¿Contribuyo al avance espiritual de los demás?

El logro espiritual no depende en absoluto de la persona misma, sino de su contribución al avance de los demás. De lo contrario, ¿qué es su espiritualidad? Pues, nuestras acciones son para otorgar, es decir, acciones del Creador, ayudar a otros a recibir permiso para que entren en la espiritualidad. Hacemos esfuerzos para convertirnos en canal para despertar al amigo.1

Orar por el amigo es querer que el Creador le ayude. No necesitas entrar en detalles ni decirle al Creador exactamente cómo ayudarle. Rezo por el amigo si estoy dispuesto a darle mis Kelim para que se eleve y se corrija por su cuenta. Es decir, me convierto en canal de conexión para él.

¿Cómo puedo convencer al Creador para que me ayude? En la época de Teraj, padre de Abraham, se pagaba el sacerdote para comprar protección superior. Era la técnica de Teraj y la adoptaron todas las religiones y creencias. El método de Abraham es diferente, dice: «¡Sólo amor!» Si quiero lograr espiritualidad y otorgamiento, pido por mis amigos y el Creador me ayuda.

No buscamos desesperarnos del trabajo, pero cuando sentimos desesperación, la debemos percibir como buena señal. De hecho, se sabe que la desesperación es el Kli verdadero. Si nos desilusionamos de nuestras habilidades, se revela un deseo sobre el que no tengo poder en absoluto. Y así puedo pedirle al Creador satisfacción del deseo.

Desesperación es señal de que no tengo ningún poder sobre mi deseo. El Creador lo ilumina de tal modo que veo que no puedo corregirlo. Pero puedo recurrir a Él. Tal vez no logro hacer frente a la decepción y caigo, no importa. Se dice: «Un justo cae mil veces y se levanta». Digamos que caigo, pero tendré experiencia en caer y levantarme. Sabemos que cuando el bebé aprende a caminar, cae y se levanta muchas veces.

Nos acercamos al éxodo de Egipto, por eso, cada paso es más alegre y más difícil. La salvación está sólo en nuestra unidad.

Para mí, lo principal es actuar de tal forma, que al menos de satisfacción al Creador. Incluso si no abandono el camino, ya Le doy placer. El Creador, por así decirlo, me empuja y me obliga a renunciar, pero me quedo a pesar de mis decepciones. Y al hacerlo, ciertamente le doy contento.

De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 7/feb/20, Discurso para la finalización del Zóhar

1 minuto 16: 20

2 minuto 20:30

3 minuto 34:45

4 minuto 44:00

Material relacionado:
La velocidad del avance espiritual
Uno por el bien de los demás
Nada es peor que la indiferencia

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta



Entradas Previas: