entradas en '' categoría

Mis pensamientos en Twitter, 16/mar/20

Si el #coronavirus termina en un par de meses, el mundo volverá a su rutina. Pero si dura más, los países tendrán que unirse para sobrevivir, olvidar el cálculo de su #ego. ¡Quizá sólo así, frente a la muerte, la humanidad acepte cambiar su camino malo por una buena conexión…

¡No son enfermedades lo que te envío! Lo que ves como enfermedad son tus errores. Sin embargo, si me atribuyes todos tus estados, ¡descubrirás que no son enfermedades, sino correcciones para que te acerques a mí!
(Sanedrin, 101.1) Ver la clase del 16/mar/20.
http://bit.ly/2Won2pj

La epidemia de coronavirus inició una emergencia global y una revolución. ¡Un virus microscópico acaba nuestras estructuras poderosas e inquebrantables, desde su raíz!
Los países cierran fronteras. El mundo se esconde en casa, tras las puertas cerradas. El enemigo emerge a un nivel inaccesible…
#coronavirus #epidemia

Un pequeño virus rompe los lazos ventajosos que construimos para obtener beneficio de los demás, explotar, competir. Como la naturaleza busca restablecer el equilibrio correcto, se opone a la naturaleza de nuestro ego que quiere usar al mundo en su beneficio…
#ego #naturaleza

Aunque tenemos alto nivel de progreso y prosperidad material, carecemos de #conexiones humanas. No podemos formar una sociedad normal ni criar adecuadamente a los niños. La naturaleza nos muestra que sólo el ego necesita ser curado y revela un virus, ¡es la esencia de la #crisis!

El desarrollo humano nos obliga a ser conscientes de nuestra #conexión y #dependencia mutua. Al intentar detener la epidemia, los países cierran, tratan de aislar a la gente y destruir la conexión. Eso nos condena a una existencia pobre, como si regresáramos a la prehistoria…

El hombre usa a otros para su ventaja: eso destruye el sistema integral de la #naturaleza. No se puede saciar el deseo del #ego. El sistema global integral de la naturaleza no está de acuerdo y produce anticuerpos que no permiten que el hombre destruya los sistemas naturales …

Sólo puede haber desarrollo si hay interconexión en la naturaleza. El universo y la #Tierra: la naturaleza inanimada, plantas, animales y humanos son parte de un mecanismo y dependen unos de otros. En este sistema funciona una ley que exige que cada parte complemente a las otras.

Hasta la partícula más diminuta del universo está conectada al campo universal de #conexión, todos los elementos, en todos los grados. La conexión más importante está en el grado humano, en el grado del #pensamiento, es decir, en las relaciones: ¡eso determina y lo gobierna todo!

La naturaleza es una ley integral que une a todos sus elementos y no permite que ninguno impere, todos cuidan la conexión con las otras partes. Tan pronto como nos enterramos en nuestro ego, sentimos resistencia en la gente, la sociedad y la naturaleza.
#interdependencia #unidad

El virus expuso la conexión engañosa de los estados miembros de la UE. En lugar de actuar en colaboración, los estados miembros están cerrando su propia frontera. El virus exhibe la falsa alianza: fue sólo parcial y económica, es egoísta ¡las naciones no se unieron!
#UniónEuropea
De Twitter, 16/mar/20

Material relacionado:
Mis pensamientos en Twitter, 14/mar/20
Mis pensamientos en Twitter, 13/mar/20
Mis pensamientos en Twitter, 12/mar/20

Vacuna contra el coronavirus

El coronavirus ya se extendió a ochenta países y nos muestra que dependemos unos de otros. Estamos investigando la forma en la que los virus se transmite de una persona a otra, en aviones o por contacto físico. 

Pero en realidad, no se dispersan así, sino con nuestros pensamientos. Pues, estamos conectados en un solo campo y si pienso mal de ti, con mis pensamientos despierto pensamientos en ti que causan todo tipo de manifestaciones y consecuencias en ti. 

Este fenómeno es conocido por los que se dedican a la seguridad internacional. La ciencia de la Cabalá explica que nuestro pensamiento posee, ya sea el poder más destructivo o la fuerza más benevolente de la naturaleza. Pero desafortunadamente, usamos sólo los pensamientos destructivos. 

Por lo tanto, ni las medidas preventivas en la lucha contra el coronavirus ni la invención de nuevos antibióticos nos ayudará. Si no es este virus, aparecerá otro. Finalmente entenderemos que necesitamos sanar las relaciones entre la gente. Si nuestras relaciones y pensamientos se vuelven buenos, ningún virus surgirá. 

Pensamientos no amables hacia otros o de desunión se visten en el cuerpo humano y se manifiestan como enfermedad. Esta es una enfermedad del más alto nivel, de la cual somos incapaces de defendernos, porque no tenemos poder sobre nuestros pensamientos. No sabemos quién piensa qué y no podemos controlar ni siquiera nuestros propios pensamientos. 

Por eso, es un gran problema. Se nos debería enseñar a controlar los pensamientos para que sean buenos para todos. Es la única manera de derrotar todos los virus. Para esa corrección, necesitamos la ciencia de la Cabalá; no hay otra forma. 

Pues, la naturaleza egoísta humana nos hace pensar sólo en nosotros. Por eso, una ciencia especial, un método único y trabajo en grupo son necesarios para enseñarnos a pensar en otros. Parece muy simple, pero es opuesto a la naturaleza humana. 

Al comenzar a corregirnos, veremos que el mundo cambia en relación a nosotros. Comenzaremos a sentir que existe  un poder especial a nuestro alrededor, llamado Luz superior, que actúa y organiza el mundo de la mejor manera posible. Entramos en esa fuerza y vivimos en ella y así no tememos a ningún coronavirus ni otra enfermedad. 

No hace mucho, organizamos un gran congreso internacional de Cabalá en Tel Aviv. Cada día había más miedo que el ministerio de salud nos prohibiera asistir al congreso. 

Pero al final, fue una enorme reunión de más de 5,000 personas, juntas en una gran ciudad, sentadas juntas, abrazándose, comiendo en la misma mesa, respirando el mismo aire, durante tres días en la misma habitación. Todo el aire estaba lleno de virus, pero nadie se infectó. 

Fue porque con nuestra conexión construimos la vacuna y desinfección más correcta y efectiva. Esto puede servir como ejemplo para la humanidad, de que el poder de la unidad limpia, afirma y santifica todo. 

Por el hecho de querer unirnos en un solo pensamiento, en aras de la meta, creamos un campo de fuerza, cada uno con nuestro propio pensamiento. El pensamiento es poder. Al conectar todas nuestras fuerzas, creamos un campo de fuerzas, que es el campo más elevado que existe en el mundo, físico o biológico. 

Si ponemos este campo por encima de nosotros mismos y queremos que nos conecte y todos queremos conectarnos con ese campo y llegar a ser “como un hombre con un corazón”, todos como amigos y hermanos, nada puede dañarnos. 

Así funciona, porque mi pensamiento es el impacto más elevado que puedo hacer. Que destruye todos los virus que existen por debajo de él en los niveles inferiores: inanimado, vegetal y animal. Este campo irradia amor y unidad y juntos crean una fuerza global positiva que destruye todos los factores negativos. 

Por eso, no hay nada qué temer. Podemos beber veneno, pero si estamos en la conexión correcta con el campo espiritual, nada puede dañarnos. La gente puede protegerse al estar en buen contacto con nosotros y constantemente recibirá un antivirus que los protegerá de la enfermedad ¡Les deseo a todos buena salud!
[261164]
De Kabtv “Mundo. Epidemia del coronavirus”, 3/mar/20

Material relacionado:
El veneno que cura
¿Por qué tenemos problemas?
Una vacuna anti ego

Cuida de los círculos cada vez más grandes de la humanidad

Todo el universo viene de un solo punto. Así, el Creador, la fuerza superior de otorgamiento, se revela en relación a los seres creados. El Creador es el punto central de la creación. La sabiduría de la Cabalá surge a partir de los alcances que el ser humano ha tenido de la fuerza superior. Si seguimos el consejo de los cabalistas, podemos alcanzar las mismas revelaciones. Cabalá es una sabiduría práctica, genuina, que busca la revelación del Creador. 

Sólo podemos ver lo que recibimos del Creador y es la base de toda nuestra sabiduría. Así es como descubrimos lo que nos impide revelar al Creador: nuestro ego, el deseo de disfrutar que nos limita. Al principio no sentimos ningún impedimento en el egoísmo. Sin embargo, cuando intentamos reconocer y sentir la fuerza superior que actúa en nosotros y percibimos la barrera, nuestra incapacidad para comprenderla con mente y corazón, entendemos que la causa está en la fuerza egoísta que se resiste a la revelación del Creador.

Pero, después de la corrección, la fuerza del ego, de ser mala, dañina y de ocultamiento, pasa a ser lo opuesto, una fuerza de revelación, que se vuelve nuestra ayuda. Al restringir este egoísmo, cubriéndolo con una pantalla y  aumentando la Luz reflejada, podemos revelar al Creador en esa Luz: la cualidad de otorgamiento, amor y conexión —todas las propiedades que por naturaleza, no poseemos. 

La fuerza de ocultamiento se convierte en fuerza de revelación, la fuerza de rechazo se convierte en fuerza de conexión y nos encontramos ante el Creador.  Al mismo tiempo, descubrimos que nos volvimos semejantes a Él, después de todas las correcciones que recibimos. Así se revela nuestra conexión con el Creador. Conforme alcanzamos los grados de perfección, llegamos a conocer al Creador y sentimos que toda la Luz, toda el alma general, brilla en cada uno de nosotros. 

No obstante, la fuerza de rechazo es necesaria; pues gracias a ella, ocurre la revelación.1

Tengo miedo de caer, siempre debo cuidar la forma de renovar nuestra conexión. Aquí no funciona la fuerza de la inercia. En cuanto dejo de hacer mi esfuerzo, inmediatamente me detengo. Así que, incluso para permanecer en el mismo estado, tengo que pensar cada segundo en cómo renovarlo. Aún más, si quiero fortalecer ese estado, debo buscar constantemente la forma de agregar amor y conexión y de despertar a los demás, para que sientan un nuevo sabor, una fuerza adicional.    

Al temer el descenso, sigo agregando esfuerzo y cada segundo, siento un poco más de aire, más sabor. Es una sensación muy importante que constantemente agrega sabor a la suma.2

Al grado en que pienso en el avance del grupo, acelero mi avance en espiritualidad. Al expandir cada vez más mi vasija espiritual (Kli) y cuidar de círculos cada vez más grandes, hasta que cubra a toda la humanidad, cambio más rápido. Es un sistema muy simple; el único problema es que el egoísmo no nos permite actuar.3
De la lección 5 del Congreso en el desierto 2020, “Conectando con el punto central”.
1 minuto 0:20
2 minuto 1:13:30
3 minuto 1:42:05

Material relacionado:
Dispuestos para la revelación del siguiente grado
La batalla por la independencia del egoísmo
Entre ocultación y revelación

Consejos de Cabalá – 12/ene/2020

Pregunta: ¿Después de que alcance el propósito de la creación y lea el guión del director de mi vida, el Creador, podría aburrirme y desinteresarme de la vida? 

Respuesta: No te preocupes. No puedes siquiera imaginar lo que se abrirá ante ti ¡Tales alturas, vacíos, escenas y oportunidades! Este no es nuestro mundo en absoluto. Así que, intenta salir de aquí lo antes posible. No hay nada peor que este mundo. 

Pregunta: ¿Qué significa sentir a un amigo? ¿lo entiendo o siento su deseo? ¿cómo sentiré que el Creador es mi amigo? ¿o hablamos aquí de otras nociones? 

Respuesta: Comenzarás a sentir tanto a los amigos como al Creador, mucho más cerca, mejor y de forma más aguda que ahora. 

Pregunta: Usted dijo en la lección que, con el fin de llegar a esa libertad, se necesita alcanzar la parte media de Tiferet. Ahora dice que el Creador no es ni la línea izquierda ni la línea derecha ¿cómo puedo conectar en uno solo la parte media de Tiferet y el hecho de que el Creador es la línea media? 

Respuesta: No puedes. Sólo te confundirás. Es mejor olvidarlo. Deja tu conocimiento de lado. Ahora es más importante entender a qué sensaciones debemos de llegar. 

Pregunta: ¿Tenemos oportunidad de alcanzar la espiritualidad al estudiar solos y no en decena? 

Respuesta: No tienes ninguna oportunidad del alcance espiritual si estudias solo. Lo vemos en nuestro desarrollo en el mundo de hoy. 

Pregunta: ¿Es posible alcanzar al Creador en una decena virtual? 

Respuesta: Por supuesto que es posible. 

Pregunta: ¿Una decena son las diez Sefirot

Respuesta: Sí. La decena correcta en su estado correcto son las diez Sefirot

Pregunta: ¿Se puede decir que el Creador quiere darnos todo y podemos recibir sólo lo que estamos dispuestos a dar de regreso? 

Respuesta: Por supuesto. 

Pregunta: Si no tengo amigos, mucho menos diez amigos y como usted dijo, sin ellos es imposible avanzar, ¿debo buscarlos conscientemente? 

Respuesta: Debe haber al menos dos. 

Pregunta: ¿Por qué tenemos dudas con respecto a ciertas decisiones en nuestro mundo? ¿por qué siempre dudamos? 

Respuesta: Las dudas son necesarias para organizarnos correctamente. 

Pregunta: ¿Dónde se acumulan los esfuerzos por unirse? 

Respuesta: Se acumulan alrededor del corazón y forman el corazón general, un saco alrededor del corazón. 

Pregunta: Con respecto a la luz que necesitamos recibir, ¿a qué tipo de luz se refiere? 

Respuesta: Quiero decir la propiedad de otorgamiento llamada “Luz” o “Creador” o “fuerza positiva superior”

Pregunta: ¿La revelación del Creador y cruzar la barrera (Majsom) ocurren en toda la decena o tal vez en alguno de los amigos? 

Respuesta: Podría suceder sólo con algunos de los amigos, en diferentes cualidades, en diferentes aspectos, no necesariamente con todos al mismo tiempo. Porque la decena es diferente para cada uno. 

El alcance aún es individual, aun cuando sucede a través de la unión con otros. 

Pregunta: ¿Nuestro avance en el grupo está siempre asociado con la curva senoidal: más-menos, caídas-ascensos? ¿se puede decir que mi ascenso al siguiente grado espiritual más elevado, está siempre asociado con ciertos, digamos, dolores de parto espiritual, cuando una persona existe en completa oscuridad y vacío? ¿o se puede experimentar la sensación de felicidad y alegría? 

Respuesta: Dijiste todo correctamente. No tengo nada qué añadir. ¡Bien hecho!
[260397]
De Kabtv “Fundamentos de Cabalá”, 12/ene/20

Material relacionado:
Consejos de Cabalá – 29/dic/19
Consejos de Cabalá – 22/dic/19
Consejos de Cabalá – 15/dic/19

¿Por qué necesitamos tanto optimismo como pesimismo?

Vivimos en un mundo dual. Cada cualidad que vemos tiene su opuesto correspondiente, es decir, izquierda-derecha, hombre-mujer, oscuridad-luz, etc. De acuerdo con esta división natural, la gente se puede definir como optimista o pesimista. Cada persona también puede ser optimista y pesimista en diferentes proporciones.

¿Para qué necesitamos algo que tiene su opuesto? ¿no sería mejor si todos fueran optimistas?

Aunque los investigadores dicen que los optimistas triunfan más rápido y viven más, la humanidad tiene que ser variada. Va incluso más allá del dualismo. Cuando escuchamos una sinfonía o vemos un mosaico, las diferencias son lo que lo hacen hermoso y único.

Lo mismo para nosotros. Actualmente, por nuestra actitud negativa, nuestras diferencias se convirtieron en motivo de rechazos y de comentarios desagradables. Sin embargo, si en el futuro cercano, la humanidad aprende a elevarse por encima de sus relaciones negativas, todos podremos ver la belleza de nuestras diferencias, pues es nuestro complemento, enriquece la conexión y la hace armoniosa. Cuando optimistas, pesimistas y gente de diferente origen y opinión se une, creará una forma que se ajuste a la naturaleza y traerá equilibrio al mundo.

Entrenamiento psicológico o Cabalá?

Pregunta: Recientemente regresé de un viaje a Asia, donde estudié qué es estar sin pensamientos. En este estado, comencé a conocer gente y a darme cuenta de que podía sentirlas, saber lo que quería y lo que yo le quería dar. 

Cuando empecé a practicarlo más, comencé a sentir este maravilloso estado interno que se genera entre nosotros, que se transmite a todos los que están cerca ¿es de esto, de lo que usted habla, cuando se refiere a la Luz interna? 

Respuesta: No. No es lo mismo. Tu hablas de estados psicológicos y yo hablo de espirituales

Primero, cuando estudies Cabalá, verás que no es lo mismo. 

Segundo, para sentir lo que experimentas, no necesitas superar tu egoísmo ni ir por encima de tu naturaleza. Ese entrenamiento psicológico te ayuda de alguna forma a sentir a los demás a un nivel más profundo y nada más. No es la forma de salir de tu ego y no es de lo que trata la Cabalá. 

En nuestro mundo existen muchas técnicas que atraen a la gente. No digo que dejes de hacer lo que te interesa. Participa al mismo tiempo en Cabalá y verás cuál técnica realmente te ayuda a salir de tu egoísmo, de tu naturaleza.
[260121]
De Kabtvs “Fundamentos de Cabalá”, 26/ene/20

Material relacionado:
La Cabalá no involucra la meditación
Meditación Cabalista por el bien de la Unidad
¿Qué es meditación cabalística?

“¿Tenemos el destino predeterminado?” (Quora)

Michael Laitman, en Quora: “¿Tenemos el destino predeterminado?

Según la sabiduría de la Cabalá, todo está predeterminado. 

La naturaleza es una red de leyes fijas que descienden en forma cascada de una fuente y se extienden hasta el más bajo de los mundos, este donde vivimos. 

Nada pasa por casualidad. Todo tiene lugar de acuerdo a las leyes de la naturaleza. 

Nuestro problema es que desconocemos las leyes de la naturaleza. No tenemos idea de lo que sucederá al momento siguiente y así nos comportamos. 

Sin embargo, aunque no percibimos las leyes de la naturaleza, necesitamos alcanzar un estado en el que lo hagamos, entendamos, revelemos y abramos todo, donde claramente veamos la imagen completa de la naturaleza y que nada sucede por casualidad. 

El método para alcanzar la imagen completa de las leyes de la naturaleza está descrito en los textos cabalistas, muchos de los cuales datan de hace miles de años. 

En términos de destino, es una fuerza que nos guía. Existe el destino, pero no por casualidad. El destino usualmente está en relación a una situación, es decir, donde se dará o no una situación determinada.  

Si conocemos las leyes de la naturaleza, el programa que rige nuestra vida, sabremos lo que necesitamos para salir de ese programa y, que nada es casualidad.  

Al estudiar la sabiduría de la Cabalá, llegamos a comprender y sentir las leyes básicas que actúan en la realidad. 

Mientras más progresamos en nuestra conciencia de la red de fuerzas que actúan en la realidad, más reconocemos el sistema de interconexión e interdependencia que nos vincula, desde nuestras raíz. En la sabiduría de la Cabalá, este sistema se conoce como “Adam HaRishon”. Con nuestra conciencia creciente del sistema, alcanzamos mayor identificación con la fuerza de la causalidad que creó y sustenta la vida, que en Cabalá tiene muchos nombres, incluyendo “fuerza superior”, “Creador”, “Luz superior”, “naturaleza” y otros. 

Cuando el sistema de Adam HaRishon se revela, de acuerdo al nivel de revelación, adquirimos conocimiento de pasado, presente y futuro, como si todo se uniera en una sola imagen.

Coronavirus: ¿una bendición disfrazada?

Thrive Global publicó mi nuevo artículo: «Coronavirus: ¿una bendición disfrazada?«

 

 

 

 

 

 

 

Soccer Football – Campeonato Gaucho – Gremio v Sao Luiz – Arena do Gremio, Porto Alegre, Brazil – March 15, 2020 Gremio players wearing masks before the match is played behind closed doors as the number of coronavirus cases grow around the world

REUTERS/Diego Vara

La vida volverá a la normalidad después del coronavirus, pero la normalidad no será lo que conocemos. Después de que desaparezcan los síntomas de abstinencia del abuso del consumismo, la gente despertará a una nueva realidad. Mientras más tiempo le tome a la humanidad superar COVID-19, más diferente será la vida posterior.

El mejor escenario predice que la vacuna contra el virus estará disponible a fines de 2020, ¿cuántas empresas sobrevivirán a un cierre forzado durante tanto tiempo? ¿cuántos lugares de recreación y entretenimiento pueden permanecer cerrados durante tantos meses? Y lo más importante, ¿cómo será nuestra vida sin todo eso?

En mi opinión, no será la aniquilación total de la recreación ni del entretenimiento, pero habrá mucho menos y de diferente forma, ¿puedes imaginarlo? ¿puedes imaginar una vida que no sea perseguir placeres ficticios que casi siempre terminan en soledad, lo que nos lleva a buscar el siguiente placer prometido, sólo para encontrar la siguiente promesa rota? ¿qué nos deleitará cuando la búsqueda inútil y fútil de satisfacción sea detenida por causa de fuerza mayor?

En este momento, hay más preguntas que respuestas en torno a la pandemia de COVID-19. Más allá de las obvias, cuándo se encontrará la vacuna, el germen activó preguntas muy profundas. Por ejemplo, dejamos de contaminar el mundo, al frenar de manera tan radical vuelos, transporte y producción, nuestra huella de carbono se redujo drásticamente, mejoró la calidad del aire, disminuyó el agotamiento de los recursos naturales y en general, hace que la humanidad sea un sueño hecho realidad para los entusiastas del medio ambiente, como Greta Thunberg y los millones de personas que sufren por el daño que le estamos causando al planeta. Viéndolo así, ¿el virus es tan malo? ¿tal vez es malo para nosotros, pero bueno para el resto de la realidad? Si ese es el caso, entonces, estamos en desacuerdo con la realidad y ciertamente no es bueno ¿cómo llegamos a esto?

Como dije, aún es muy temprano para responder estas preguntas; estamos en lo que los periódicos llaman “una historia en desarrollo”. Pero cuando el polvo baje, no hay duda, veremos una imagen diferente a la de antes de que fuera lanzado al aire.

Algunos puntos de reflexión

Estas son algunas de las cosas en las que reflexiono en estos días:

1. La naturaleza por sí misma, es armoniosa y equilibrada. Cuando se rompe el equilibrio, como cuando hay una sobrepoblación de una especie, la naturaleza encuentra la forma de equilibrarse, aumentando el número de depredadores de esa especie o eliminando el exceso de animales de una u otra manera. Si la naturaleza parece intentar sacrificarnos, creo que deberíamos preguntarnos por qué lo hace ¿nos hemos vuelto tan perjudiciales que se ve obligada a desechar a algunos de nosotros?

2. Si el virus es la forma en la que la Naturaleza sacrifica a la humanidad, ¿implicaría que si no nos comportáramos tan mal, el virus no hubiera sucedido?

Hay preguntas aún más profundas que podemos hacer:

1. Hasta ahora, el coronavirus ha sido bastante “gentil” con nosotros. El número de víctimas es relativamente bajo y los síntomas, la mayoría de las veces, son leves. Al mismo tiempo, vemos que de alguna manera, el virus desenreda todos nuestros lazos; nos está aislando, desajustando nuestra forma de vida anterior, aunque no nos amenaza con matarnos de hambre, ¿qué significa eso, para nosotros? ¿podría ser la forma en la que la naturaleza nos dice que el problema radica en nuestra conexión? Si fuéramos más empáticos y más considerados entre nosotros, ¿influiría eso en la enfermedad? Tal vez no sería así y deberíamos haber sido más empáticos y considerados desde antes. Ahora, es demasiado tarde, tendremos que salir de la tormenta e intentar ser diferentes cuando termine. Pero, tal vez sería…

2. Además, la naturaleza, como dijimos, es equilibrada. Pero los humanos, es evidente que no lo son. Somos condescendientes con la naturaleza, somos condescendientes entre nosotros y nunca dejamos de jugar. Pensamos, que nadie piensa, que somos superiores a la Naturaleza, que podemos vencerla si sólo nos esforzamos lo suficiente y durante suficiente tiempo ¿pudiera esta incongruencia entre la naturaleza general y la naturaleza humana, ser la causa del brote?

De una forma u otra, el virus, a su manera, es una bendición disfrazada. Necesitamos reflexionar y hoy hay tanta gente preguntando o simpatizando con quien pregunta, que me hace sentir optimista. Vamos a encontrar una vacuna contra el coronavirus, pero la pregunta que más me inquieta es, si vamos a encontrar una vacuna contra la enfermedad que nos ha afectado durante siglos: nuestra naturaleza humana egoísta.

Lección diaria de Cabalá – 16/mar/20

Preparación para la lección
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Lección sobre: “Pesaj (Pascua)”
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora

Destacados seleccionados
Video: Reproducir ahora  Audio: Reproducir ahora