intención

Pregunta: ¿Podemos revelar al Creador con personas que no buscan el significado de la vida?

Respuesta: No.

Pregunta: Eso significa que debe haber un grupo con una meta común, entonces ¿para qué son los otros 8 mil millones? 

Respuesta: Otros gradualmente sentirán que no encuentran ningún significado en su vida, que necesitan algo, aun cuando tal vez no sea el alcance del Creador. Sin embargo, sentirán y descubrirán todo tipo de cualidades negativas, aspectos negativos en su vida y para liberarse de esa negatividad, incluso ellos tendrán que reunirse en grupos que buscan al Creador. No en este nivel, sino a un nivel inferior. 

El significado de la vida es el destino, sólo de un pequeño grupo. Los restantes 8 mil millones anhelarán al Creador por varias razones. Por ejemplo, porque necesitan proveer para sus hijos, familia, etc. No no tendrán la pregunta acerca del significado de la existencia. 

No obstante, sus aspiraciones por ciertas metas materiales, serán suficientes, porque entrarán en nuestros deseos, incluso con sus deseos egoístas y podrán elevar sus deseos al Creador con nuestra intención. 

Es suficiente si simplemente saben que existe una meta y que necesitan acostumbrarse gradualmente, adaptarse. Es suficiente para hacer que esta meta se manifieste en las masas, incluso sin que eleven sus intenciones al altruismo. Porque nosotros les daremos nuestra intención y ellos nos darán sus deseos.
[255843]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 14/ene/19

Material relacionado:
De la difusión externa a la revelación del Creador
El efecto de la masa crítica
Sufriendo debido a una vida sin sentido

Lección diaria de Cabalá – 5/feb/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: «Grito en común al Creador» (Preparación para una congreso en Arava)
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «Introducción al Talmud Esser Sefirot«, punto 118
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Escritos de Baal HaSulam, «Beit Shaar Hakavanot»,  «La casa de la Puerta de las Intenciones, punto 25
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora   Audio: Reproducir ahora