¿Cómo será el mundo después de la epidemia?

Después de la epidemia del coronavirus, el mundo será diferente y nuevo. El virus vino para limpiar nuestra la basura. No es dañino para la naturaleza. El virus deja espacio para que aparezca la bondad.

Toda la basura que llena la sociedad humana que construimos será removida y nos dará oportunidad de llenar nuestras relaciones con amabilidad y amor. De construir un mundo hermoso y brillante para nuestros hijos y nietos.

Esperemos poder hacerlo y no arrastrar nuestro odio y competencia al nuevo mundo, es decir, el proceder con el que destruimos el globo y nos condenamos a muerte por desastres climáticos y guerras. En este momento, podemos construir un mundo nuevo.

Los gobiernos están invirtiendo millones de dólares con la esperanza de regresar al pasado. Pero Dios no quiera que no regresemos a nuestro estado anterior. No creo que sea bueno para ningún país. Pues, incluso antes del virus, ya estábamos en crisis, enfrentábamos amenazas de guerra, colapso financiero e industrial, la confrontación entre Estados Unidos, Rusia, China y Europa crecía.

No debemos volver al viejo mundo; no había nada bueno para ciudadanos ni países ni ejércitos ni finanzas ni industria ni comercio. Devastamos el mundo sacando todos sus recursos. No debemos permitir, siquiera, pensar en volver al mundo de ayer; solo un loco puede pensar así.

Nadie disfrutaba esa vida; Nos engañamos a nosotros mismos pensando que estábamos bien. Pero, ¿qué tenía de bueno? ¿Qué vimos en esa vida? Ahora es el momento de sacar a la sociedad humana de toda la basura con la que estaba obstruida. A medida que llenamos los océanos con desechos plásticos y radiactivos, también ensuciamos a la sociedad humana.

Necesitamos construir un mundo nuevo, uno bueno. Dejemos que este virus nos ayude a pensar y darnos cuenta de en dónde estamos. En comparación con los problemas que nos amenazaban antes, la epidemia no es nada. Es una gran misericordia del Creador que nos corrija de modo tan gentil.

No regresemos al viejo mundo, avancemos a uno nuevo, en el que no haya que trabajar diez horas al día ni muchas horas de inactividad en embotellamientos ni niños abandonados ni vida en deuda perpetua. Todos juntos demos un paso adelante y no regresemos al viejo mundo. Pensemos en cómo podemos avanzar y, sobre todo, en construir nuevas relaciones.

Ahora estamos en cuarentena y debemos salir como personas nuevas para comenzar a conectarnos de manera nueva. ¿Cuál es esa nueva forma? Si bien nos vemos obligados a quedarnos en casa, obtendremos una enseñanza para vivir en un mundo nuevo, en una sociedad nueva. Todos entendemos que es necesario, así que hagámoslo. De lo contrario, ¿qué clase de mundo le dejaremos a nuestros hijos y nietos?
[261901]
De la 2a parte de la lección diaria de Cabalá 19/mar/20, Destacados seleccionados

Material relacionado:
El desequilibrio que amenaza a la creación
Pandemia global
La envoltura correcta para el mensaje de la naturaleza

Duscusión / Compartir Retroalimentación / Haz una pregunta